lunes, agosto 07, 2006

El Can-cántaro y la Fuente

Vida Diaria

Compré medias en el tren. Y sí, en algún momento iba a suceder: en mi idioma, cuatro pares de medias a cinco pesos quieren decir: “Cómprame; has gastado más dinero en cosas menos útiles, y a menos que las medias estén hechas de hojaldre, no vas a resultar del todo estafado”. La vendedora me ganó por cansancio, seguramente sospechando –y con razón- que sostengo la hipótesis de que cuando todos los pasajeros de un tren le han comprado al vendedor lo que esté ofreciendo, éste se cambia a otro ramal y se deja de joder.

La cuestión es que mis miedos a perder dinero en estas inversiones son infundados por experiencias ajenas, ya que suelo comprar algunas muy pocas cosas en el tren, pero todas ellas me han salido verdaderas joyas. La penúltima adquisición fue un pequeño cortaplumas de acero y aluminio que no sólo no se desafila, sino que conserva su enorme fortaleza en la relación “hoja-mango” a pesar de ser utilizado a diario desde hace meses y haberme costado $1 (un tercio de dólar).

Sé que estas medias (estoy usando uno de los pares, más precisamente el azul) me van a salir buenísimas. Porque cuando compro alfajores, estos salen riquísimos. Y si compro chipá, me toca el que tiene más pedacitos de queso. Ni hablar de la vez aquella en que compré una novela detestable a $5, y al llegar a casa encontré un billete de $10 dentro de la misma…

35 Comments:

Blogger Cronida dijo:

Las medias son traicioneras Mantis! La primera vez que te pongas cada par vas a creer que estaban destinadas a vestir tus pies... Pero no! Una vez que las laves y te las vuelvas a poner te vas a acordar de la madre de la vendedora!
Con la comida pasa otra cosa... Ah no ser que estén vencidos (OH malditos bocaditos toffy, que mal me cayeron) los vas a disfrutar.

lunes, agosto 07, 2006 9:39:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Comprar alimentos en los trenes es un arma de doble filo: la mayoría no están vencidos sino que se encuentran muy prontos a estarlo. Los culpables son las empresas que no se hacen cargo de los productos que no venden los kioskos, y quedan para rematarse por lo menos antes de que se pudran.

Firmas como La Serenísima o Kellog´s retiran de las góndolas sus productos vencidos -de a centenares- y los destruyen, aunque se encuentren en perfectas condiciones. ¿Acaso alguien alguna vez apareció vendiendo papas fritas o chizitos de tal sello en el tren?

Y es una lástima, porque yo los compraría vencidos, en caso de que me los ofreciesen más baratos.

lunes, agosto 07, 2006 9:50:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Es que vos debés se el que se come todo el queso de los chipacitos y después me llega a mi sin ningún quesito, y encima vencido... o algo parecido a vencido.
Medias seguro que a mi me destiñen y me dejan el pie azul en la primera puesta, así que a vos te van a tocar las buenas.
No tengo mucha suerte en los trenes yo...
A decir verdad, en las tiendas tampoco.

lunes, agosto 07, 2006 10:28:00 a. m.  
Blogger Luciano dijo:

A mi me pasa lo opuesto, todo lo que compre estara falluto, por no decir fallado.
Aunque siendo de Rosario uno solo se ve expuesto en los colectivos, poco mas.
Un saludo.

lunes, agosto 07, 2006 10:29:00 a. m.  
Blogger Daniel C. dijo:

Qué bueno lo del libro con guita adentro. ¿A vos te parece que si compro en el tren la biografía de Bill Gates me encontraré entre sus páginas un cheque por varios millones de dólares?

lunes, agosto 07, 2006 10:30:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Sta. Cosmo: Ahora resulta que me van a aacusar de ser el que se come toda la papota... si no te toca quesito es porque estás enyetada, mujer.

Luciano: ¿En Rosario no hay trenes? ¿O los vendedores no se avivaron? Porque aquí falta que se te suba un tipo a los remises a venderte curitas, nada más.

Daniel C: No lo creo. Pero tal vez la gracia está en comprar algo de un valor determinado para recibir el doble de lo abonado. Digo, pero no vaya a gastarse el jornal en tarjetas y chips para celulares, porque en una de esas falla la estratagema y Damos Pen@ S. R. L. no se hace cargo de nada.

lunes, agosto 07, 2006 10:39:00 a. m.  
Anonymous Lala dijo:

No te habrás reencarnado en el señor del Bolne???
Como no tomo tren, no suelo comprar ningún artículo y ya en los bondis sube muy poca gente vendiendo.
Mi chipacero amigo, que para siempre en la misma esquina, hasta ahora, me los vende enteritos y me guarda los mas fresquitos para cuando salgo del laburo. Es lo unico que puedo llegar a comprar en la calle, con respecto a comestibles.

lunes, agosto 07, 2006 10:47:00 a. m.  
Blogger Luciano dijo:

Hay trenes, pero no llevan gente por adentro de la ciudad, si no mas bien para afuera o de paso, o la mayoria son de carga. Osea, no son transporte urbano.
Y aca en Galway tampoco. Y en Dublin hay un tranvia, pero no entran ni los pasajeros, asi que estan a salvo de los vendedores.

lunes, agosto 07, 2006 10:59:00 a. m.  
Anonymous deapoco dijo:

una vez sola vez compré algo en un TPP, pastillas DRF.
para que usas el cortaplumas?

lunes, agosto 07, 2006 11:10:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Lala: Nooo... el "Sepedebipapadeboce" compró mas en un solo viaje de lo que yo compré en toda mi vida...

Luciano:Un tranvía sin pasajeros debe ser algo tan lindo de imaginar como una iglesia sin fanáticos religiosos. Sigh... (suspiro)

lunes, agosto 07, 2006 11:13:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Deapoco: Le saco punta al lápiz, abro sobres y cosas que no se dejan así nomás, corto hilachas de la ropa, desatornillo lo que haga falta, libero el cierre de mi mochila cuando éste se comporta inadecuadamente, remuevo stickers autoadhesivos... y la lista sigue.

lunes, agosto 07, 2006 11:16:00 a. m.  
Blogger Jes dijo:

Lo unico que compre en el tren fue uno de esos lapices que se doblan. Estaban de moda y me gustaban mucho =)
Y aguanten las papas fritas y derivados vencidas. Tengo una compañera que trabaja en Pepsicos y cada tanto cae con una bolsa gigaaaante de esos cosos para que nos empachemos entre todos.

lunes, agosto 07, 2006 11:19:00 a. m.  
Blogger Pequeña y Perdida dijo:

Es increible que te salgan tan bien las compras en el tren, la única vez que compré algo fue un CD de música clásica y resultó estar vacio. En que tren viajas? parece que conviene más que el mio.

lunes, agosto 07, 2006 11:29:00 a. m.  
Anonymous Lala dijo:

Y en Rosario no hay trenes

lunes, agosto 07, 2006 11:33:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Jes: Convide, Jes. Aunque con una bolsa gigante a mi no me arregla... o deme el teléfono de su compañera.

Pequeña Y Perdida: Viajo en el que supuestamente es el más mejor: el eléctrico que hace el recorrido Tigre - Retiro.

Vas parado y apretado como en cualquier otro, pero tienen televisiones de plasma que te muestran publicidades de turismo, películas y libros de autoayuda, sin sonido. Dan ganas de ahorcarse con las correas de la propia mochila.

Si vas a comprar algo en la calle, sea lo que sea, siempre pedile al vendedor el que está mostrando, usando o lleva en la mano. Podrías creer que por usado es malo, pero nada que ver. Es lo más seguro y a veces lo único legítimo o que funciona.

lunes, agosto 07, 2006 11:37:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

Compré tres pares de medias en una vereda de Av. Rivadavia hace varios meses, y están como nuevas! Hay mucho prejuicio con esto de los vendedores ambulantes. Por qué tenemos el prenconcepto de que nos van a cagar? Suelo comprar Cds en la calle, y salen buenos.

lunes, agosto 07, 2006 11:38:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Magic: El que se quema con leche...

He tenido diarreas demasiado importantes como para recomendar a mis seres queridos los choripanes y chimichurris que se ofrecen en la vía pública, querido amigo.

Pero a veces hay que arriesgar un toque. A lo sumo, un poco de mala sangre y la cosa pasa. Por eso tampoco hay que comprar quince pares de medias nomás pensando en la oferta y en salvarse para toda la cosecha...

lunes, agosto 07, 2006 11:42:00 a. m.  
Blogger Luciano dijo:

Lo exprese mal: no entran porque no hay espacio de tanta gente, pero si entran para meterse adentro!
Osea, no hay lugar.
Igual, no necesitan venderte nada por el momento, no en el tren por lo menos.

lunes, agosto 07, 2006 11:46:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Luciano: Menos mal que aclaró... por un momento creí que en Dublin los tranvías seguían funcionando tan sólo debido a la necesidad de parecer una ciudad acorde a vaya saberse que tiempos dorados.

lunes, agosto 07, 2006 11:55:00 a. m.  
Blogger Zoimanzanita dijo:

Pero que bueno... Parafraseand a Luciano, en Rosario no se viaja en tren, sino en colectivo, y los vendedores aprovechan bien, también aprovechan los enfermos, los hijos de enfermos, a los que les están por rematar la casa, etc etc etc.
Por mi parte, he comprado varias cosas, lo mejor que compre fue una bolsa de un kit de cosas para escribir, llevaba dentro una birome de esas de gel fucsia que todavía funciona, un lapiz, una birome negra buenísima, y dos azules. los cinco juntos me costaron 2 pesos. Bargain!
Besos!

lunes, agosto 07, 2006 1:29:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

En colectivo eso dejó de hacerse, al menos, en la medida en que recuerdo solía suceder anteriormente. Tal vez las líneas que yo frecuento sean las únicas afortunadas, no lo sé.

Creo que todos cambiaron al tren porque en un solo vagón hay más posibles clientes que en todo el colectivo, y un poco más de espacio físico.

lunes, agosto 07, 2006 2:22:00 p. m.  
Blogger Jes dijo:

Creo que nadie les prohíbe subir al tren o no les dicen nada. En cambio en muchos bondis tienen un cartel que dice que está prohibido el ascenso de vendedores ambulantes, algunos choferes los dejan pero tienen que pasar por esa "barrera" que en el tren y en el subte no hay.

lunes, agosto 07, 2006 4:22:00 p. m.  
Blogger Amperio dijo:

Mamboretá: Tengo para vender un cuadro viejo de mi abuela. Ya sé, ya sé, que a Ud. no le interesa. Pero, pensaba yo, si se lo ofreciera en un tren, podría llegar a despertarle ese bichito que Ud. tiene en la billetera.
Páseme la hora del Retiro-Tigre y lo encuentro en el vagón...

lunes, agosto 07, 2006 6:41:00 p. m.  
Blogger Carolina dijo:

¿¿Compraste una novela a 5 y te encontraste 10?? ¡Che, qué orto, yo quiero esa suerte!

lunes, agosto 07, 2006 7:39:00 p. m.  
Blogger Zebra dijo:

yo compré una lapicera, que más que lapicera parecía magiclick porque me duró años. Lástima que esos vendedores hagan honor a su nombre y como ambulantes nunca los vuelvas a ver o cambien de rubro.

Yo quiero lapiceras, no libros de piñon para colorear

lunes, agosto 07, 2006 10:02:00 p. m.  
Anonymous Mane dijo:

Las mejores medias q tengo son unas q le compre a una vendedora en plena avenida Cabildo! Eso si, comestibles en la calle, nunca.

lunes, agosto 07, 2006 10:38:00 p. m.  
Blogger Rodolfo Fucile dijo:

Hay vendedores ambulantes que son maestros del silogismo.
Para poder actuar con eficacia, simplemente necesitan que el canal auditivo esté lo suficientemente despejado.
Un tipo que vendía un juego de fibras a $2.- (fibras de la peor calidad existente, eso estaba claro) necesitó sólo tres minutos para convencerme de que, si se las compraba, me ahorraba $15.-
Muchos como ese deberían dar clases de apoyo a creativos publicitarios.

Saludos.

martes, agosto 08, 2006 12:50:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Amperio: La macana es esa, Compañero... que en la billetera quedan los bichitos solamente. Y lo de mis horarios pídaselos al Negro, que ese me hizo una vez la inteligencia cuando laburábamos en la SIDE...

Carolina: Bueno... no sé si desear mi suerte sea lo más recomendable. Porque en una de esas te toca el paquete completo y te llevás también los duelos cada ocho meses.

Zebra: Mi madre una vez compró un magiclick que servía para prender la cocina casi tanto como una lapicera.

Mane: Bueno sería conseguir medias comestibles en Cabildo. O Cabildos comestibles a medias. Y así podría seguir hasta mañana...

Rodolfo Fucile: Lo doloroso es que algunos deberían darle clases de apoyo no solo a los creativos, sino también a más de un ama de casa, por no nombrar a seres de esferas más elevadas.

Pero le confieso que no me convence jamás de comprar algo que no necesite en al menos una ínfima medida; no me rindo ante las ofertas de cualquier cosa tan sólo por el hecho de hacer un "negoción".

martes, agosto 08, 2006 8:45:00 a. m.  
Blogger vic dijo:

Espero que te hayas comprado medias-medias, es decir, la semana iba con una compañera de trabajo en ese mismo tren mismo ramal y se compró esas medias que tienen el alojamiento para cada dedito del pie. Se las probó y la verdad que me da mucha impresión, es como una mano-con-dedos-cortos. No son para mi.

martes, agosto 08, 2006 10:45:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Usted uso la expresión correcta, Vic: las medias con deditos dan mucha impresión. Mucha.

martes, agosto 08, 2006 10:51:00 a. m.  
Anonymous gus_ dijo:

Noble material la baquelita de alto impacto.

martes, agosto 08, 2006 1:12:00 p. m.  
Blogger Luciano dijo:

A mi me gustan esas medias, pero depdende del pie. En mis pies, que son numero 45, no deben quedar bien, ademas de que no debe haber numero tampoco.

Pero hay personas que todo les queda bien.

miércoles, agosto 09, 2006 5:53:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Gus_: Y nadie le rinde un homenaje sino usted. La vida no es justa.

Luciano: Es que se supone que quienes usan esas medias son personas de edad precaria y escaso desarrollo corporal. O sea, adolescentes y niñas. Por lo inmaduro que tiene que ser uno para llegar a semejante estado de enajenación, amigo.

No quiero creer que usted lamenta no poder usar esas atrocidades para jugar al fóbal...

miércoles, agosto 09, 2006 8:14:00 a. m.  
Blogger Sil dijo:

de verdad te encontraste dinero en un libro comprado???
eso si qe es para contar...

un abrazo

viernes, agosto 11, 2006 10:08:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

De verdad.

viernes, agosto 11, 2006 10:32:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home