martes, diciembre 26, 2006

Las peores formas de sonar como arpa vieja

Yo por Dentro – Guías, listas, manuales, etc.

Habiendo hecho con precisión la lista de las mejores muertes posibles, creo que el equilibrio cósmico debe reestablecerse confeccionando la lista de las peores formas de abandonar la existencia física, o como suele decirse en el idioma grosero y vulgar del vivir diario, defecar más bien ígneo. Algunas están gastadas (o fueron robadas), pero siguen siendo válidas.

10-Como Terry Schiavo. El hecho de que las personas que más querés en el mundo se peleen como perros y terminen por dejarte morir de hambre y deshidratación después de haberte mantenido como a un potus durante los últimos diez o doce años porque tu cerebro está hecho baba y tu cuerpo no sirve, es malo “desde el vamos”. Sumale a eso el hecho de que vas a salir por televisión dando lástima en una batalla que tiene como únicos ganadores a los noticieros amarillistas carentes de escrúpulos, los fanáticos religiosos carentes de escrúpulos y los políticos carentes de escrúpulos.

9-Sufrir un accidente masturbatorio mortal mientras mirás una película de pornografía suave al estilo “The Film Zone”y que tu esposa se entere mirando la televisión. Es jodido el asunto. Y gracioso. Se rumorea que el antiguo vocalista de INXS no se suicidó, sino que falleció accidentalmente mientras se masturbaba y aplicaba al mismo tiempo una buena cucharada de asfixia autoerótica. Mucha gente muere así, y merecido se lo tienen, porque a la hora de masturbarse hay que saber que acogotarse en estéreo es peligroso, poco recomendable y nada honorable.

8-Que te despachurre la hélice de un avión cuando estás dándole una paliza a alguien. Caramba, esto si que debe ser fulero. Estás peleando con Harrison Ford (ganando fácil) y de repente al avión gira hacia uno de sus lados. No te das cuenta en un principio, pero llegás a darte vuelta justo para sentir el horror de que te feteen la cara al punto de dejarte la cabeza hecha puré. El asunto es ese: te diste vuelta, porque si no, no era para tanto.

7-Ahogarte mientras te bautizan de adulto en una iglesia evangélica. No sé si habrá pasado, pero me imagino que debe ser tan humillante como triste. Como si no hubiese sido suficiente el hecho de que para llegar a esa instancia tuviste que dejar de hacer todas esas cosas divertidas que hacías antes, y que todos tus amigos ya no quieren juntarse con vos ni te invitan a sus cumpleaños, vas y te quedás seco (irónías aparte) justo antes de comenzar a disfrutar del verdadero placer de amar a Dios. Idiota.

6-Desangrarte durante tu circuncisión de adulto. Es como la anterior, pero judía. Lo que quiere decir que a todo el asunto de la humillación pública se le suma el agravante de que al momento de tu fallecimiento ya llevás un montón de tiempo sin comer sánguches de miga. Y si no querés ser judío y lo hacés meramente por motivos estéticos, entonces tal vez merezcas morir. Hay tres cosas que jamás deben acercarse a un pene: bebés recién nacidos, pirañas y cuchillas.

5-Ser baleado por Emilio Disi o Guillermo Francella. Pasaste años entrenando a fin de convertirte en un verdadero ninja. Aprendiste cosas con las que el resto de los mortales jamás llegarían siquiera a soñar, ¿Para qué? Para que viniese ese par de pelotudos a tropezarse mirándole el culo a una mina, accionando de modo fortuito el gatillo de su fusil, descerrajándote una ráfaga de plomo en pleno torso justo cuando estabas a punto de degollarlos por la espalda. No hay derecho… por más que nadie sepa qué carajo estabas haciendo en un galpón en Lomas de Zamora… no hay derecho.

4-Que te viole un caballo hasta descaderarte y desgarrarte por dentro. Mujer: una empaladura tan épica como hípica debería ser mantenida en secreto y, de ser posible, en el mundo de las fantasías estúpidas que nunca te vas a animar a cumplir, por más pervertida que te pongas con el paso de los años en tu matrimonio. Creo que no hace falta aclarar que si sos hombre esta viaja directamente al primer puesto… No, flaco, no, eso no se hace.

3-Hemorragia cerebral, estrangulamiento de hernia o infarto tratando de hacer caca muy dura. Suena mucho mejor de lo que en realidad debe ser, ya que morirse en el baño con los pantalones abajo es de por sí humillante. Pero lo que hace de esta la casi peor de las muertes es la triste realidad de que muy probablemente (mientras llegabas a semejante instancia) pasaste tus últimos momentos violándote a vos mismo debido a la dureza de tus propias heces. Dilatarse el ano a solas, con dolor y contra voluntad, debe ser en cualquier caso lo más patético que pueda ocurrirle a ser vivo cualquiera.

2-Destrozado durante la suelta de toros en la que decidiste participar previo viaje a España en el cual invertiste todos los ahorros. Y no me estoy concentrando en las heridas que los animales puedan llegar a hacerte mientras te aplastan, o lo profundo que sus cuernos puedan llegar a hurgarte. Lo que hace de esta muerte la segunda peor posible es el hecho de que finalmente terminás despejando cualquier tipo de duda que tus amigos, compañeros de trabajo o colegio, parientes y demás conocidos hubiesen podido tener respecto a si eras o no retrasado mental. Eras. Y tus hijos van a tener que vivir recordándolo gracias a la cruel sinceridad de alguno de sus amiguitos, muy probablemente yo, o un hijo mío.

1-Ser aplastado por un fontanero italiano obeso que te salta encima y te revienta los órganos internos. Mierda, hay que ser un hijo de perra colosalmente sádico para andar por la vida arrojándose feliz y desde lo alto sobre otra criatura viviente. Los intestinos destrozados, las costillas perforándote los pulmones, la cabeza reventada contra el suelo y la consiguiente pérdida de masa encefálica, amén de probablemente un buen rato de agonía, si es que no fuiste desnucado (en el que sería el mejor de los casos) o sumido en la cuadriplejia (quizá el peor de los casos). La clavícula rota, hemorragias de toda índole… Una muerte horrenda, realmente horrenda.

15 Comments:

Anonymous Anónimo dijo:

Muerte terrible fue la del Colorado Bernedo. Se había hecho místico, autosuciente, metafísico y reflexionador el Colorado. Llevaba meses de retiro espiritual, ayuno y andaba alejado del agua, el degenerado. Pero el destino es más fuerte. Salió a comprar el pan a la esquina y murió desnucado por una bombucha perdida del corso de Villa Martelli.

martes, diciembre 26, 2006 9:30:00 a. m.  
Anonymous deapoco dijo:

vos decís que quedaste así de violento después de la nochebuena? :)

martes, diciembre 26, 2006 9:45:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

mantis, digo yo: el top ten de las mejores maneras/formas de vivir llegará de la mano de la muerte y resurrección de N.S.J.??? para semana santa...digo, porque la natividad trae lo opuesto, por lo que veo..
;)
besos

martes, diciembre 26, 2006 9:51:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Amperio: Se dice que el Gobierno piensa sacar un plan de canje, a fin de desarmar a los bombiteros sin licencia. "Trae tu pomo a este pesebre, y llevate este pan dulce" sería el slogan.

Deapoco: No se crea, violento me hubiese puesto si el asadito no hubiese salido rico. Tuve suerte.

Paréntesis: El top ten de las mejores formas de vivir se encuentra fácil. En E! Entertainment Television, las pasan a cada rato.

martes, diciembre 26, 2006 10:00:00 a. m.  
Blogger El Guz dijo:

Morir por el calor del verano.

Sí, una terrible descarga eléctrica mientras instalabas, para ahorrarte unos pesos, sin experiencia alguna el nuevo aire acondicionado split que compraste.

Eso no es lo peor. Lo terrible es que la gente de Edenor/sur te haga volver (para lo que habría contratado al tierno de Sueiro) a pagar la luz, apagar la luz, y pagar la multa por consumo excesivo de energía eléctrica.

(Bueno, hoy no ando con todas las luces, estoy ahorrando energía...)

martes, diciembre 26, 2006 10:46:00 a. m.  
Blogger Caliope dijo:

La de el bautismo evangélico yo la vi, cuando me arrastraban a la iglesia y veía como un señor con toda su adultez aguantaba (si es que aguantaba) la respiración hasta que el "pastor" terminaba la oración que lo hacía uno mas de ellos...patético. Otra de las boludeces religiosas, bue.

martes, diciembre 26, 2006 12:47:00 p. m.  
Anonymous wilson dijo:

Yo tengo un amigo con manos grandes, que decía que se iba a suicidar a cachetazos.

martes, diciembre 26, 2006 1:25:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

A Mario Bros siempre lo vi más como un sodomita con poco sentido del cálculo que como un asesino, pero vaya uno a saber.

martes, diciembre 26, 2006 3:32:00 p. m.  
Blogger Cruella De Vil dijo:

Definitivamente haría escalar en la tabla a lo del caballo.
No es que una desprecie un tamaño considerable.
En lo absoluto.
Pero entre las dimensiones que tendría que soportar mi "casita" y el hecho de imaginarme practicando zoofilia...
Me dió como asquito puaj.
Eskius mi, tengo feo gustito en la boca (y no es porque me haya metido nada raro, eh?)
Wacala!

miércoles, diciembre 27, 2006 12:25:00 a. m.  
Anonymous Mane dijo:

Stephen King un poroto describiendo muertes horribles...
Y mire q son horribles en serio las de Estebitan Reyes

miércoles, diciembre 27, 2006 6:29:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

El Guz: La verdad, no me parece tan terrible. Es una muerte demasiado factible, lamentablemente.

Caliope: Las boludeces no son privativas de lo religioso, mujer. La pelotudez no discrimina.

Wilson: Buena esa...

Godsize: Usted ve cosas que el resto de nosotros no. Tal vez se debiese al hecho de que "but the princess is in another castle", ya sabe usted... el hambre atrasada hace desastres.

Cruella: No me desprecie la mantidofilia, que me voy a sentir mal...

Mane: La virtud es de las muertes, no mía.

Saludos a todos.

miércoles, diciembre 27, 2006 8:45:00 a. m.  
Anonymous celess dijo:

Yo aceptaria cualquiera menos la tercera, toda muerte que implique situaciones escatologicas me hace temerle a la muerte y al recuerdo e imagen que podria dejarle a mis familiares. Aunque dicen que siempre que te moris y deja de funcionar el esfinter te cagas y te meas todo.
Una muerte muy patetica seria morir atragantado por un mani o un pochoclo mientras te reis mirando mingo y anibal contra los fantasmas.
Y muerte horrible la de esa gente que tiene algun accidente y el torso se gira y estan vivos y sabiendo que cuando los muevan de lugar se van a morir instantaneamente(lo vi en la tele creo).

viernes, diciembre 29, 2006 12:43:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

O sea que eso de morirte porque hiciste mucha fuerza para tirarte un pedito y se te explotó la cabeza no te gustaría... ajá, ajá...

viernes, diciembre 29, 2006 10:03:00 a. m.  
Anonymous malena dijo:

Me he reido en todos los casos, falto la de Gaudi, que salio a comprar el pan, y lo atropello un tranvia a caballo.La del doctor del amor en los tiempos del colera, que se cae de una planta de mangos por alcanzar al loro. O la de Rilke, tanto romanticismo,termina con horrible tetanos producto de un pinchazo con espina de rosa. Eso le paso por kitsch, ta bien.
Yo mientras no me muera congelada, ni matada por Freddy Kruger en un suenho, todo bien.

sábado, diciembre 30, 2006 9:11:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

La muerte de Di Caprio fue rrrrerrrrromántica, no diga eso...

lunes, enero 01, 2007 9:39:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home