martes, septiembre 12, 2006

Hablo como Pienso como Escribo

Yo por Dentro - Vida Diaria - Del Habla

Estoy perdiendo la capacidad de mantener una conversación que no funcione de la misma manera en que lo hace mi cerebro, guiso de ideas no necesariamente en secuencia y/o relacionadas. Paso a justificar estas palabras citando dos ejemplos de conversaciones reales mantenidas en las últimas dos semanas.

Ejemplo 1

Yo: (acomodándome en el sillón y continuando una conversación gastronómica) -El otro día, precisamente, fui por primera vez a comer a un lugar de esos que ahora llaman “Bares de Tapas”, y que se pusieron de moda no me preguntes porqué.
Mi tío: (asintiendo con la cabeza) -Si, ya nos invitaron varias veces a nosotros, ¿Y cómo es que funcionan?
Yo: (recordando lo aprendido años atrás, viendo el programa de Karlos Arguiñano) -Según sé, las tapas son casi una institución española. Hay de muchas clases, pero…
Mi tía: (acercándole a mi tío un té y volteándose hacia mí, interrumpiéndome) –Vienen a ser como picadas, ¿no?
Yo: -Sí, en resumidas cuentas son eso: entradas. Aunque mal servidas y un poco adaptadas al gusto argentino, como casi todo. Reducidas a unas cuantas cositas sobre tostadas.
Mi tío: -¿Me lo recomendás?
Yo: -La idea es ir a conocer, conversar y pasar un ratito, porque si vas pensando en comer como Dios manda, te desilusionás nomás de ver la carta. Pero se pueden probar algunas pavaditas ricas y no fue tan caro como creí que iba a ser. Todo lo contrario, la gaseosa estaba más barata que en cualquier otro lado.
Mi tío: (señalando a sus hijos menores) -¿Hay alguna variedad que estos puedan llegar a comer?
Yo: Si, algunas son suavecitas, de tomate y queso, y también sirven pizzas individuales. Vos estuviste en Ezeiza cuando pasó todo eso de la vuelta de Perón y la masacre, ¿no? ¿Cómo fue la cosa?

Ejemplo 2

Yo: (regresando de mi trabajo, hambriento y cansado) -Hola, mamá.
Mi madre: (encendiendo una hornalla de la cocina y colocando sobre ella una pequeña cacerola) –Hola. Compré rosbif y te herví unas papas y un pedazo de calabaza, hacete un churrasco y puré, si querés.
Yo: (tomando la sal y una botella de aceite mezcla y poniéndolas en la mesa) -No hay problema, dejá, que ahora me preparo todo yo.
Mi madre: -Cambiate la ropa antes, no vaya a ser cosa de que te manches la camisa.
Yo: Sí, ¿Sabés cuanto cuesta un caballo de esos como los que usan los chatarreros? Más o menos mil pesos. Antes estaban a doscientos, trescientos pesos como mucho.

Mi jefa ya me pide por favor que le avise cuando voy a cambiar de tema, pero para cuando me doy cuenta, ya es tarde, y pasé de las demoras en las consultas vía replicador a las aceitunas rellenas de queso roquefort. Creo que me quedan tres o cuatro meses antes de alcanzar el autismo, aunque algo de sofisticado (y porqué no ajedrecístico) debe haber -barrunto- en eso de poder mantener dos o tres conversaciones al mismo tiempo con la misma persona, sin confundirse.

Debería hacerme ver por un especialista, más dejaré que las cosas se resuelvan solas, cuando sea que me toque volver a realizar un psicotécnico por motivos laborales, o convirtiéndome en un asesino serial, meticuloso y sumamente escurridizo.


Lo que ocurra primero, no tengo apuro.

32 Comments:

Blogger Jes dijo:

A mi me pasa algo parecido, solamente que antes de cambiar de tema hago una pausa como si estuviera pensando qué contestar (referido al tema original de la conversación) y después salto con cualquier cosa.

martes, septiembre 12, 2006 9:14:00 a. m.  
Blogger Amperio dijo:

¿Sabe una cosa, compañero? Yo también tengo el síndrome del saltimbanqui de temas de conversa. Meto la cuarta y lo llevo a cualquier lado.
Es como decía Nietzsche: la mayoría de la gente no está preparada para aquellos que nacemos póstumos.

Un abrazo nietzscheano y peronista.

martes, septiembre 12, 2006 9:36:00 a. m.  
Blogger Chancho Piluqui dijo:

A mí me pasa que mi mente se deriva hacia cualquier parte, pero como no quiero hacer un cambio tan brusco de tema, hago fuerzas para guardarlo y tirarlo después de algún punto y aparte, pero siempre me olvido qué es eso que quería decir mientras vos me hablabas de que cambiás de tema con espeluznante facilidad, como ahora.... ¿qué era lo que quería decir? ¿¿qué era??

martes, septiembre 12, 2006 9:46:00 a. m.  
Anonymous eli dijo:

Yo me voy de tema como Chancho Piluqui: estoy conversando sobre algo, digo mi parte y cuando me toca escuchar, a mitad de la respuesta ya estoy en el tema siguiente. No es con maldad, pero me siento tan desconsiderada...

martes, septiembre 12, 2006 9:55:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

me impresiona la velocidad con que responden a este blog...son las 10 de la mañana el muchacho escribio a las 8.36 de la mañana y ya tiene 4 comentarios!!
A proposito han visto Vincent de tim burton? chau! te vuela la peluca..busquenlo en youtube.com
Creo que tengo el mismo sindrome... recien nombrado

martes, septiembre 12, 2006 10:14:00 a. m.  
Blogger Araña dijo:

Yo creo que es el famoso síndrome ese que no te deja concentrarte o que se te dispersa la atención, o simplemente, que cuando la conversación no nos interesa o no da para más.. nos volamos con otro tema.
Yo soy de las que empieza a hablar de un tema, voy cambiando sin cerrar la idea, dejando inconcluso lo que empecé y así sucesivamente voy cambiando. Como una especie de hiperactividad cerebral y oral.
Si, soy insoportable. Pero por lo menos lo admito.

martes, septiembre 12, 2006 10:16:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Jes: No, yo ni pausa ni un car*jo.

Amperio: No sea hereje y deje de enviarle manifestaciones nitzcheanas a una mantis religiosa. Abrazo peronista, vaya y pase...

Piluqui: Alguna vez fui así. Por suerte, ahora parezco mas genial, pero de mucho no me sirve porque novia ya tengo, y además de re inteligente y dulce está re buena y es rubia de ojos verdes de 90-60-95 y te querés matar.

Ya me fui de tema de vuelta.

Eli: Yo creo que lo suyo es maldad. Analícese y va a ver que es así.

Anónimo: A mi me hace más feliz enterarme de que he tenido unas 15.000 visitas en exactamente 3 meses. Los damospenienses somos muchos. Y dejá tu nombre o te meto un tiro.

Araña: No, por favor, no crea eso. A mí la conversación me puede estar recontrainteresando, pero hago el defasaje sin poder evitarlo.

martes, septiembre 12, 2006 10:26:00 a. m.  
Blogger Don Kace dijo:

vine a comprobar, y relamente no la tiene tan grande... lo ridculo es que ud, siendo una mantis, la tenga negra y yo siendo un humano la tenga verde...

martes, septiembre 12, 2006 10:38:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Que va a pensar la gente, Don Kace...

martes, septiembre 12, 2006 10:43:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Yo también tengo el síndrome!!
Sería terrible que nos agarre un "ataque de saltimbanqui" cada tres minutos a todos juntos.
Terrible pero interesante.

(qué asco aceitunas con roquefort!)

martes, septiembre 12, 2006 10:57:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Cosmo: No son un asco, pero sí son muy fuertes. Una o dos pueden comerse, más que eso ya te rebobina el esófago.

Aunque yo, aceitunas, no te como, si es que puedo. Contra el aceite de oliva no tengo nada, muy por el contrario.

martes, septiembre 12, 2006 11:14:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

Parece más ordinario o común de lo que creía el síndrome. En mi caso, se suma el hecho de que me manejo con supuestos: doy por hecho que la otra persona tiene un conocimiento que necesariamente es anterior al que estoy comunicando (las clásicas correlatividades y referencias)y en muchos casos no tienen idea de lo que hablo y tengo que andar aclarando (Ejemp: yo: pedro pasó por el trabajo....Interlocutor: para, para, quién es pedro y x el trabajo de quíen pasó?)Momento, no es que estoy loca y le hablo a cualquiera de cualquir tema ( o si?) el tema es que le hablo de una persona pero nunca le digo su nombre, por ejemplo.
Bueno, el cambio continuo de temas y dar por sentado detalles del mismo que el otro no maneja debe hacer que sea complicado dialogar conmigo. Igual, hasta ahora no huyó nadie...Siempre hay una primera vez.

martes, septiembre 12, 2006 12:38:00 p. m.  
Anonymous JEL dijo:

Hummm...
Casi todos, creo yo, tenemos esa costumbre de empezar hablando de ABC e irnos por las ramas para terminar en XYZ. Pero lo grave no es eso. Lo grave, en mi caso, es que odio soberanamente que me cambien de tema con o sin previo aviso. Y no tengo empacho en hacer volver sobre sus palabras a mi interlocutor, haciéndole notar enfáticamente que todavía no concluyó el tema anterior.
Sí, ya sé, soy un HDP. =P

martes, septiembre 12, 2006 12:47:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Paréntesis: Ah, no lo suyo es para matarse hoy a la salida del trabajo, estudio o lo que esté haciendo. No pierda tiempo, mátese, háganos a todos un favor.

No, mejor no. Pero deje de suponer porque un día va a terminar felicitando por el embarazo a un gordo andrógino de voz aguda.

Jel: Yo casi siempre empiezo hablando de JLB y termino hablando de ABC.

martes, septiembre 12, 2006 1:03:00 p. m.  
Blogger Lulet dijo:

Sisisisss... yo escribo como hablo.
Y en general no pienso, para más datos...

martes, septiembre 12, 2006 1:39:00 p. m.  
Anonymous sigfried dijo:

Veo que no estoy solo en mi patología. A nadie la pasa que, al pedir algo, lo hace de una forma críptica pensando que el interlocutor entiende? Ejemplo: Alcanzame el coso ése (sin señalar ni nada parecido). También suelo mechar las conversaciones con algún comentario o retruécano de tipo humorístico, que a veces quedan descolgados. En una cena con amigos/as alguien me pidió : Me pasás la servilleta? y contesté : Sí como no, por donde querés que te la pase? Creo que no causó gracia. O acotar: Lo importante es la base....... la base y peinase

martes, septiembre 12, 2006 2:29:00 p. m.  
Blogger cualquier boludo dijo:

A mí me rompe soberanamente las bolas cuando estoy hablando y me cambian de tema SIEMPRE Y CUANDO el tema anterior todavía diera para más o yo tuviera algo más para decir.
Creo que podés buscar la causa del síndrome de la "multiple conversación paralela" en el chat, en donde es una práctica mucho más común. ¿O nunca les pasó de estar chateando con alguien y estar hablando de dos cosas distintas, intercalando preguntas y respuestas de uno y otro tema? (Por el amor de Dios, que alguien diga que sí)

PD: Las aceitunas y el roquefort deben ser dos de los mejores incredientes de la tierra. Juntos no pueden fallar.

martes, septiembre 12, 2006 2:47:00 p. m.  
Blogger Cruella De Vil dijo:

Mantirula:
Sabe lo que pasa?
Es que su marulo va muy rápido.
Demasiado.
A mi mononeurona a pedal le cuesta mucho seguirlo.
Sepaló.
=(

martes, septiembre 12, 2006 3:35:00 p. m.  
Blogger Zoimanzanita dijo:

Siempre me pasa eso, en realidad no es llevar dos temas juntos, es ramificar por asociación un mismo tema, y terminar hablando de cualquier otra cosa, para luego de un rato bastante prolongado volver al tema principal, cuando ya todos siguen hablando del ultimo tema porque ya no recuerdan el primero.
No puedo contar historias:P
besos

martes, septiembre 12, 2006 4:22:00 p. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

MANTIS:
no voy a hacerte/les el favor de suicidarme, lo que puede ser es que le haga el favor a la humandiad entera y asesine a mi jefa, eso quizas.

Cualquier boludo:
si, re pasa eso. El tema del chat, a mi criterio, es que nunca fue, ni es ni será diálogo, nunca llegará a esa categoría, simplemente se trata de monologos cruzados o que se entrecruzan, mejor dicho.

Sigfried:
mas o menos es lo que conté que me pasaba a mí...

saludos

martes, septiembre 12, 2006 4:27:00 p. m.  
Anonymous eli dijo:

Mantis, tiene razón, había olvidado que tengo certificado de maldad absoluta.
Cualquier b: conversaciones paralelas, aceitunas con roquefort, salirse de donde todavía vale la pena quedarse... tiene razón en las tres cosas.

martes, septiembre 12, 2006 4:56:00 p. m.  
Blogger vic dijo:

pero quien le tiene que seguir lo sigue. Así que le va bien...
saludos!

martes, septiembre 12, 2006 5:08:00 p. m.  
Blogger Luciano dijo:

YO lo hago tambien, pero interrumpiendo lo que estan diciendo los demas. Es muy irritante, para los demas, pero para mi es genial. Es como el hipertexto de la conversacion, no?

martes, septiembre 12, 2006 6:07:00 p. m.  
Blogger Roberto Peturra dijo:

Tiene razón Don Kace ,usted Don Mantis no la tiene taaan larga , y si la tiene negra , esta bien pero la mía tiene dueña jejeje.

Roberto Peturra Lic. orgulloso de mi dueña .

martes, septiembre 12, 2006 8:34:00 p. m.  
Blogger Lu dijo:

Siendo tal vez repetitiva, después de veinti tantos comentarios, confieso que soy una cambiadora de tema compulsiva.
Una compañera de trabajo siempre me exige que ponga un guiño o luz de giro, antes de darle un brusco volantazo a la conversación.
También suele pasar, que algún tema de conversaciones pasadas queda dadndo vueltas en algún lugar de mi inconciente, y de depente cobra forma de palabras y en voz alta hago un comentario.
A algunos les causo gracia, y sólo los que me conocen, pueden seguirme el hilo y responder como si esa conversación hubiera sucedido hace apenas un segundo.

martes, septiembre 12, 2006 11:05:00 p. m.  
Blogger Rambo dijo:

lo que te pasa se llama "fuga de ideas" y es común de ver en esquizofrenias y otras psicosis.

martes, septiembre 12, 2006 11:48:00 p. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

-Perdón.. ¿tiene hora?
-No, no fumo
-Ah, como le ví el peine en el bolsillo..

miércoles, septiembre 13, 2006 12:51:00 a. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

¿Alguna vez alguien se puso a escuchar una conversación en un asado, solo como espectador, sin intervenir? Es magnífico como los argentinos en generalempezamos hablando de los problemas de la inseguridad del pais y terminamos comentando sobre el olor a pata. Eso si, mientras comemos solo se habla de otras comidas.

miércoles, septiembre 13, 2006 8:10:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Lulet: No se haga, que no le creo. La falsa modestia no le queda bien, Doña.

Sigfried: Usted es un desubicado, que quiere que le diga. Mire si el otro le responde: "por acá" y se señala vaya a saber que cosa.

Cualquier Boludo: No, nunca me pasó. Pero jamás. Y a nadie en este blog tampoco, mas allá de lo que digan para hacerlo sentir menos boludo.

Cruela: No joda, que si usted me gusta nomás es por lo ligerita de cascos. Y por todo lo demás...

Zoimanzanita: Yo no llego ni a ramificar ni asociar. Lo mío es el famoso "cortó por lo sano".

Paréntesis: Cállese y mátese.

Eli: No, Cualquier Boludo no tiene razón en nada. Mátese también. Mátense todos.

Vic: Saluditos para tí también.

Luciano: Me gustó lo del hipertexto. No lo había pensado así, pero es que como ya dije, no necesariamente asocio los pensamientos en absoluto.

Peturra: Los que tienen dueña son los más felices. Me incluyo (estamos averiguando fecha y todo).

Lu: Usted nunca será repetitiva, los repetitivos son los otros.

Rambo: ¿Usted me está tratando de loco? Porque no se lo permito...

Pesimista: Supongo que la arterioesclerosis no será muy chocante en mi caso, sí...

Pitoti2: No, de ninguna manera. Yo a los asados voy a comer y no me importa un caraj* lo que tenga para decir nadie. Es más, cállense que quiero escuchar chirriar los chorizos.

Un saludo a todos.

miércoles, septiembre 13, 2006 8:32:00 a. m.  
Blogger Carolina dijo:

A mí me pasa algo parecido.. pero todavía me atajo. Lo cual no me libera de la gran sensación de frustración porque quiero cambiar radicalmente de tema y no da.

wweepk
Willy Wonka estaba estableciendo pequeños kioscos
(dos w seguidas? hijos de buda!)

jueves, septiembre 14, 2006 8:01:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Liberate, mujer: lo más difícil era postear la foto y resistir las baboseadas.

Y ya lo hiciste.

viernes, septiembre 15, 2006 8:24:00 a. m.  
Anonymous Mirada dijo:

No lo puedo creer!! A mí me pasa lo mismo!!
Muy bueno che el blog.

Saludos.

miércoles, mayo 16, 2007 5:02:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home