viernes, septiembre 08, 2006

Aún tratando de entender al cazador

Yo por Dentro - Madre Naturaleza - Científicamente

Dejando de lado lo declarado en el raconto de ayer, nunca fui víctima de la furia animal. Mis mascotas siempre fueron mas o menos buenas conmigo (mi gato siamés solía orinarme cuando se enojaba conmigo, pero a mí me llenaba de gusto saber que contaba con un animal de tanto carácter) y jamás tuve encontronazos con perros callejeros. No voy a decir que mi mejor relación con el mundo que me rodea la tengo a través de mi trato con los animales (me cae mucho mejor el cajero automático que visito una vez al mes), pero digamos que me he acostumbrado a no provocarlos ni temerles demasiado.

Sin embargo, cuando alguien es perseguido por un animal más grande, fuerte y agresivo que cualquier cristiano, por ejemplo un oso, casi siempre trata de correr en línea recta buscando parapeto, o fingirse muerto, y creo que eso es una estupidez. Aunque no una estupidez tan grande como lo es el exponerse a una situación en la que el encontronazo con un animal bestial que tranquilamente puede estrellar y dar cuenta de nuestra columna vertebral contra el tronco de un árbol, y devorarnos el aparato reproductor íntegro mientras aún estamos vivos, se convierte en algo muy posible.

¿Cuán listo puede ser un oso? ¿Cuánta paciencia puede tener? Si yo tuviese que escaparle, o mejor dicho, librarme de él, trataría de enloquecerlo, ganándole por tiempo o por cansancio. Me imagino esa situación cómica en la que dos personajes corren alrededor de un auto o un árbol, dando vueltas y vueltas, sin poder atrapar el perseguidor al perseguido. Creo que pese a lo ridículo del asunto, sería la mejor estrategia. Tal vez la única. Confio en que el oso me vería como a un gasto de calorías innecesario, y terminaría por abandonarme. ¿Ustedes que opinan?

Porque me resultaría muy difícil fingirme muerto y creer que va a funcionar. Me da la sensación de que, en realidad, eso me hace aún más atractivo a ojos de cualquier oso hambriento que se precie de tal. Además, a menos que seas un maestro yogui (me refiero al yoga, no al oso animado) controlar la respiración y todos esos detalles que hacen de nosotros entidades vivientes, se hace bastante difícil cuando un oso de seiscientos kilos te está lengüeteando los pezones entre resoplidos.

Supongo.

Etiquetas:

29 Comments:

Blogger Chancho Piluqui dijo:

Mi política es desconfiar invariablemente de cualquier sujeto que, ante un oso, se finja el muerto. Yo apostaría a desorientarlo, fingiendo ser María Elena Walsh y haciendo rondas a su alrededor a la voz de "Osías es el osito en mameluco....". Sé que como estrategia es un tanto falible, y esa es principalmente la razón por la que evito andar por lugares donde haya osos.

Ah, ese cuervo canchereaba nomás, Mantis. Yo que usté, voy y lo zurro.

viernes, septiembre 08, 2006 9:08:00 a. m.  
Blogger Amperio dijo:

El oso es un animal garrapiñado, bastante jodón, sentimental y compañero. Entonces, a mi criterio, hay que matarlo con la indiferencia. Mirar para otro lado, hacer gestos de impaciencia o bien susurrarle despacito mirándolo a los ojos un "no te registro, man" o un "¿vos sos pariente del Oso Peralta" llevan al animal a una crisis de identidad y a alejarse a llorar en alguna cueva.

viernes, septiembre 08, 2006 9:12:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Yo probaría de agarrar una guitarra y ponerme a tocar música country, he visto a muchos osos bailándola, además, de paso lo voy cansando mientras corro hacia la guitarrería.
(Ya mismo averiguo adónde hay una casa de guitarras y lo agendo por las dudas si me persigue un oso)

viernes, septiembre 08, 2006 9:37:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

"El oso es un animal garrapiñado"...

Eso fue soberbio, Amperio.

viernes, septiembre 08, 2006 9:44:00 a. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

Yo me sumo a Miss Cosmo, pero le cantaría "El Oso" de Moris...

viernes, septiembre 08, 2006 9:53:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

Tu texto me llevó al final de "Leyendas de pasión". Tristan viejito, muriendo en su ley. Qué romántico!

viernes, septiembre 08, 2006 9:55:00 a. m.  
Blogger Sil dijo:

yo pregunto ¿usté por donde acostubra pasear? poque a mi se me cruzan cigüeñas, pero osos......

0_0

yo no podrá hacerme la muerta, ni a palos, me sentiría servida como un churrasco!


buen finde!

viernes, septiembre 08, 2006 10:08:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Magic: Le recomiendo releer mis archivos de Julio, más precisamente el del Lunes 10, titulado "Cuando los animales atacan".

Sil: No... yo casi nunca paseo: esta semana me quedé dormido casi todos los días a las siete de la tarde, fuera de bromas.

viernes, septiembre 08, 2006 10:23:00 a. m.  
Anonymous eli dijo:

En el manual de los marines o cosa parecida aconsejan que, ante la posibilidad de ser atacado por un tiburón, hay que agarrarlo fuerte de la aleta de la cola (no me acuerdo si esa es la caudal) y ver cómo el bicho se desespera tratando de cazarlo a uno. El secreto es que el tiburón no tiene cintura, por lo que no puede doblarse y pegarle el tarascón. No sé cuánto tiempo se supone que se pueda sostener esta situación, imagino que hasta que el bicho se canse y salga a buscar otro copetín.
No digo que se aplique a los osos, que sí son flexibles, pero vaya como ejemplo de la utilidad de complicar y cansar a las fieras. A mí no me saldría, creo que muero de un infarto antes de que el oso decida dónde va a morder primero.

viernes, septiembre 08, 2006 11:02:00 a. m.  
Anonymous deapoco dijo:

pagaría por verte dando vueltas a un árbol con un oso persiguiéndote.
obvio que el final estaría censurado.
la sangre me impresiona.

viernes, septiembre 08, 2006 11:05:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Eli: Claro... imagino que eso funciona hasta que aparece un segundo tiburón.

Deapoco: Yo pagaría por ser el oso, en caso de presentarse la situación.

viernes, septiembre 08, 2006 11:22:00 a. m.  
Blogger Araña dijo:

Podés probar cantandole:
oso-fete, colo-rete, de la limentuá..
pero yo no lo intentaría..

viernes, septiembre 08, 2006 11:53:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

Leí la nota que recomienda, Mantis.
Confieso que prefiero morir en mi ley horoscopochinesca, es decir, devorada por un Tigre. Sería una muerte menos infeliz :)

viernes, septiembre 08, 2006 12:12:00 p. m.  
Blogger RUFUS dijo:

a menos que seas un maestro yogui (me refiero al yoga, no al oso animado)

bonito matiz jaja, eso cambia la prespectiva.

los osos no son famosos por su velocidad punta asi que es cuestion de dosificar el sprint.

viernes, septiembre 08, 2006 12:24:00 p. m.  
Anonymous Malaquías dijo:

Mi ley chinesca sería morir por un Dragón, así que tendré que pensar en algo más, a no ser que ampliemos el criterio y metamos a los de Komodo, que son bien asquerosos para matar: lo muerden a uno con su baba infecta, y luego lo siguen por días hasta que estamos demasiado débiles para defendernos, por la septicemia.

¿Mi consejo? no fiarse de ningún animal, ni de los Koalas, y si te pilla un oso, hacer la mímica de un rifle con las manos, quizás se espante (al menos, funciona con los perros, cuando uno simula recoger una piedra). No sé... que alguien haga la prueba y después me cuenta.

viernes, septiembre 08, 2006 12:29:00 p. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Si Anita pudo enternecer a tres osos, uno solo para mí es pan comido.

viernes, septiembre 08, 2006 1:03:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

La foto de su perfil, Rufus... Rival Schools, ¿no? En fin, yo tampoco me hice fama corriendo, así que... más veloz que yo es, seguro.

Malaquías: No creo. Mi perro entiende sólo dos mímicas: "te quiero y te doy galletitas" o "callate que te rompo el alma".

viernes, septiembre 08, 2006 1:19:00 p. m.  
Blogger Marina dijo:

entonces su propuesta es simplemente correr alrrededor de un arbol o similares y esperar que el oso se canse? no se, yo creo que el oso probablemente tenga mas energia que yo, asi que yo correría por mi vida.... no creo que la estrategia sea algo que pensaría en ese momento
Probablemente acabaria muerta o severamente mutilada, pero bue. Espero nunca encontrarme con un oso furioso.

viernes, septiembre 08, 2006 2:08:00 p. m.  
Blogger Maurus dijo:

Yo no correría alrededor del árbol... y más que correr alrededor de un auto, yo me subiría a él (el auto) y lo atropellaría al oso por hijo de puta!!!

Aunque lo mas probable es que del solo cagaso de tener a un oso persiguiéndome me agarre un síncope... y listo... comida fácil para el peludo animal...

viernes, septiembre 08, 2006 2:22:00 p. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

Yo no puedo mear con si un tipo se me pone al lado en los mingitorios y menos me voy a poder hacer el muerto ante semenjante bestia... (del oso hablo eh)

viernes, septiembre 08, 2006 2:38:00 p. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

Suprimir "con".

viernes, septiembre 08, 2006 2:45:00 p. m.  
Anonymous celess dijo:

se podrian pensar dos millones de maneras inteligentes de salir de semejante situacion...pero yo creo que en ese momento solo apareceria el instinto natural por sobrevivir y visto desde afuera seria una situacion bastante graciosa para otros y humillante para uno obvio, ya que podria pasar desde salir corriendo llamando a su mami hasta hacerse caca/pis y demases encima .

viernes, septiembre 08, 2006 3:02:00 p. m.  
Blogger Carolina dijo:

"When in danger, when in doubt, run in circles, scream and shout!" es una de mis citas favoritas. De más está decir que tu estrategia me parece genial.

cgnxo
(no sé, tengo gripe, blah)

viernes, septiembre 08, 2006 5:30:00 p. m.  
Blogger Odpud dijo:

El Oso Yoggi y Bubu no te enseñaron nada? Tenés que darle una canasta de víveres, que imagino habrás sabido llevar en el bolsillo trasero de tu pantalón.
Ah!. Acá va la dir de nuestro blog: digestopractico.blogspot.com
Saludos y un abrazo de oso!

viernes, septiembre 08, 2006 9:38:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Ja... me parece que el oso se daría un empacho con casi todos.

Saludos y gratitudes.

sábado, septiembre 09, 2006 9:46:00 a. m.  
Blogger Goyitrina dijo:

Si voy a andar en medio de un terreno lleno de osos:

1) Llevo un arma
2) si me prohiben el arma, pues llevo una con tranquilizantes.

El punto es jugar a la punteria con el desgraciado y dejarlo tranquilito pa' que no joda...

sábado, septiembre 09, 2006 10:42:00 p. m.  
Blogger Zoimanzanita dijo:

Mejor la primera, correr alrededor del árbol.
Con lo cosquilluda que soy, si un oso me resoplara, comenzaría a contonsionarme:P Y me comería =)
Besote

domingo, septiembre 10, 2006 4:25:00 p. m.  
Blogger joAco dijo:

en todo caso, si se llega a dar el caso de que salga de la seguridad urbana, donde sólo tengo que preoucparme de que me roben, maten, secuestren, quedar inmerso en un tiroteo y cosas por el estilo, y vaya al peligroso bosque, lo más acertado sería llevarse un rifle, matar al oso, y después contarlo como la gran aventura de la vida.

ud. es la nueva adquisición de mi lista en bloglines

domingo, septiembre 10, 2006 8:19:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Claro, que piolas todos... con un rifle somos todos malos...

La gracia es valerse de un recurso cuando no hay rifle ni granadas.

lunes, septiembre 11, 2006 8:27:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home