miércoles, octubre 18, 2006

I want you to come

Yo por Dentro – Cine, tele y así – Madre Naturaleza

Caminando rumbo a casa, una vecina y yo comenzamos a discutir acerca del verdadero efecto de la pornografía en quienes acceden a ella. Me refiero a los niños que ven una película a hurtadillas y no a quienes las protagonizan clandestinamente. Esas son dos formas de acceder muy diferentes, lamentablemente para ambos casos en los que -resulta curioso- cada uno cree que el otro es el afortunado.

Mi argumento era el siguiente: no creo que una criatura vaya a salir degenerada u obsesionada nomás por ver una escena de sexo en una película o revista de vez en cuando. Y el ambiente o exceso de exposición no necesariamente va a tener que ver con la idea futura que el niño tenga de las mujeres. Fue muy estúpido de mi parte. Debería saber cuando no involucrarme en ciertas conversaciones.

-Al fin y al cabo, yo amo un montón a mi madre sin importar todo el porno que miro, miré y miraré sin que se entere nadie –me faltó decirle. Porque soy un idiota. Así y todo, enarbolé también mi cuasi omnipotente ejemplo de los curas pedófilos, que vienen a ser mas o menos el equivalente a una Heckler & Koch calibre .45 argumentativa cuando se quiere defender la a veces necesaria y saludable exposición a un par de pechos (o la idea misma de excitarse ante ellos), sin llegar a obligar a tus hijos a ver una pieza cinematográfica cualquiera de la colección familiar de DVD´s de la Cicciolina antes de cepillarse los dientes e irse a dormir.

-Una película pornográfica saca el sexo de contexto y ofrece una imagen e ideas distorsionadas acerca de cómo es, por ejemplo, el cuerpo de una persona –dijo ella en otras palabras. Entonces me puse de su lado y le di la razón, obviamente, porque en esas películas se ven organizaciones psicofísicas bastante diferentes a la mía, de seguro bastante más modesta y mucho menos pretenciosa. Ya saben, ese tipo de cosas que hacen que una joven se encuentre descansando en su habitación, conversando con una amiga y diciéndole algo así como que: “Menos mal que me la metió en el c*lo, porque si me llega a dar con eso en la cabeza, me mata”

Igualmente creo que, más allá de toda realidad o ficción, un pene es realmente grande cuando se deja de medirlo para comenzar directamente a pesarlo, a la voz de: “Anotá, rubia: Muerta… kilo doshetentishinco…”

13 Comments:

Blogger Don Kace dijo:

el domingo en el estadio Ciudad de La Plata, se han visto una violacion en masa y en retaradas ocasiones.

no creo que le cague la cabeza a nadie mas que la las pobres... pobres victimas.

porque fue un espectaculo familiar.

miércoles, octubre 18, 2006 9:48:00 a. m.  
Anonymous deapoco dijo:

moríiii!!!!
me hiciste reir, gracias :)

miércoles, octubre 18, 2006 10:38:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Don Kace: A mí me tiene mas entretenido o enganchado el accidente que sufrió el pobre Darío Silva, ex- delantero de la banda oriental. Ya ni la formación de Boca, me acuerdo.

Deapoco: No, gracias a usted por hacerme la visita. Y no se muera, a menos que me garantice la resurrectada.

miércoles, octubre 18, 2006 10:42:00 a. m.  
Blogger Chancho Piluqui dijo:

Sr. Mantis, adhiero a lo que dice. Yo he sido consumidor clandestino de pornografía en mi niñez, tiempo en el que vislumbrar una teta durante un nanosegundo en una película de cuarta, era un triunfo de proporciones épicas. Y acá estoy, sin ningún daño colateral.... o al menos eso creo.... ok, tal vez no debí ponerme de ejemplo, en fin....

miércoles, octubre 18, 2006 11:17:00 a. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

Yo también he sido un adicto a lo condicionado. Y hoy en teta, no sufro de efectos sexundarios. Conchaquetas de cuero por la calle voy y me repijan las suelas de los zapatos. Pero nada más.

miércoles, octubre 18, 2006 11:44:00 a. m.  
Blogger El Guz dijo:

Es importante el porno. La piba amiga del sobrino de la de la verdulería quedó embarazada por esos filmes... PORNO sacarla antes..., ni usar forro.

miércoles, octubre 18, 2006 11:51:00 a. m.  
Blogger Luciano dijo:

Yo la verdad que me inicie tarde en el septimo arte chancho. Pero no me quedaron secuelas...visibles.
Eso si, las porno son muy machistas.

miércoles, octubre 18, 2006 1:56:00 p. m.  
Blogger Rambo dijo:

acusar a la pornografía de crear degenerados sexuales sería como adjudicarle a las películas de acción de los 80s la existencia del Malevo Ferreyra (el original , no el que jugaba a la pelota)

miércoles, octubre 18, 2006 3:27:00 p. m.  
Anonymous juli dijo:

si bien es cierto q abundan en esas pelis las proporciones desmesuradas del cuerpo humano (esos penes así <----------------------------------------- 40cm -------------------------> dan un poco de cuiqui) creo q los niños q han accedido a la pornografía tendrán una adultez más feliz y libre de prejuicios. Completamente a favor de las pelis condicionadas, porq los violadores y los pedófilos no nacen por ver negros moviéndose colegialas.

miércoles, octubre 18, 2006 3:48:00 p. m.  
Blogger vic dijo:

después de escuchar una larga charla en un bar, a altas horas de la noche, en la mesa contigua, vimos que: tanta sensibilidad femenina forjada durante años para que después ellas pumba caigan en el tamaño.

(que nada tienen que ver las porno)

miércoles, octubre 18, 2006 4:42:00 p. m.  
Blogger cualquier boludo dijo:

Coincido con que la pornografía es principalmente un producto orientado al mercado masculino, lo cual no necesariamente implica machismo (en teoría) pero lo es.
Creo que en su justa medida y en algunos momentos oportunos puede ser bastante instructiva. Vamos gente, ¿quién puede decir que aprendió sobre sexo de sus padres? Seguro que muuuuy pocos.
Por otra parte, los cuerpos que se ven en las porno no son muy diferentes de los que se ven en las portadas de las revistas de chimentos, las estéticas corporales irreales están por todas partes, de maneras menos explícitas (quizás más subliminales, lo que puede ser pero) al alcance de todos de todas las edades en todas partes.

jueves, octubre 19, 2006 12:11:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Chancho Piluqui: Ahora entiendo el porqué de la bolsa en su porcina testa, camarada.

Pesimista: Usted tiene la idea mas fifa que Joao Havellange.

El Guz: Dicen por ahí que las mujeres embarazadas, las niñas ahogadas y las tortillas quemadas son el resultado de una misma acción: no sacarla a tiempo. Habrá que ver...

Luciano: Que se yo.... a decir verdad, nunca me inicié, pero siempre hay tiempo para empezar a ver con intenciones coleccionabilísimas.

Rambo: Ja, si, puede ser. Que personaje ese Malevo Ferreyra. Ahora me queda la duda de si es usted precoz como yo y recuerda ese tipo de cosas desde la escuela primaria, o nomás un veterano.

De todas formas, es de mis lectores más respetados o respetables.

Juli: Me quedé pensando en los de los 40 centímetros y me quedé en blanco. Disculpe, me voy a llorar un rato.

Vic: Por suerte, hay para todos los gustos. Aunque siempre me pareció injusto que se quejen del hombre menos afortunado, en lugar de renegar de la mujer "demasiado amplia", por decirlo de alguna manera.

Hasta el más grande de los camiones con acoplado rebota en un hangar de aviones, digo...

Cualquier Boludo: Sep, pero machista y todo, las que levantan la guita con pala son las productoras y las actrices que se vuelven estrella e íconos de la cultura más económica.

Y la idea de aprender sexo de los padres me da miedo. Imagino a mi difunto padre diciendo algo así como: ¿ves, como le gusta a mamá?, entonces la agarrás de acá y.... ¿ves como gime?

No sea asqueroso, hágame el favor.

jueves, octubre 19, 2006 9:00:00 a. m.  
Blogger vic dijo:

...y lo dice muy bien. Es así de injusto.

jueves, octubre 19, 2006 10:05:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home