miércoles, diciembre 20, 2006

Apretame el pomo

Yo por Dentro – Vida Diaria - Otros

No hace falta pensar mucho o haber vivido en el exterior para llegar a la conclusión de que la Argentina no es necesariamente el mejor lugar para vivir (o el que menor seguridad social ofrece, si se quiere). No voy a explicar el “pro” y “contra” de cada cosa detalladamente, pero a mi criterio, entre los elementos que la favorecen se encuentran el bajo precio de la carne vacuna, la escasez de tsunamis y terremotos y el hecho de que, aparentemente, nuestro suelo esconde menos petróleo que una manzana Red Delicious, lo que lleva a la deducción de que hacernos una guerra no se justifica: no valemos el desarrollo armamentista ni los millones de dólares en misiles. Resulta mucho más fácil y barato comprarnos. Sabido es que en este preciso instante, a cambio de una Coca-Cola grande, un par de salamines y un paquete de papas fritas “Pringles”, podrían conseguirse de mí tantas violaciones a los derechos humanos como fuesen necesarias.

Pero, lamentablemente, lo que me disloca es que todo lo que sucede, todo el tiempo, además del olor a coima, lleve también consigo ese gustito a “apriete”. No me gusta escribir sobre el asunto ya que desconozco todo a su respecto y no me interesa demasiado aprender, pero… corríjanme si me voy equivocando. Yo creo que las cosas funcionan así:

-¿No me votás el plan Bonex? Entonces no te levanto el feriado bancario.
-¿No me das lo que quiero? Entonces te corto la calle.
-¿No lo metés preso? Entonces hago justicia por mano propia o te quemo la comisaría.
-¿No me das vivienda? Entonces te ocupo terrenos a mi antojo.
-¿No arreglás? Entonces vas a tener que lidiar con las consecuencias.
-¿No te callás? Entonces te callo.

-¿Testificás? Entonces date por desaparecido.
-¿No me das aumento? Entonces te paro los trenes.
-¿Me parás los trenes? Entonces te los quemo.

Y el apriete funciona. Y da bronca. Todos son rehenes y en cuanto pueden conseguir algo de poder (asociándose a apretadores) se vuelven secuestradores, mientras que los que no quieren engancharse en ese juego tienen que ahorrar para edificar una pieza, llegar tarde al trabajo, esperar a que la justicia falle favorablemente y a su tiempo, etc. Va más allá de plusvalías, desconsideraciones sociales, pobreza o riqueza. Cualquiera sea el apriete, no beneficia sino a un puñado. A los que se quieren quedar con el poder o con la caja.

-¿No les prohiben postularse a los que no me gustan? Entonces tomo la universidad e impido que sesionen –fue la última. Duró casi un año, al punto de que el estado tuvo que tomar cartas sobre el asunto. Y debo reconocer que me alegra muchiiiiiiiiiiiiísimo que haya un rector, aunque ni idea tengo del prontuario que pueda esconder el mismo (imagino que no será mejor ni peor que ningún otro). La Universidad de Buenos Aires es patrimonio de todos, y no sé ustedes, pero a mí no me gusta que me venga a querer apretar ningún greñudo quilombero, estúpido, falopero, violento, fascista reprimido y bolchetrosko, desprestigiando una institución a la que no debería permitírsele ni la entrada, nomás por barrabrava.


Te querés matar. Mirá como me río, mirá: jajajajajaaaaaaaaaaaaaajajajajaja. Tomá, acá tengo cincuenta pesos*, con esto te vas hasta el supermercado chino y te compras jabón, una maquinita de afeitar y champú. No, porro, no. Después de bañarte, con lo que queda te vas a la peluquería y luego a comprar el diario. Hoy vas a ser mantenido mío, y no de tus viejos ni de los fondos destinados a una educación que nunca llega.

*Por cierto, ese señor que aparece dibujado en el billete estudiaba y escribía en serio.

20 Comments:

Anonymous Renegado dijo:

Coincido plenamente con sus conceptos Mantis. Y yo tambien me alegré cuando vi que finalmente se eligió un rector y todo el zurdaje imbécil lloraba y pataleaba como niños caprichosos porque las cosas no habían salido como ellos querían. Espero que ahora ya se dejen de joder y se pongan a estudiar aunque sea para aprobar UNA materia, que para eso les pagamos la facultad entre todos.

miércoles, diciembre 20, 2006 10:10:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

-¿No me das lo que quiero? Entonces te corto la calle.

No sé si vale la pena seguir repitiendolo porque nadie da bola, pero por las dudas:
-Hará uno o dos meses cortaron la calle de la esquina de la plaza para reclamar mejoras edilicias en el conservatorio de San Martín. Al poco tiempo vino Malnati con su Proteste Ya, fueron a ver al responsable de eso y frente a las cámaras "se comprometió" a solucionar el problema. Claro, claro, son tan buenos que si les pedían eso antes con orquesta y todo cumplían, nada de cámaras.
-En las vacaciones de invierno los alumnos de la Escuela de Bellas Artes fueron hasta las puertas de Canal 13 para que les den un poco de bola y todo el mundo sepa lo que pasa, no salió una camara hasta que se cagaron a trompadas cerca de la autopista y salió por todos lados.
Y así muchos casos, está comprobado que nadie le da bola a nadie si no perjudican a otros. Cuando cortan la calle y les jode porque no pueden ir a laburar se enteran de las cosas que pasan alrededor, si no cada uno sigue en su nube de pedo y a todo el mundo le chupa un huevo lo que sea de los demás.
No justifico el quilombo que hacen en los trenes pero calculo que no sabés lo que es viajar casi sin que se pueda respirar. Eso que yo tomo el Mitre eh, ni me imagino lo que debe ser viajar todos los días en el Sarmiento. Pero claro, el Tigre con su aire acondicionado y super vagones no tiene problemas, los demás son salvajes.

Ah, ¿y quien te dice que un tipo bien peinado, bañado, limpio y afeitado no fuma porro? ja! La verdad esto me supera, creer que la educación pasa por estar prolijamente arreglado es una de las cosas más ridículas que escuché en mi vida.

miércoles, diciembre 20, 2006 11:18:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Sarmiento me cae muy mal. Para mí Roca debería estar en todos los billetes.

miércoles, diciembre 20, 2006 11:46:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Jes: Los que paran los trenes no son los usuarios, sino los empleados de los trenes, que ganan más que cualquier docente universitario.

Y sí, sé lo que es viajar, porque el Ramal Tigre-Retiro tiene aire acondicionado que funciona a veces, y no en todos los vagones, por cierto destartalados y literalmente atados con alambre y demás dolencias. Y a la hora en que yo viajo está siempre hasta el quinto forro de las pelotas, desde que me subo hasta que llego a Retiro y viceversa. Hablar de supervagones es demostrar que lo tomaste (si es que lo tomaste) muy pocas veces y en ratos afortunados. Yo tuve que tomar en varias ocasiones otros ramales, y si bien son peores, te puedo asegurar que de Retiro no salen tan llenos como el que yo tomo de lunes s sábado, sin excepciones ni feriados. Bajate en Carupá y después hablamos.

Por otra parte, el quilombero ese debe ser tu ídolo. ¿Vandalizar la propiedad ajena te parece de buena educación? ¿En serio?

No me caben dudas de que hay mucho falopero prolijito (como Malnatti), eso no tiene nada que ver con el artículo. Lo que yo estaba buscando mediante un recurso meramente humorístico era someter a alguien a un proceso que le resultase graciosamente dañino. Y como se trataba de un vago sucio, propuse bañarlo y mandarlo a trabajar. Veo que funcionó mejor de lo que yo creí que iba a hacerlo.

Godsize: Jajajajajajaja... me hizo usted matar de risa, gracias...
Realmente, me encantan sus comentarios. Me levantan el blog. La sola idea de Roca con las diferentes denominaciones y colores me encantó.

A mi Sarmiento me cae muy bien, como casi todos los grandes escritores.

miércoles, diciembre 20, 2006 12:15:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Renegado: No son todos, amigo. Son algunos. Insisto: lean la definición de bolchetrosko haciendo click en el hipervínculo y visitando el maravilloso exonario de Mux.

miércoles, diciembre 20, 2006 12:16:00 p. m.  
Anonymous eli dijo:

Mantis, los bolchetroskos son solo la cara visible de un problema que no surge de ellos. Es cierto que no son lo mejor de nuestra universidad en sentido académico, pero si lee un poco entrelíneas el conflicto de dará cuenta de que no hay un enfrentamiento entre lo bueno y lo malo aquí, porque la elección recayó en un impresentable opuesto pero de ninguna manera mejor que ellos.
Usted quiere un país de gente ordenada? Saque a los mafiosos de arriba, definitivamente, déle al resto un par de décadas de depuración, y volvemos a hablar.

miércoles, diciembre 20, 2006 12:34:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Lo que pasa, Eli, es que no se pudieron hacer las cosas en serio debido a que ambos apretaban.

Los mafiosos quieren el poder, y a río revuelto, ganancia de pescadores. ¿Acaso no fue un bochorno la imagen de la elección a brazo levantado, entre los gritos y los empujones?

Si la FUBA no hubiese estado tan concentrada en enquilombar a lo adolescente por ver quien se quedaba con la papota, en una de esas habría contado hasta con la opinión pública a su favor, y no habrían sido ellos solos quejándose. La situación no daba para más, y a los gritos nunca se llega a buen puerto.

miércoles, diciembre 20, 2006 12:42:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Mantis, compañero, yo le dije que esto le podía pasar si seguía bailando sobre la cuerda. Hoy se cayó.

Videla era ordenadito. Y prolijo. Y bien peinado.
Y Sarmiento escribía bien. También lo hacía Borges y ambos pensaban un país para pocos.
Y Roca era un simple asesino a sueldo de los terranientes.

Por una Patria libre y soberana. Con peludos y desafeitados. Con pensamiento desengominado. Sin Rocas, ni Sarmientos ni Videlas.

Levántese, Mamboretá, sacúdase la ropa e intente de nuevo bailar sobre la cuerda. Estoy seguro que puede hacerlo.

Le mando un abrazo peronista, compañero.

Turbio río es el hombre.

miércoles, diciembre 20, 2006 2:11:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

No me diga que usted es también antisarmientista, compañero... no me compare al creador del Facundo con ese señor Videla...
mire que más militares y engominados que el General, hubo pocos. Vandor, en una de esas.

¿Donde quedaron los días en que las disputas políticas eran entre "Sarmientos" y "Josehernadeitos"? Hoy Barrionuevo se enoja y corta la luz mientras se dan las elecciones cuando no es favorecido, y al pobre Castells lo queman vivo y como si nada, a hablar de Nora Dalmasso. Más que caerme, creo que me están tirando.

Por otra parte, lo de Roca es muy cierto, así como el comentario de Godsize es lo suficientemente gracioso como para merecer un post propio.

No caiga presa del recurso humorístico: yo también ando con la barba desprolija. ¿Usted cree que tengo cincuenta pesos para andar tirando así nomás? Cualquier gasto superior a $10 requiere de una reunión con la junta directiva en casa...

Abrazo, compañero.

miércoles, diciembre 20, 2006 2:40:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Coincido plenamente con el comentario de Jes, en lo que hace a la "visibilidad de la protesta": no tiene sentido que se proteste en medio del desierto; hay que hacerlo donde todos lo vean.

Yo soy docente universitario (y disc jockey) y puedo garantizar que sólo logramos una cierta estabilidad laboral y una pequeña recomposición salarial gracias a lo que usted llama "apriete": dejar sin clases a los alumnos, salir a protestar a la calle y hacer clases públicas. Esa clase de "aprietes" está amparada por la constitución y por el estatuto universitario, y se llama "derecho de huelga" y "derecho de protesta". Son dos derechos que estaban vedados en la peor época de aprietes de la Argentina: el Proceso.

Cuando, en el año 1989, los maestros de escuela salieron a protestar a la calle (y, por lo tanto, la cortaron) mucha gente entendía que había que hacer algo por la educación y se sumó a la marcha de protesta. Hoy, por el contrario, cuando alguien protesta por sus derechos, se lo mira con reprobación y enseguida se esgrimen los argumentos de la libre circulación. Eso no es un indicio de urbanidad; es un indicio de que a cada uno que tiene algo importante para decir, se lo aísla y se lo margina, y de paso se lo denigra.

El año pasado, un alumno de polimodal me dijo: "¿por qué no hacen huelga en vacaciones, en lugar de dejarnos sin clase?" Yo le mentí diciéndole que hubo una huelga durante las vacaciones de invierno. Él mismo se rió, dándose cuenta del absurdo que había propuesto. Si hubiéramos hecho huelga sólo en los periodos de receso (invisibles, sin perjudicar a nadie, sin molestar), yo todavía estaría cobrando lo mismo que antes de la devaluación del 2002.

Es probable que los empleados de los trenes ganen más que un docente universitario (yo cobro $ 700 y soy un privilegiado); pero las luchas nunca son sólo por el sueldo, sino también, y fundamentalmente, por la estabilidad laboral y la mejora en las condiciones.

Por otra parte, con respecto a la definición de Bolchetrosko, quiero recalcar que yo no creo que un bolchetrosko sea la única opción de la izquierda (en realidad, el bolchetrosko no es de izquierda): hay otra izquierda, auténtica, que no tiene por qué ser tan fundamentalista ni tan intransigente; ni abusa tanto de una "iconografía cliché".

Y una vez más, Renegado, su comentario me parece un horrible exabrupto ya rayano con el fascismo.

miércoles, diciembre 20, 2006 2:57:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

PD: las protestas en muchos casos no son porque "no me das lo que quiero", sino porque "no me das lo que me prometiste, lo que merezco o lo que tengo derecho a pedir por otros medios pero no me das pelota"

Hay (como bien dice Mantis) un claro comportamiento mafioso en ciertas protestas (evidentemente él se refería sólo a esas), pero hay que separar muy bien las protestas fundadas en derecho de la protesta mafiosa. No toda protesta es apriete.

Tengo una duda con respecto a un punto:
-¿No me das vivienda? Entonces te ocupo terrenos a mi antojo

Pregunto: ¿qué debería hacer el que pide vivienda? ¿Dejarse morir en la calle? ¿Esperar años a que los funcionarios le digan qué terreno ocupar? ¿ser un okupa de casas deshabitadas? ¿falsear garantías y recibos de sueldo para poder alquilar algo que luego no podrá pagar? ¿construir un rancho en medio de un desierto, bien lejos, para que no moleste nuestro pudor de clase media?

miércoles, diciembre 20, 2006 3:03:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Aplausos porque estoy muy dormida como para decir algo.


ndqrsqu
No da, queremos repetir siempre que usamos.

miércoles, diciembre 20, 2006 3:17:00 p. m.  
Blogger Roberto Peturra dijo:

La mentablemente , no entiendo mucho de este tema, llamese desinformado o loq sea, pero no kiero comentar algo q no corresponde y meter la pata...
asi q si se conforma, solo le le mando saludos Don Mantis...

Saludos ( ahi está )

miércoles, diciembre 20, 2006 3:23:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Hay una verdad indiscutible, y es que si todos los seres humanos hicieramos protestas por las cosas que nos faltan y que queremos, rara vez de hecho hariamos algo. Es decir, siempre resulta mas facil quejarse y pedir, que realmente hacer. Y ojo, que mi posición no es ninguna extremista, estoy totalmente a favor de que la gente se exprese y quiera mejorar y luche por las cosas basicas que dia a dia ponen en juego nuestros gobernantes. Tambien entiendo que la gente solo se preocupa cuando le meten la mano en el bolsillo propio y no cuando afecta al de al lado. Pero tambien entiendo que no se puede hacer quilombo cada vez que se quiera lograr algo. Los empleados del Sarmiento quieren ganar como si trabajaran transportando Uranio enriquecido, los de telefonica recuerdo que una vez pararon para que les aumentaran el sueldo de $1500 a $2000, y asi hay varias cosas mas. Ademas, a veces (se que no siempre) hay otras formas de hacerse oir, usar la inteligencia antes que la fuerza bruta es un buen ejercicio que podriamos poner en practica, por ejemplo, recuerdo que me contaron una vez que en Suiza habian aumentado el valor del boleto del tren un 10%, al dia siguiente, la gente sola se organizo y no utilizo el tren por una semana. Las autoridades tuvieron que bajar el precio para no fundirse. Tal vez algo podriamos aprender de un ejemplo asi, no?

miércoles, diciembre 20, 2006 4:54:00 p. m.  
Anonymous eli dijo:

Coincido totalmente con Jorge Mux, sobre todo con la 2da parte. En particular, tenemos un problema en la universidad pública, y es que no le importa a nadie. Bueno, sí, a los que quieren asegurarse el control de la militancia y las fuentes de ingreso como los bares y los centros de apuntes. Fíjese, Mantis, en un detalle. Hasta hace un par de días, cuando había incidentes por las protestas estudiantiles los que protestaban eran "estudiantes". Desde que sacaron la elección del ámbito universitario y pudo intervenir la policía, los manifestantes pasaron a ser "patoteros". Mi fuente para todo esto es Radio Mitre, ruido ambiente en la oficina en la que trabajo. Y qué pasó? Que casualmente, la elección recayó en un peronista (no se ofenda, Amperio) que tiene mucho olor a K. Que me desmienta Mux si sabe más de esto.
Cuídese de las armas, las personas y las palabras. Todas pueden hacer mucho daño, pero el de las palabras es más sutil y colectivo.

miércoles, diciembre 20, 2006 5:04:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Para dividir las aguas:

- Una cosa es el comportamiento mafioso de los sindicalistas, de partidos políticos y de los movimientos oscuramente inducidos por algún funcionario. Los objetivos de estos grupos son siempre imposibles de discernir desde afuera.

- Otra cosa es el pedido de un grupo socialmente identificable que se mueve puntualmente por un objetivo. Tal puede ser el caso, por ejemplo, de los Jefes y Jefas de hogar que piden un aumento en su haber. El objetivo de grupos como estos está claro, pero en muchos casos sólo aspira a un asistencialismo paternalista.

- Otra cosa es la protesta amparada legalmente, tal como la que protagonizan los docentes y los trabajadores de muchos rubros, ya sea para evitar despidos, para mejorar las condiciones de trabajo, para ser escuchados, para pedir por su salario, etc.

Con mucho, la protesta mejor organizada, más democrática y menos cruenta suele ser la del tercer tipo mencionado. Pero puede haber personas que confundan estos tres tipos. Y, claro, hay casos de protesta en la cual los tres tipos se confunden (por ejemplo, cuando los jefes y jefas de hogar están inducidos por algún político)Seguramente habrá más tipos de protesta y combinaciones que se me han escapado.

miércoles, diciembre 20, 2006 6:08:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Roman: a veces no vale la pena hacer algo.
Hay un refrán muy bueno que aclara este punto:
"cuanto más trabajes, más rico se hará tu jefe"

miércoles, diciembre 20, 2006 6:11:00 p. m.  
Blogger el pepino peronista dijo:

"No me gusta escribir sobre el asunto ya que desconozco todo a su respecto y no me interesa demasiado aprender"...

I rest my case.

miércoles, diciembre 20, 2006 8:25:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Hubo quienes me entendieron y quienes no, bueno, me quedo con los comentarios de Mux, a quien tengo muy alto entre mis lecturas recomendadas en el mundo bloggero, y que supo entender que cuando me opongo a las protestas, me refiero a las mafiosas. Si me opusiera a los reclamos de los docentes universitarios, mi prometida no solo me dejaría sino que también me daría una paliza. Los sueldos de los docentes, como ya supe decir en otras ocasiones, son casi graciosos.

A mi no me gusta que me apriete nadie. Ni milicos dictadores ni faloperos mantenidos, ni presidentes de pseudoizquierda que mandan a quemar gente. Y no traten de anotarme en ninguna porque en caso de plantearse aquello de "si estuvieses en un bote con Videla, Kirchner, Menem, y los (así se definen ellos mismos) "militantes pagados" de la FUBA, ¿a quien salvarías? la respuesta es esta: haría explotar el bote con una granada de fragmentación y todos seríamos alimento para cornalitos.

Como diría Roberto Sanchez, salud y buenos alimentos.

jueves, diciembre 21, 2006 8:20:00 a. m.  
Anonymous celess dijo:

Un ej. Resulta que en un colegio normal( ya no le queda ese nombre) de mi barrio, hay un maestro que no sabe dividir y no sabe muchas cosas, entonces les enseña mal, y cuando los padres se van a quejar, la directora dice " ya me vinieron a apretar del sindicato, no puedo hacer nada" entonces claro...ese tipo de cosas indignan..son todos intocables, El otro dia, iba en el auto y unos piqueteros que iban a pasar manifestando por la avenida que iba a cruzar. Se pararon 6 o 7 encapuchados y con palos con el fin de amenazar a quien quisiera cruzar. Y asi es infinita la lista, si unos manifestantes quieren romper todo, lo pueden hacer, porque si la policia les llega a tocar un pelo y se arma la de san quintin. En fin, caguemonos todos.

sábado, diciembre 23, 2006 11:37:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home