viernes, febrero 02, 2007

Bajo 'el mar vives contenta, siendo sirena, eres feliiiiz

Yo por Dentro - Cine, tele y así – Madre Naturaleza – Vida Diaria


Ayer, muy temprano en la mañana, mientras me preparaba para ir a trabajar, ví en la televisión que ciertas zonas en la provincia de Salta todavía están cubiertas de agua debido a la tormenta del sábado pasado (hoy sigue lloviendo). Se habla de treinta mil personas sin gas, energía eléctrica ni agua potable. Lo que me sorprende, porque no creí que ese tipo de lujos hubiese llegado ya a Salta. Ah, el progreso…

De estos treinta mil, unas cuarenta familias se llevaron la peor parte. Familias guaraníes (del barrio El Arenal, en Salvador Mazza) que vieron como el río se llevaba las empalizadas, derrumbando viviendas y el puente peatonal, enterrando todo en el lodo arenoso. Bueno, dicen que fue a la noche y que no había luz, así que mucho no habrán visto, lo que se dice “visto”. Pero lo vivieron.

Yo vivo en la localidad de Victoria, partido de San Fernando, en una parte alta que los vecinos viejos solían conocer como “Las Lomas de Victoria”. No se dejen impresionar por el nombre (las únicas “lomas” son las de San Isidro): a excepción del casco histórico del partido, los demás venimos a ser los primos mogólicos de Béccar, lugar en el que se respiran mejores aires, no hay chorros en todas las esquinas y se ven muchas menos hembras de cachalote moreno sacando a pasear a toda la cría y ocupando toda la vereda con sus monitos. Sin ánimos de ofender, no es que eso me pase todos los días al volver de trabajar, no.

Y mi casa nunca se ha inundado, cayese el agua que cayese. Para que se inundase, el agua debería previamente matar a centenares de inocentes, lo cual no deja de reconfortarme y permitir que me regodee en la crapulencia propia de esa falsa sensación de seguridad. Pero resulta que –insisto- vivo en Victoria, partido de San Fernando, cuna de la cumbia villera, orgulloso hogar de Luis Geréz y capital nacional de la náutica. Y tarde o temprano (yo calculo unos cincuenta años porque soy optimista) el río va a tomar buena parte de las regiones cercanas. Las islas del Tigre van a ser cubiertas sin lugar a dudas, y habiendo trabajado durante un tiempo en Tigre, más precisamente en el paseo peatonal donde se alojan las parrillas y restaurantes semi-exclusivos de la zona, estoy en condiciones de decir que cuando el río sube, hoy en día, el agua cubre algunas calles de las muy transitadas. En los últimos años, ya sea por esto o por aquello, el río ha crecido notablemente. Y al paso que vamos, dentro de mil años (por poner un número), las Lomas de Victoria podrían no ser sino un recuerdo.

Habiéndolo perdido todo, muchas de estas familias solicitan ayuda. Se quejan de que el gobierno no les entrega ropa, comida, o reparación a sus precarias viviendas hechas con tablitas, etc. Yo voy a ponerme en “mala persona” (ya que en este preciso instante me encuentro simulando que trabajo, en un edificio de reciente construcción, de varios pisos, en Retiro, con gente ahogándose en dinero) y darles un consejo: múdense, migren cual Moisés y ocupen terrenos si es necesario. No esperen nada del Estado, que mas allá de hacerse el otario con la plata de los impuestos desvirgadotes de todos los meses, tampoco tiene toda la culpa.

Digo, que hayan hecho sus casas allí no quiere decir que las mismas deban permanecer. Y que no haya sucedido un desastre en cuatro o cinco años no quiere decir nada; de hecho, en los tiempos de la madre naturaleza eso no fue ni un suspiro. ¿No se les ocurrió que en una de esas la región no es habitable? ¿Dónde está el conocimiento del campo y los baqueanos, los indígenas y todo eso? Yo seré un bonaerense mariconete y todo, pero si veo que llueve y se viene una ola por la calle voy a considerar instintivamente el hecho de que tal vez no vivo en el más seguro de los parajes. La casa en la que viví hasta los tres años se inundaba en serio, y por eso nos mudamos, teniendo mis padres más desesperación que dinero y a sabiendas de que el pequeño y asmático Mantis no iba a llegar a desarrollar branquias y aletas a tiempo. Es la historia de muchos, incluyendo los que fueron estafados por las inmobiliarias más inescrupulosas, que lotean potenciales espejos de agua y ciénagas a precios varios.

A lo que voy es a que no quiero escuchar más quejas del tipo: “la avalancha dejó anegados varios senderos de montaña, por culpa de la nieve estamos todos aislados” o “Y queremos respuestas, el gobierno tiene que hacerse cargo, porque el abuelo había salido a comprar pan y justo entonces el volcán hizo erupción… todavía lo andamos buscando, al pobre".


*no tengo nada en contra de los mogólicos que no tenga en contra de los no-mogólicos.
*doy por sentado que algún lector de los que viven cerca del mar podrá decirme si el agua se le ha acercado sensiblemente o no.

Etiquetas: , , ,

18 Comments:

Blogger El Turi dijo:

la culpa no la tiene el gobierno, la tiene De la Rua, por irse en helicoptero.

He dicho.
Saludos

"kvcdgkta"
me tiene bronca el blogger?

viernes, febrero 02, 2007 9:55:00 a. m.  
Anonymous eli dijo:

Sr. Mantis: la mitad de las veces no comento porque no tengo demasiado que decir, excepto que disfruto mucho mucho de sus textos, como el de hoy. Un "bien ahí" para el asterisco misántropo del final.
Buen fin de semana.

PS: Turi, usted cree que le tienen bronca? Mire lo que me hacen a mí por quere dejar un saludo: "yfnskwpu".

viernes, febrero 02, 2007 10:33:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

El Turi: No, la culpa es de manzano por dejarse caer el culo.

Eli: Me encanta la palabra "misántropo", me suena a bichito prehistórico.

Saludos.

viernes, febrero 02, 2007 11:23:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Mantis, vivo en Mar del Plata y debo decirte que lamentablemente el agua se acercó apenas centímetros en los últimos 15 años y yo ya estoy harto de caminar 20 cuadras para ir a la playa. Qué puedo hacer para acelerar el proceso?

Saludos
Christian

viernes, febrero 02, 2007 11:26:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Se me ocurre que usted puede:

a) Comprarse una moto de enduro.
b) Fingirse hemipléjico y comprar una silla de ruedas.
c) Junto a sus amigos, usar mucho desodorante y quemar gomas a fin de que el agujero de ozono aumente de tamaño.

La primera debe ser divertidísima. Saludos.

viernes, febrero 02, 2007 11:36:00 a. m.  
Blogger Caliope dijo:

Sr Mantis: aquí en tucumán hubo inundaciones como en Salta y la gente lo pasó mal, pésimo. Le cuento que cuando era chica yo también me inundaba, es más una vez casi nos lleva un río (fueron 2 veces en realidad) y mi abuelo se puso en el laburo de rellenar el terreno de mi casa, modificar un monton de cosas y ahora el agua nunca les llega. Ese es el punto, me molesta que la gente pida y no haga nada, esperando del gobierno y llorando frente a las camaras. Sé como la pasaron, pero tb se que hay q dejar de esperar del cielo.
Me fui a la m... creo, pero me indigna la eterna dádiva.
Saludos

viernes, febrero 02, 2007 1:49:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Que se yo... igualmente, a la larga el agua va a tapar muchas cosas. Tal vez sea de hora de la mudanza preventiva a las sierras de Córdoba.

No, cruz diablo.

viernes, febrero 02, 2007 1:52:00 p. m.  
Blogger Terrorista Emocional dijo:

Un poco cruel, crudo y poco sensible, pero muchas veces asi es como hay que pensar.

viernes, febrero 02, 2007 2:12:00 p. m.  
Blogger Sylvie dijo:

Yo vivo a 20kms del mar, pero a tropecientosmil kms de Victoria...y aún así, hace 25 años mi casa se inundó 5 metros...

Más que una moto para acercarme más, yo optaría por un buen flotador, que nunca se sabe qué día podrá dejar el mar de estar "agazapao". Fiaros, fiaros...

Besitos.

viernes, febrero 02, 2007 2:23:00 p. m.  
Blogger Godsize dijo:

En Salta llueve mucho. Estas vacaciones en 45 días sólo vi 15 de sol, 16 a lo sumo. Y todos los veranos es así. O sea, el gobierno estará leno de inoperantes, pero el interior de Salta está lleno de tarados.

viernes, febrero 02, 2007 10:09:00 p. m.  
Anonymous NeoSatan dijo:

No quiero aburrir con historia pero a principios del siglo XX la clase acomodada tenia sus mansiones en zona sur y la fiebre amarilla los desplazo casi literalmente al norte.
Años despues las mansiones se hicieron conventillos o en muchos casos PROSTIBULOS.
En el caso que pase esto de nuevo se repetiria la historia, claro q en este caso los prostibulos ya veine incorporados de antes, como dijo la dalmasso.
Nos tapo el agua!

viernes, febrero 02, 2007 11:15:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Terrorista emocional: Ay, dígame que si apodo no debería ser: "el terrorista sensible". Hágame el favor...

Sylvie: Estaría bueno, si no, vivir en un barco encallado. Cosa de que cuando el agua llegue, uno se pueda matar de risa.

Godsize: Usted va a terminar convirtiéndose en mi héroe. Y lo sabe. Pero a menos que disfrute de las lluvias, no entiendo que hacía usted de vacaciones en Salta. ¿Masoquismo?

Neosatan: Cualquier párrafo que lleve consigo la palabra PROSTÍBULOS entretiene, no se preocupe.

Saludos a todos.

sábado, febrero 03, 2007 8:55:00 a. m.  
Blogger Carolina dijo:

Y yo que me quería mudar a la costa..

Es cierto que está mal que el Estado mostroso que tenemos no tenga capacidad de reacción ante los desastres naturales (si no cubre este básico, ¿para qué cuernos lo tenemos?). Pero también es cierto lo que dice Caliope (¿Calíope?), vale ponerse las pilas en lugar de sentarse a esperar.

sábado, febrero 03, 2007 9:19:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Decí que Dios no me lo pide, porque si no, hago un arca.

Digo, funcionó con un montón de animales, bien debería andar con un montón de salteños.

sábado, febrero 03, 2007 9:58:00 a. m.  
Anonymous Limpia dijo:

Incluso sería más simple, una semana antes organiza un casting para conocer a la señorita más bella. Lo del señorito se lo dejamos a un tercero, eso de "delegar" vio..

Cuestión que no hace falta llevar a todos los salteños, ¿no recuerdan que Noé llevó solamente un machito y una hembrita de cada especie? Es lo mismo, se lleva a la más bella (no habrá pensado que el casting era al pedo, no?) y a los demás les desea buena suerte.

Después de todo, como anda la Argentina hoy en día el arca no va a poder ser muy amplia tampoco.

sábado, febrero 03, 2007 10:31:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

No, no... yo estoy comprometido. Usted haga lo que pueda, yo estoy comprometido...

sábado, febrero 03, 2007 12:18:00 p. m.  
Blogger yerbanohay dijo:

El problema de Salta es que durante años y años deforestaron laderas de montes y dejaron toda la tierra suelta. Pasa en toda America Latina, por eso con tormentas cada vez mas fuerte, los corrimientos de tierra van a ser cada vez peores. Los indios no hicieron eso, Mantis. Ellos saben como vivir en un planeta armónico con la naturaleza, no en un sitio arrasado y mal administrado como esta tierra que le ofrecemos.Y como siempre, los que pagan las culpas son los que menos tienen, los pobres que viven al lado del rio, que el infeliz ese que desmonto todo el cerro vendiendo a dos pesos el tronco,y les pagaba a los hacheros dos pesos por dia, anda ahora haciendo lo mismo por misiones, o por catamarca y por supuesto, vive en Buenos Aires, en un lugar mas que habitable, donde nunca se inundara. Que lástima.

lunes, febrero 05, 2007 11:05:00 a. m.  
Blogger Gonchi dijo:

vivo en el modernisimo(?) barrio de nuñez a pocas cuadras del estadio Obras y de Av. Cabildo, cuna internacional de las inundaciones, propongo a los salteños que se unan a nuestro club "Amigos de Venecia". Usamos gomones y nos gusta pescar desde el techo...

me voy a tomar la pastilla

adios

jueves, febrero 08, 2007 10:52:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home