jueves, octubre 26, 2006

¿Para qué voy a rezar, si estoy en el testamento?

Yo por Dentro - Religión - Científicamente

El poder de la oración y la efectividad de la fe a la hora de curar enfermedades son, para algunos algo que se da por hecho, comprobado y firmado. Todos hemos oído de alguien cuyo achaque desapareció, tumor se encapsuló, renguera desapareció, o algo así. La palabra que estamos buscando es la siguiente: milagro. Los mismos facultativos médicos son los que se a veces se sorprenden debido a lo sucedido, y ayudan a reafirmar la fe de varios.

Lo curioso es que varios estudios afirman absolutamente lo contrario. Aparentemente, una persona que sabe que están rezando por su recuperación, evoluciona de un modo desfavorable si es que se la compara con otra que no está siendo motivo de plegarias. Supongo que se deberá a la angustia de saber que no está funcionando tan bien como debería, la somatización o vaya a saberse que otro desbarajuste psicológico relacionado a la autosugestión.

Ahora, teniendo eso en cuenta, ¿Es mejor tratarse con un médico creyente "buena gente" o con uno agnóstico "buena gente"? A mí se me hace como que el médico creyente intentaría un poco menos (si cree que a la larga Dios hará siempre lo correcto), o un poco más, (si que cree que Dios lo va a ayudar a encontrarle la vuelta al asunto). El médico agnóstico, por otro lado, convencido de que no existen “manos de Dios” en las cuales dejarlo, va a tratar de probar cuanta cosa se le ocurra, a fin de salvar al paciente y mejorarle la calidad de vida, pero una vez acabadas las opciones, se rendirá. No obstante, el médico creyente cuenta con la posibilidad de que la hemorragia se detenga sola, de un modo “inexplicable” para los hombres de poca fe.

La mejor combinación es, a mi parecer, médico agnóstico, muy capaz y buena persona + paciente creyente y completamente ignorante de lo grave de su situación + (y muy pero muy especialmente) seres queridos muy creyentes e influyentes en las altas esferas celestiales.

Uno debería conseguirse, por si acaso, una relación cercana con gente de la que rezó y obtuvo resultados específicos, en efectivo. Combinando varias religiones diferentes, de ser posible. Por otro lado, una persona que ha perdido ya varios afectos y encuentra consuelo en la oración únicamente a fin de que le ayude a sobrellevar la pérdida es, a todo grito, mufa. Y debe ser alejada cuanto antes de las plegarias grupales. De ser posible, esa persona tiene que creer que no pasa nada: que el enfermo está en realidad sano. Conviene mostrarle fotografías retocadas con el Photoshop, en la que todos aparecen festejando y sonriendo, comiendo un asado.

Pero cuando se busca la cura a una enfermedad, creo que el mejor grupo de investigadores debería ser compuesto por jóvenes malvados, perfeccionistas y no creyentes, que a medida que el tiempo transcurriese comenzasen a volverse buenos y además creyentes, a fin de jugar los últimos porotitos sinceros y bienintencionados a un rapto de iluminación divina.

17 Comments:

Blogger Chancho Piluqui dijo:

Imagino la siguiente escena: parientes de distintas religiones peleando por el modo de rezar en pos de la recuperación de un ser más o menos querido. "Andá vos, con tu Buda.... mirá lo bien que nos fue con la abuela mientras vos le pedías a Buda...." // "Recémosle a Alá y dejémonos de joder, che. Con Dios no se puede, miralo al hijo sino...."

jueves, octubre 26, 2006 9:58:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Usted me recordó al Marqués de Sade de la película "Letras Prohibidas", respondiéndole al Abate: "Su Dios colgó a su hijo como una res en los ganchos del carnicero.... tiemblo de solo pensar en lo que podría hacerme a mí"

jueves, octubre 26, 2006 10:02:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

En realidad yo tenía otros informes científicos sobre los que rezan y los que no rezan sean de la religión que sean. Tengo entendido que "el rezo", "la oración", "la meditación" o todo lo que sea "recogimiento interior", baja el estres, que es uno de los factores más importantes de disminución de las defensas del organismo. Inclusive en casos de gente NO religiosa que lograron concentrarse en "el rezo" se vio esto.
También creo que la sugestión es un papel importantísimo, y los "mensajes" que le pueden llegar a nivel inconciente a un paciente que está en el límite son fundamentales: Por ejemplo, un médico que repite todo el tiempo... "No hay nada que hacer, ya no tiene solución"... creo que podría terminar mucho antes con el paciente, mientras que otro que le habla, y ordena a su equipo seguir luchando, podría conseguir algo mucho más "milagroso".
Yo preferiría que me atienda un médico con "fe", pero familiares religiosos JAMÁS. Rodearme de gente en altas esferas celestiales, MENOS. Calculo que esos son los primeros que podrían sobrevivir, pero a costa de tener que arder en el infierno, auqneu por suerte, no creo en el infierno.

jueves, octubre 26, 2006 10:28:00 a. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

Médico agnóstico - Paciente agnóstico - Familiares al estilo Flanders.

Excelente esa frase del Marqués, Mantis. No la olvido desde que la escuché.

Saludos

jueves, octubre 26, 2006 11:07:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

Seamos previsores: implementemos una cadena de oracion para cuando se está sano, para seguir en ese estado. Yo, si fuera alguna deidad, me sentiría usada si sólo recurren a mí en momentos de necesidad y cómo última instancia cuando debería haber sido la primera...Y si ellos llegan a razonar de esa manera? ojo, que Sade la tenía clarísima.
De todas formas, uno no se muere ni un minuto antes ni uno después de su hora, eso dicen...

jueves, octubre 26, 2006 11:12:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Cosmo: Bien podría ser que un paciente en la situación que usted describe piense algo así como "los médicos se equivocan, Dios y yo se lo vamos a demostrar", y se cure. Además, arrepintiéndose sinceramente se libra del Cielo. Es negocio. Yo creo que voy a hacer esa, algún día. Tengo que ver como manejo lo de la gula.

Pesimista: Es de las que se te quedan pegadas y valen la pena recordarse. No tiene fundamento y es muy facil de destruir por cualquiera que entienda que Cristo se convierte adrede en una masa inmunda de pecado, (justo cuando pregunta: ¿dios, por que me has abandonado?), pero suena bárbaro, sí. Da ganas de hacerse ateo.

Usted, Paréntesis, ha dicho una verdad claramente utilizada por las personas de fé. Utilizar a Dios para que nos escuche cuando andamos mal solamente o necesitamos algo, es convertirlo en Papa Noel o una lámpara mágica cumplidora de deseos.

jueves, octubre 26, 2006 1:01:00 p. m.  
Blogger vic dijo:

no lo tengo ni claro ni resuelto. pero llegados ciertos instantes vividos pude comprobar que ése que estaba sentado con tanta fe cristalina la pasaba mucho mejor que yo.

jueves, octubre 26, 2006 1:24:00 p. m.  
Anonymous gus_ dijo:

Para mí, médicos agnósticos pero fanáticos fundamentalistas agnósticos. Familiares creyentes tengo, pero mejor bien lejos de mi lecho de convaleciente, porque además de creyente son garcas y encima animistas.

jueves, octubre 26, 2006 1:29:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Vic: Palabras de Pablo, que pedía a Dios la fuerza para sobrellevar su dolor o pena, en vez de pedirle que le quitara la misma. Algo de sabio hay en ello. Pero no se qué, a veces...

Gus: Los creyentes garcas son los peores. Para ellos, palos e infierno, de ser posible. Y si se van al Cielo, mándenme al Infierno a mí. No los quiero cerca.

jueves, octubre 26, 2006 1:52:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

La hilarante y aguda descripción de ventajas y desventajas de la religiosidad deja algunos porotos a favor del agnosticismo. Usted dice: " El médico agnóstico, (...) convencido de que no existen “manos de Dios” en las cuales dejarlo, va a tratar de probar cuanta cosa se le ocurra, a fin de salvar al paciente y mejorarle la calidad de vida, pero una vez acabadas las opciones, se rendirá". Disiento con ello: un (buen) médico agnóstico nunca creerá que se acabaron las opciones y tiene la ventaja de que no va a caer en la tentación del quietismo de la fe. Por otra parte, un médico religioso puede rendirse ante el primer escollo, sin haber explorado siquiera unas pocas posibilidades, y dejarlo "en manos de de Dios". Prefiero un agnosticismo a ultranza y una serena convicción, tanto en mí como en mis parientes, de que la muerte es una contingencia para la cual debemos estar preparados a cada segundo.

jueves, octubre 26, 2006 2:48:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Adhiero y comprendo, pero es que en rigor de verdad, los médicos realmente decentes y de fe coherente, saben que dejar todo en manos de Dios, es "Tentar al Señor, Tu Dios". Y eso, no se hace...

Porque la verdadera fe, no cae en el quietismo. Caer en el misticismo de decir "Dios proveerá", es irse a cualquier lado.

jueves, octubre 26, 2006 2:56:00 p. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

Como creyente, coincido con su última apreciación y cito una frase que aplico en mi vida: Vivir como si todo dependiera de uno mismo, rezar como si todo dependiera de Dios. O sea, hacer lo que hay que hacer y agradecer lo que se tiene.

jueves, octubre 26, 2006 5:18:00 p. m.  
Anonymous eli dijo:

Entonces la idea de Dios como soporte técnico acá no corre?

jueves, octubre 26, 2006 8:43:00 p. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

La verdad Mantis, no lo sé porque no soy creyente...pero le creo, ya que (hablando seriamente un minuto, no más) me parece una manera correcta de manejarse, ya sea en la ecuación ser humano/ser humano o ser humano/dios o dios/ser humano. Que se yo, no la voy con el accionar "situacionalmente", al menos no como estilo de vida o no como una constante.
besos

jueves, octubre 26, 2006 11:37:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Pitoti2: Me gustó lo suyo. Se lo voy a empezar a utilizar, si me lo permite.

Eli: Depende. Porque el Vaticano vendría a ser pedazo de Call Center... digo.

Paréntesis: Su modus operandi debería de otorgarle una existencia feliz y completa. Siga así.

viernes, octubre 27, 2006 9:08:00 a. m.  
Anonymous Limpia dijo:

Adhiero a paréntesis (y no es una extraña manera de escribir) porque creo que la religión más allá de los matices de veracidad o no de la historia que nos contaron los textos al respecto, son una muy buena manera de manejarse. Son más bien un libro moral de las buenas costumbres.

Lo que si es cierto (y volviendo un poco al post) es que los parientes "mufa" generalmente traen cosas negativas. Yo tenía una tía que cuando yo estaba enfermo siempre se apersonaba a contarme que le faltaba la apéndice, riñón, etc. Hasta que un día cansado de esa sugestión psicológica hacia la mala vibra (si, soy seguidor de ángela luz) la maté con un tenedor. Solucioné sus problemas, y por supuesto, también los mios.

Después de 16 comentarios, que bien entendieron mi pesar, me gustaría que fueran testigos en mi causa judicial porque estoy un poco muy hasta las manos.

viernes, octubre 27, 2006 1:18:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

A mí se me hace como que el médico creyente intentaría un poco menos (si cree que a la larga Dios hará siempre lo correcto), o un poco más, (si que cree que Dios lo va a ayudar a encontrarle la vuelta al asunto). El médico agnóstico, por otro lado, convencido de que no existen “manos de Dios” en las cuales dejarlo, va a tratar de probar cuanta cosa se le ocurra, a fin de salvar al paciente y mejorarle la calidad de vida, pero una vez acabadas las opciones, se rendirá. No obstante, el médico creyente cuenta con la posibilidad de que la hemorragia se detenga sola, de un modo “inexplicable” para los hombres de poca fe.

Mira DIOS EXISTE y de eso no hay ninguna duda, por lo menos por mi parte... quien creo el mundo?? Los cientificos?¿ Pues no... lo creo DIOS... todo lo que tenemos es gracias a EL y todos los que piensan que no es asi es xk son unos desagradecidos...
Stoy segura k la gente que supera enfermedades graves es xk creen en Dios y rezan para que les ayude... y oye, no es ninguna tonteria dejar la vida de una persona en manos de DIOS, el siempre ayudara si hay FE... en cambio las personas ateas son las k mueren y las k no se salvan d esas terribles enfermedades, pork no dejan k DIOS les ayude!!

martes, julio 17, 2007 5:44:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home