lunes, septiembre 11, 2006

Se te acabó la dolce vita, Portaplatos

Yo por Dentro - Comestible

No escribo este artículo a fin de determinar el porcentaje aceptable a la hora de dar una propina, sino que llevaré las cosas al extremo, dejando muy en claro que el concepto de propina se ha desdibujado.

Trabajé en gastronomía (en varios establecimientos y posiciones) y conozco muy bien el valor de las propinas, y su repercusión en los sueldos casi siempre pagados en negro. Sé también que suelen haber problemas muy grandes a la hora de la repartija, y son pocos los establecimientos serios que dividen la propina entre la cocina (chef, ayudantes, pasantes y bacheros) y el salón (mozos, sommelieres, comisses, runners y maitres). A veces la “casa” también se queda con un porcentaje, pero casi siempre la propina va a parar a bolsillos del mozo que tomó la orden (comanda) y atendió la mesa directamente.

Mis propinas casi nunca son generosas. Pero no porque yo no quiera, sino porque pocas veces he recibido el servicio digno de un reconocimiento mas allá del importe establecido en la factura y unas monedas de más.

Si usted es camarero y quiere recibir una propina, gánesela. Al fin y al cabo, para traerme los platos, servirme la comida caliente y destaparme una botella es que se le paga un sueldo. Le suplico no me haga concentrarme en el hecho de que el “servicio de mesa” tiene un coste soberanamente identificado en el borden inferior de la carta. Y si parte de la culpa es de los cocineros, no se preocupe; me encargaré de hablar absolutas pestes a su respecto también, y para ellos, tampoco dejaré nada. Confórmese con todas esas propinas que otros clientes han dejado al chef porque la salsa estaba escandalosamente sabrosa, y que usted se ha quedado para sí pese a no ser responsable de la virtud.

No tengo ningún problema en que usted se quede pensando que soy un amarrete de porquería, por la simple razón de que no pienso volver a este establecimiento y no corro el riesgo de que me vuelva a atender mal. La comida estaba fría pese a que tardó más de media hora en venir, tengo que prender una bengala para que me preste atención, me encajó una canasta de pan recalentado y, ¿cree que le voy a dejar propina nomás porque el resto de los presentes lo creen “acostumbradamente” correcto? Se equivoca, amigo. Fieramente, porque ni siquiera incómodo me voy a sentir. Y si la cuenta es de $29,85, más le vale evitarse la esperanza y traerme esos reventados quince centavos antes de que empiece a gritar. Y agradezca que no estoy con ganas de refregarle que la espinaca de sus crepes es pura acelga, o que su jugo de naranjas “exprimido” es zumo de botella al cual le arrojó un puñado de semillas secas de esas que se retiran cuando se prepara la ensalada de frutas y suelen guardarse en una bolsita, bajo la barra.

Basta. Cero propina a quienes no se merecen otra cosa.

25 Comments:

Anonymous Mane dijo:

Al ver el "0" al lado de comments, me siento compelida a opinar algo, nomas por q no quiero perder la oportunidad de ser la primera!
Tan mala suerte ha tenido con el servicio, Mantis?
Yo soy de igual pensamiento, si no hizo bien su trabajo, nada de nada...

lunes, septiembre 11, 2006 8:42:00 a. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

Mi hermano fue mozo, sommelier y finalmente maitre, así que anécdotas he escuchado mil, pero mi experiencia, la suya y la vuestra (así queda claro a quien me refiero) son en un todo coincidentes. Una excelente venganza, además de no dejar propina es dársela, bien a la vista, a alguien más, o bien hacerle traer 7 veces cada plato, porque está frio/quemado/crudo/demasiado cocido y el apogeo es a voz en cuello decir que el plato está sucio o hay un insecto (un clásico).
A veces vale la pena retornar...

lunes, septiembre 11, 2006 9:17:00 a. m.  
Blogger Jes dijo:

No suelo ir a comer afuera pero las pocas veces que fui no tuve de qué quejarme.
Lo de la propina es todo un tema, más que nada con el chico del delivery. Hay quienes piensan que se merecen propina (como yo) y quienes creen que no, bajo ningun concepto (que seguramente ni conciben la idea de dejarle propina a un mozo en un restaurante). Pero los flacos del delivery también se tienen que ganar la propina, aunque lamentablemente no siempre depende de ellos. Muchas veces les dejé el vuelto y muchas veces me lo guardé porque, imaginate, pido empanadas, me dicen "en media hora las tenés ahi", pasa una hora y llamo, me obligan a estarles encima hasta que me traen el pedido y, obvio, el pibe no tiene la culpa pero son la cara visible de la casa de comidas. Una vez hasta lo amenacé, pobre flaco. Le dije que la próxima vez que pida, si llegaba a tardar tanto no le pagaba y que se arreglen ellos.

lunes, septiembre 11, 2006 10:17:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Yo soy de las que siempre dejan propina, con un par de excepciones en las que me atendieron "especialmente mal" y no dejé nada.
Tuve un novio con el que finalmente desistí de ir a comer afuera por que sostenía que si bien la propina está incluida en el sueldo, el sueldo deberían pagarlo los dueños del restaurante, cosa que es cierta pero a la hora de irnos me hacía o bien sentir una tacaña, o ponerme a discutir.
Siempre terminábamos con una "cedeción" por ambas partes (propina si, pero un poquito), cosa que conmigo mucho no va. Si no puedo ganar yo por completo, mejor que cada uno siga su camino.

lunes, septiembre 11, 2006 10:30:00 a. m.  
Anonymous Araña dijo:

Mientras la propina no sea obligatoria como en otros países, le doy o sugiero al que paga, darle propina a quien realmente lo merece. Hay mozos dedicados a hacer bien su trabajo y mozos que lo único que hacen es rascarse el higo y acercarse a una mesa a la novena vez que se los solicita.
Hay de todo .. en la viña del Señor

lunes, septiembre 11, 2006 10:34:00 a. m.  
Anonymous Daniel C. dijo:

Hace algunos años, en la confitería Módena (la que está frente a la facultad de Derecho) nos atendieron tan pero tan mal, que con mi novia de entonces decidimos irnos sin pagar.
Lo planificamos a conciencia y la ejecución fue impecable. Luego nos reímos durante semanas del asunto.
Se podrá decir que en realidad perjudicamos a la empresa y no al mozo que nos atendió mal, pero ese imbécil se habrá tenido que bancar, al menos, un rezongo por ser tan pelotudo.

lunes, septiembre 11, 2006 10:36:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

Viniendo de familia de gastronómicos (desde lavaplatos,pasando por mozos y hasta llegar al restaurante propio)y conociendo, por supuesto, las internas, la voy a favor de la propina. Obviamente, hay excepciones, pero eso son justamente.

lunes, septiembre 11, 2006 10:42:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

y me quedó algo en el tintero...

la experiencia me indica que, la mayoría de las personas que no dejan propina lo hacen de amarretes que son nomás y no por eso de: me atendió bien o mal. No todos, pero sí la gran mayoría, o no??? sean sinceros.
De todas foromas, repito: son datos estadísticos arrojados por XXXXX casos analizados.
Besos (y más besos, q en este caso es mi forma de dejar propina...de hecho, este sería mi comment propina)

lunes, septiembre 11, 2006 10:57:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Jes: Con lo del pibe de la pizza es simple: te tardaste más de veinte minutos de lo prometido, y no te atiendo. Cag*te tocando timbre, y chau. Si venís rápido en serio, el vuelto es tuyo.

Daniel C.: Hace algunos meses (día de san valentín más especificamente), con mi novia nos fuimos sin pagar las bebidas, debido a que no nos traían más la comida. Terminamos comiendo en otro restaurant a dos cuadras.

Lo terrible era que nadie (ningún cliente) estaba recibiendo sus pedidos, y no fuimos los primeros en marcharnos. Cuando fui al baño (cuya ventana estab conectada de alguna manera a un patio que daba también a la cocina) escuché a alguien gritar: "estos enamorados, cornudos hijos de p*ta que vienen a comer todos juntos".

It was kinda funny, a pesar del hambre y la bronca.

A fin de cuentas, abusarse de la paciencia de uno siempre es fácil, pero cuando uno tira la bronca es malo.

lunes, septiembre 11, 2006 11:02:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Paréntesis: No necesariamente. Yo soy relativamente tacaño, pero si me atienden bien, dejo una buena propina.

Tampoco dejo diez pesos de propina cuando consumí doce, porque no tendría sentido y sería nomás para aparentar una opulencia que no tengo.

Todo de acuerdo a cierta cordura, digo...

lunes, septiembre 11, 2006 11:06:00 a. m.  
Blogger chamemal dijo:

para mi plantear la discusion sobre la propina en base a la calidad del servicio me parece una hijadeputez vomitiva. esto es impulsado por los dueños de restaurantes (casi tan negreros como los de agencias de publicidad) que con tal de mantener sus fijos lo mas bajos posible, cargan de romanticismo la figura de un tipo/a que simplemente tiene que llevar un plato desde la cocina hasta la mesa (donde hay factores que el no domina, tiempo por ejemplo), y los clientes avaros que pretenden pagar lo minimo e indispensable.

lo mas lógico sería discutir si corresponde un porcentaje o un fijo, ya que conlleva el mismo esfuerzo servir faisán que fideos con manteca o abrir un felipe rutini que un michele torino.

la propina vendría a ser la comisión sobre las mesas atendidas. nada más. nada tiene que ver con un premio o castigo.

10% siempre.

lunes, septiembre 11, 2006 11:44:00 a. m.  
Blogger Maurus dijo:

Dejar o no propina no lo considero suficiente, si se deja del lado de que atiende la libertad de decidir el "por que" no se le dejo el mencionado premio.
Si fui correctamente atendido, además de dejar una buena propina le hago saber al Mozo/Dueño/ElQueSea mi satisfacción.
Los mismo hago de suceder lo contrario… ya que si no dejo propina por haber sido patéticamente atendido, seguramente, en la mente de quien me atendió un solo pensamiento brillará: "Amarrete de mierda". Y no dará, ni medio segundo de lugar, a la autocrítica.
De esta manera, no queda la menor duda del premio o del castigo… lo cual si puede motivar a algún tipo de cambio de actitud.

lunes, septiembre 11, 2006 11:58:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Si el espíritu de la propina obedece a los sueldos bajos, Chamemal, vamos a tener que empezar a propinar bastante n todas direcciones, quienquiera que sea el negrero.

Propinas a los docentes, a los operarios de callcenter, a los empleados de telecentro, a las cajeras de supermercados chinos.

Y así, meta propina y propina. No creo que funcione así, la cosa.

lunes, septiembre 11, 2006 12:16:00 p. m.  
Blogger joAco dijo:

mi ego y yo opinamos que la reaparición en el restaurant de mi presencia es la mejor de las propinas. claro, claro; una propina intelectual, pero una propina.
en cuanto a propinas más contables, mi teoría es: si el hecho de que ALGO del servicio falló (porque así como el mozo cobra por la buena salsa, también paga por la mala decoración), nada de propina. si todo salió bien, el 10 por ciento pactado socialmente. si fue demasiado bueno, le dejo al más.

claro que esto último todavía no ha pasado

lunes, septiembre 11, 2006 1:18:00 p. m.  
Blogger chamemal dijo:

no es un tema de caridad, sino de como se compone el salario del mozo. lo que pase en otros rubros no tiene nada que ver porque el sueldo se plantea de otra forma (lo que no quita la perversidad).

la propina debería ser un fijo por comensal.

lunes, septiembre 11, 2006 1:20:00 p. m.  
Anonymous sigfried dijo:

Yo soy de dejar propina, generalmente el 10%, y no me tiembla el pulso si, por circunstancias excepcionales, tengo que dejar más. Eso sí, cuando la atención lo amerita, NO dejo nada. Pero la propina debe ganarse, y no es complicado, por ejemplo: Cenicero con un par de puchos no cuesta nada pasar y cambiarlo, se acabaron los panes, traer más o, como me pasó en La Generosa, me cambiaron los cubiertos cuando el mozo vió que ya estaba atacando los postres. El colmo fue mi suegro quien una vez dejó generosa propina en una parrilla donde la comida fue horrible: "... el mozo nos atendió muy bien, no tiene la culpa de trabajar en un lugar de porquería..."

lunes, septiembre 11, 2006 2:32:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Muy de acuerdo, Sigfried.
Para los malos: palos. Y si no es su culpa, el premio.

Aunque hace rato que no voy a una parrilla. Efectos de comer carnes en casa todo el tiempo, a toda hora, en toda versión, y preferir otra cosa cuando afuera.

Pero para mi cumple, mato un búfalo, eso es seguro.

lunes, septiembre 11, 2006 2:41:00 p. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

¡Estas son propinas, carajo!

http://blog.360.yahoo.com/blog-Y36o6pghcrL7Iyh172t8?p=44

lunes, septiembre 11, 2006 3:40:00 p. m.  
Blogger Magic dijo:

Yo le doy propina sólo al que lo merece. Y con gusto!! Ahora, si viene un desganado o malhumorado a tirarme el plato con comida frente a mis ojos, no solo no le dejo propina, sino que lo encaro con un "tenés un mal día"?

lunes, septiembre 11, 2006 4:54:00 p. m.  
Blogger Amperio dijo:

Compañero Mamboretá: Rescato y hago mía su frase de hoy que dice: "...No tengo ningún problema en que usted se quede pensando que soy un amarrete de porquería, por la simple razón de que no pienso volver a este establecimiento y no corro el riesgo de que me vuelva a atender mal..."

-Turienzo, Negriitoooo. Me imprime la frase del Mamboretá y me manda a hacer un cuadrito, mi negro...

PD: Yo debo estar estimándolo mucho a Ud. compañero. Mire que escribir "iqjozuau" solo para que Ud. pueda leer esto....

lunes, septiembre 11, 2006 6:13:00 p. m.  
Blogger Payin dijo:

yo la verdad que al ser estudiante y andar corto de plata no soy de dejar mucha plata pero siempre trato de ser generoso (dentor de mis limites) con las personas que me fueron amables.
Una vez visitando a mi viejo en EEUU fuimos a un resto que era un parrilla libre (35 dolares, para mi era una locura, pero estabamos en USA). Cuando mi viejo fue a pagar conla tarjeta de credito primero le trajeron al cuenta "medias" ya que habia un renglon donde uno ponia la propina que le dejaba. Por lo que me decia mi viejo es casi obligatorio dejar algo. Ahora: en un tenedor libre... que propina le tiene que dejar uno si te servis todo vos solo? yo le dejo propina al cocinero porque el capo me da el pedazo de vacio mejor cocido, pero no al mozo que no hizo nada o me atendio a las apuradas.
Otra anecdota: estabamos con mi mama y mi hermano comiendo en una parrilla de corrientes entre 9 de julio y suipacha. El mozo nos atendio para el ojt, viendonos argentos (en su gran mayoria eran todos clientes internacionales :P) nos atendio asi nomas. Mi vieja cuando le pago no le dejo nada ya que el loco habia sido bastante ordinario y mal llevado para atender. Justo cuando nos levantamos el loco le dice al otro mozo: "y si, no dejaron nada". Mi vieja, como debia ser pego media vuelta y le tiro dos mangos en la mesa diciendole: "toma ratón, aprende a ser mas educado".
Lamentablemente tengo malas ezperiencias con mozos, sera porque he salido muy poco a comer afuera, no se, desmientamelo mantis, por favor, sino seguire pensando esto toda mi vida.

PD: perdon por la tardanza del comentario... no me gusta q un tema casi cerrado tenga que ser respondido de vuelta. Saludos

lunes, septiembre 11, 2006 8:05:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Amperio: Me ha hecho reir muchísimo, porque eso es precisamente lo que pienzo cada vez que entro a comentar en un blog de los que tienen verificación de palabras o números... uno tiene que haberse encariñado en serio para pasar por el suplicio. Y se lo devuelvo enormemente. UAP.

Pitoti2: Ahora voy y reviso... (me pregunto si será la anécdota del sultán de Brunei, que cuando vino a la Argentina dejó 5000 dólares de propina al que le destapó el vino).

Cosmo: Si se va a sentir tacaña, tíreme unos pesos. No me ofendo, y siempre trato de hacer las cosas bien.

Magic: Usted reacciona como mi novia, entonces.

Payin: Hasta donde yo sé, la propina es obligatoria en USA, y dejar monedas es casi un insulto. Pero me estoy sintiendo tentado (en serio) a realizar justicia por mano propia y afanarme un cuchillo o un tenedor, cuando se pasan de piolas, nomás para que se queden pensando en mí.

Los temas nunca están cerrados.

martes, septiembre 12, 2006 8:31:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Disculpe, Amperio, quise decir pienso*.

martes, septiembre 12, 2006 8:32:00 a. m.  
Blogger Carolina dijo:

Coincido plenamente, Mantis. En realidad, yo siempre fue exagerada para dejar propinas (salvo cuando el 10% ya era un número importante), pero cada tanto algún mozo me pone de mal humor y le recalculo la propina considerando las variables "calorías invertidas en llamar la atención del mozo", etc.

intlxbi
Intuición no tienen; los xeneizes beben inflamables.

jueves, septiembre 14, 2006 7:54:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Amén, Carolina.

viernes, septiembre 15, 2006 8:23:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home