miércoles, diciembre 06, 2006

I´m too sexy for my shirt

Yo por Dentro – Vida Diaria
Algo que nunca tuve que experimentar fue la sensación de no conseguir ropa que me gustase. Porque nunca me gustó la ropa lo suficiente como para lamentar no conseguir alguna prenda. Puedo vestirme mejor o peor de acuerdo a la ocasión pero dependo en gran medida de lo que haga falta, y no mantengo esa postura propia de los animalitos que creen que la “personalidad”, integridad o autenticidad espiritual consisten en ir sucio y desarreglado a todos lados a la voz de “yo soy así, estoy cómodo”.*

Tal vez se deba a que supe ser brutalmente gordo y alto (sabemos que hoy me conservo sólo una de tales circunstancias), pero debo confesar que hoy en día no resulta difícil vestirme: basta con que las mangas sean lo suficientemente largas como para abarcar mi extensa humanidad. Años atrás, tenía que elegir entre pantalones enormes y elevados al nivel del ombligo, Juan Domingo Perón Style, o una sábana con un agujero en el medio. Y no, nunca elegí la sábana. Pero creo que se exagera. Creo que la histeria por los talles no se justifica.

Ahora bien, resulta que mi cumpleaños, sucedido en octubre último, fue uno de los más fértiles en mucho tiempo. Quiero decir que se me regalaron un montón de cosas lindas, muchas de ellas útiles y prácticas en lo inmediato. Entre ellas, unos pantalones. Unos jeans coquetos. Pero no son jeans de mi talle, o al menos eso dice la etiqueta. En teoría, aumenté un talle. Pero eso no es cierto. Aunque las botamangas son realmente más largas, el resto del pantalón no me queda más grande para nada. Y lo estoy comparando con otros pantalones de la misma marca (Palo), del mismo modelo.

La pregunta es: ¿Será posible que de la paranoia de las figuras reducidas no se salven ni los vaqueros de hombre? ¿Achicaron el talle? No se me ocurre una explicación coherente. Aparentemente, esto de ser alto y delgado más no esquelético me hace envidiable desde un punto de vista estético mas bien femenino. Quien lo diría. Pero reconozco que me divierte no sufrir como mis compañeras de trabajo que, enteradas de que se venía la fiesta de fin de año en la empresa, no comían decentemente desde hace –mínimo- una semana.
*Comprate una camisa, hippie.

16 Comments:

Blogger Pesimista Necesario dijo:

Sí, es posible que la moda haya llegado al hombre. Es lamentable también y la desesperación por verse bien, en algún punto termina por distorsionar la imagen propia... cosa preocupante.

Nosotros (ex-gordos) podemos estar tranquilos con eso. Pero igual me rompe las pelotas ir a comprar algo y que me den un XL cuando mi viejo anda por esa talla.

Saludos

miércoles, diciembre 06, 2006 12:16:00 p. m.  
Blogger Don Kace dijo:

yo soy de cotextuta pequeña, pase un S a un M... me siento como si hubiera ido al GYm durante un par de años...

creo que esta pensado para nosotros...

gracias KK!

miércoles, diciembre 06, 2006 12:27:00 p. m.  
Anonymous natalia dijo:

la moda llego a todos, no es exclusiva de las mujeres aunque en nosotras se nota mas la angustia por no encontrar talle o por lo que nos pusimos el año pasado para las fiestas este año nos apriete como si fueramos matambre con rusa
no me obsesiono por la ropa pero a veces te da bronca que en ciertos negocios tengan talle 0, 1 y 2

miércoles, diciembre 06, 2006 12:31:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Yo tmabien cumplo en octubre asi que como escorpiano entiendo. Lo que aprendi al usar cualquier cosa horrible que me regalaran porque no soy aficionado a las compras y mis amigos fashion es:
Soy lo mas pordiosero posible
Cuanto ams de moda esta ,mas duele.
No se preocupe ya me voy a encargar de las textiles malignas en mi blog, que para sacar el cuero estoy mandado a hacer.

miércoles, diciembre 06, 2006 12:34:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Pesimista: A mi me rompe las bolas que la ropa sea toda de tan mala calidad, que eso de dejarle un buzo o una camperita a un primero o hermano menor, ya sea cosa del pasado.

Don Kace: Claro, sí... siempre hay quienes se benefician. Pero recuerde que probablemente su novia sea ahora un L.

Natalia: El talle cero, ¿como es? Me suena a antimateria... a feta de salame tan fina que tiene un sólo lado...

miércoles, diciembre 06, 2006 12:35:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Neosatan: Tenga cuidado. En una de esas los malignos somos nosotros. Por cierto, yo soy de Libra, no me meta en sus quilombos.

miércoles, diciembre 06, 2006 12:37:00 p. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

Haganse cargo, engordaron!! :)
La pregunta de estos dias no es más la edad, el signo, ni: hace mucho que venis a bailar acá?
sino: cual es tu IMC?
besos y aguante la torta de mousse de chocolate!

miércoles, diciembre 06, 2006 12:51:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Paréntesis: Ay, el mío es de (pará que hago la cuenta) 23.06, lo que quiere decir que estoy hecho una pinturita.

miércoles, diciembre 06, 2006 1:44:00 p. m.  
Anonymous malena dijo:

el drama es que uno baja de peso, la ropa le queda mas holgada pero se ve tan bien que despues uno se paranoiquea de comer una sola galletita. Pero ud, relajese y aproveche su fina estampa, que esos pantalones seguro que le quedan una pinturita. un beso.

miércoles, diciembre 06, 2006 2:30:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Bueno, no tan bien, porque no tengo trasero.

En serio. En determinado momento la espalda se divide en dos y salen las piernas, pero nada más.

Y jamás he de comerme la galletita. Creo. No es de macho, y estoy empezando a vivir a lo macho, y antes de hacer cualquier cosa, siempre me pregunto si el Coco Basile lo haría.

miércoles, diciembre 06, 2006 2:34:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

La verdad yo soy bastante descuidada en cuanto a ropa se refiere, adoro las prendas viejas, e incluso holgadas... no sigo modas, de todas maneras dentro de algun tiempo me arrepentiré de haberme puesto ese tipo de ropa y de haber malgastado mi dinero. Lo acepto, mi ropa no es la "apropiada" la mayor parte del tiempo... pero así estoy muy cómoda y eso es lo que cuenta.

miércoles, diciembre 06, 2006 3:43:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Concuerdo: la ropa cada vez está más cara y de peor calidad. Y lo de los talles es muy cierto. Yo antes tenía talle 36/38 y ahora resulta que tengo 40???????, pero no me cuesta conseguirla..
Como me gusta mucho, pero mucho la ropa/calzado/carteras, he aprendido (fuerza mayor, que le llaman) a alternar: un poco de ropa buena/mascara y un poco de ropa demenorcalidad/masbarata.
Es lo que hay "hoy dia"

miércoles, diciembre 06, 2006 4:26:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

La verdad que me quedo la duda y fui por los locales de ropa si realizan cambios abruptos, nada mas encontre remarcacion de precios, talles anorexicos y sonrisas falsas....¿o estuve en mc donald's?

miércoles, diciembre 06, 2006 7:26:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Yo estoy acostumbrado a decir: En 45, que zapatillas tienen?
y comprar lo que haya..

miércoles, diciembre 06, 2006 9:40:00 p. m.  
Blogger Carolina dijo:

Yo tuve un problema con los talles con las zapatillas.. Y tengo una opinión no-políticamente correcta respecto del mambo de los talles.. Voy a robar con post-ramificación-de-post-ajeno. Muchas gracias.

lphvoxq
Lo peor, hoy: ver orquestales xilofones quebrándose.

miércoles, diciembre 06, 2006 11:38:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

lavender en la luna: Bueno, pero no se desubique, por favor. Digo, ir en malla a un velorio está demodeé.

Araña: Ah, no, usted engordó. Fíjese que es así. O en una de esas su cuerpo está echandose a perder como el de toda mujer a punto de sufrir de artrosis. En una de esas usted ya está muy mayor...

Neosatan: No, usted se fue a comprar un celular y lo atendió Solcito Bordigoni.

Taitapop: Señor... hay linyeras con más criterio, por favor.

Carolina: Bueno, pero sólo porque es usted. Besos.

jueves, diciembre 07, 2006 8:46:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home