martes, octubre 17, 2006

Tratamiento de Conducto: Dispárenme por favor

Yo por Dentro - Madre Naturaleza - Vida Diaria

Bueno, la cosa es así: yo tenía escrito un post muy bonito y bastante extenso, donde describía paso a paso todo lo ocurrido durante mi primer “tratamiento de conducto”, ocurrido hace algunas semanas. La idea original era publicarlo en un día de escasas ideas, compartiendo lo sucedido y permitiéndole a quien quisiera, acceder a una descripción simplificada del procedimiento. Para perderle el miedo. Los habitués del blog saben a qué me refiero. Los que no, lean el artículo de ese día, (Casi un William Wallace) o “El Molar de la Perversidad”.

Ahora bien, este último viernes, acudí al mismo consultorio odontológico, a realizar otro tratamiento de conducto: el segundo, con la misma especialista. Fui relajado, confiado, tranquilo; más preocupado por las desmejoras económicas referidas al evento, que a otra cosa. Pero esta segunda experiencia no podría haber sido más diferente a la primera, de ninguna manera, así ella hubiese estado desnuda y untándose una reducción de propoleo y Cabernet Sauvignon. Porque me fueron abiertas las puertas a un mundo de desesperación y dolor: fue el Infierno en la Tierra.

No sería justo que yo ahora publicase el episodio feliz, eso es seguro. Me limitaré a decirles que este segundo “tratamiento de conducto” se me tuvo que realizar A VIVO, SIN ANESTESIA, CON EL TORNO PULVERIZANDO LA PIEZA DENTARIA, TALADRANDO Y ABRIÉNDOSE PASO HASTA QUE SE LLEGÓ AL NERVIO, MOMENTO EN EL QUE UNA AGUJA CURVA SE INYECTÓ DIRECTAMENTE A TRAVÉS DEL ORIFICIO, AL NERVIO PALPITANTE, INFLAMADO Y DESCUBIERTO, tras habérseme inyectado inútilmente dos tipos diferentes de anestesia en las encías, por encima, por debajo, por el costado y directamente en el tronco de la mandíbula, en más de cinco oportunidades. Claven lentamente un machete en un bloque macizo de telgopor y entenderán la sensación de la aguja en el tronco. Luego calienten el machete antes de hundirlo en el costado de un pollo y entenderán la sensación equivalente, por debajo de la encía. Ahora, imagínense que son el pollo. Realmente, es el tipo de cosas que te despabilan.

No me malinterpreten: no soy blandito. Muy por el contrario: he padecido dolores terribles y desesperantes, amén de otras magulladuras importantes, y mi nivel de tolerancia al dolor siempre fue muy alto. Peligrosamente alto. Me he lesionado y fracturado algún hueso debido a ello. En inglés: I’m actually a tough son of a bitch.

Pero… uno no debería pagar para transpirar, gemir, lagrimear y (en definitiva) sufrir tanto. El único consejo que puedo darle a quien deba realizarse un tratamiento de conducto, es que no vaya con dolor o sensibilidad intensificada, creyendo que “igual, ahora me anestesian y se me pasa”. Es preferible dejar pasar unos días, tomar algunos antibióticos y analgésicos, y mandarse recién cuando el diente parezca haberse olvidado de su padecimiento.

Hoy no hay chistes, no. Con esto no se jode, caramba.

Etiquetas:

20 Comments:

Blogger Pitoti2 dijo:

Coincido en que deben haber pocos dolores tan intensos como aquellos en que algien toma un nervio, le saca la vaina, como quien pela un cable y te lo tironéa o arranca, como se hace en el tratamiento de conducto.
Lo mejor es tomarse un buen psicotrópico en altas dosis y que te lleven al odontólogo en un profundo estado de narcolepsia. Te duele, pero ni te enterás y todo te importa un bledo.

martes, octubre 17, 2006 10:13:00 a. m.  
Blogger Luciano dijo:

Mierda, nunca me paso y espero que no me pase. Y menos ahora teniendo la descripcion esta en la mente.
Y eso que mi umbral de dolor es amplio para el tema dentista.
Que se mejore.

martes, octubre 17, 2006 10:20:00 a. m.  
Blogger Araña dijo:

Repito: nunca me dolió un tratamiento de conducto peeeeeeeeeeeero.. como usted dice: previamente he tomado calmantes y antibióticos por si las dudas.
Hay un dolor muy fiero, odontológico, que es la periodontitis. Es insoportablemente persistente y no cede ante la toma de desinflamatorios.. ni con un duodecadrón, m'ijo... Opté para no seguir sufriendo porque fue cosa de días y días, sacarme esa p**a muela.
Los dientes no tendrían que existir. Tendríamos que comprarnos dentaduras postizas al año de vida e ir cambiandola a medida que uno va creciendo..

martes, octubre 17, 2006 10:52:00 a. m.  
Blogger Payin dijo:

por suerte a mi un tratamiento de conducto nunca me dolio (tengo 4), pero se lo que significa una tarde en el dentista a puro dolor. El año pasado me sacaron las 4 muelas de juicio porque estaban trabadas. Ud no sabe lo que es que le metan un sacacorchos (si, un sacacorchos) en le muela y tiren con la misma intensidad como si estaria esperando con ansias un regalo desde el otro lado.
Me hizo recordar ese momento terrible de mi vida, pero su dolor me hizo olvidar el mio (jejeje), saludos y recuperese pronto!

martes, octubre 17, 2006 11:01:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

No me asustes que tengo una muela fracturada hace como un año. Hace dos meses fui a la odontóloga y me dijo: "No te duele eso"?? Para nada, le dije. "Es inexplicable que no te duela". Sé que en cualquier momento estallaré de dolor por dejarme estar... Igualmente, aclaro, el ruido del torno no me asusta; al contrario, me es familiar: mi mamá es odontóloga! Lástima que ya no ejerce.

martes, octubre 17, 2006 11:01:00 a. m.  
Anonymous eli dijo:

Pero cómo no te avisaron antes que tenés que venir con la inflamación calmada? Así se unte de lo que quieras y se disfrace de la Hurley en "Al diablo con el diablo", cambiá de dentista! El nervio no se toca hasta que no se frene la infección a base de amoxicilina.
Yo optaría, no por el comedor de acrílico ya desde el corralito, sino por una combinación de ventajas que tienen otros mamíferos. Los incisivos del conejo que crecen permanentemente y por eso hay que gastarlos (una buena excusa para comer) y la renovación de las muelas viejas como hacen los elefantes, claro que sin que las viejas vengan para adelante desmereciendo la sonrisa.

martes, octubre 17, 2006 11:02:00 a. m.  
Blogger La Coneja dijo:

Ah la pipeta! Qué mal trago! Dicen que el dolor de muelas y el de oídos son los peores dolores, pero yo, a diferencia de usted, soy flojita, vio? cualquier dolor es insoportable en mi persona.
Por último, Araña, no permitiría que sucediera eso. Amo con locura sacar dientes de leche.

martes, octubre 17, 2006 11:05:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Pitoti2: No, la parte de la raspada y arrancada no dolió, porque para ese entonces ya me habían mandado la aguja directamente en el nervio. Y lo de las drogas alucinógenas no me convence...

Luciano: Hoy en día ya estoy bien, bah, mas o menos. Pero fue bravo, bravo. Si quiere, luego le publico ese artículo en el que todo salió bien.

Araña: Es lo que yo digo: hay que sacar todos los dientes del feto con alguna inyección, cuando la mina todavía está embarazada. Y chau, después, meta pulenta y pulenta.

Payin: Yo sostengo la teoría de que las muelas de juicio existen porque el hombre estaba hecho para perder otros dientes naturalmente (caries o accidentes) y ahora eso no pasa. De no ser por los dentistas y el dentífrico, la boca estaría mejor. Medio chota visualmente, pero mejor.

Magic: Vaya ahora, cuando no duele, en serio. No espere porque va a querer sacarse los ojos con una moneda de 25 centavos, nomás para distraerse del dolor principal.

En mi caso, lo inexplicable era que no "agarrase" la anestesia. ¡Inexplicables mis polainas! ¡Dénme morfina!

Eli: Yo, tengo los dientes de conejito, de todas maneras. Pero ya habrá tiempo para la ortodoncia definitiva luego.

La Coneja: Usted sí que tiene un extraño sentido del "amor", eh... porque...

martes, octubre 17, 2006 11:20:00 a. m.  
Blogger Cruella De Vil dijo:

Aiaaaa!
Pobishito Mantirula!
Le mando un sana sana y un beso en la frente.
Mala odontóloga, mala.
No le queremos en el día de la fecha.
>=(

martes, octubre 17, 2006 11:45:00 a. m.  
Anonymous deapoco dijo:

y esolo hiciste para celebrar tu cumple?
espero que no..

martes, octubre 17, 2006 1:06:00 p. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Lo que no entiendo es como la odontóloga no te avisó una semana antes (por prevención) que tomes antibiótico y antinflamatorio y que encima te haya hecho el tratamiento con la infección encima y que (encima) haya insistido dándote anestesias que además te dejan dolorido por el pinchazo sabiendo (al menos debería saber) que la anestesia no agarra con infección.
Digamos que eso se hace sólo en caso de extracciones de urgencia, pero un conducto hecho sin anestesia e infectado... adhiero a Eli, considerá seriamente la idea de cambiar de odontóloga que por más linda que sea no la disfrutaste mucho, así que hubiese sido mejor una Iris Lainez que te haga bien las cosas... bueno, por ahí tanto no...

martes, octubre 17, 2006 1:18:00 p. m.  
Anonymous Chechu dijo:

Una sola duda me quedo, Sr Mantis: pudo Ud disfrutar del dia de la alimentacion o hasta ese placer le robo la dentista mala mala!!??
Estaba por permitirle a mi odontologo sacar mis muelas de juicio, pero hoy me arrepenti!! :)

martes, octubre 17, 2006 4:07:00 p. m.  
Blogger Zoimanzanita dijo:

No hay médico más odiable que el dentista, creo que ya mencioné que gracias a no sé que cosa mi papá lo es, sino tendría la boca bien podrida, porque nunca iría.
Yo ahora me enteré que tengo las muelas del juicio de abajo torcidas=) y me tienen que operar cuando quieran salir si es que algún día quieren, ja! Minga jajajaja.
besos! y vuelvo para tu cumple.

martes, octubre 17, 2006 6:31:00 p. m.  
Blogger Amperio dijo:

Coincido con Eli, compañero. Los tratamientos de conducto NO SE HACEN cuando hay inflamación. Primero van antinflamatorios, antibióticos y analgésicos.
Particularmente, creo que su dentista tenía la "orden" de facturar. Si dejaba pasar el tiempo, Ud. podría irse a otro lado para el tratamiento.
Es la lógica capitalista de maximixar ganancias. No hay otra explicación. Y, en esa lógica, la ética profesional pierde por knock-out.

Yo que Ud. resuelvo el tema igual que lo resolvió con su profe de artes marciales.

martes, octubre 17, 2006 7:06:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Bueno, gente, Blogger me borró todas las respuestas y no me da el humor para volver a escribirlas todas de nuevo. Sepan disculpar, los quiero mucho a todos y mañana tengo turno con una dentista diferente.

Un saludo.

miércoles, octubre 18, 2006 10:28:00 a. m.  
Blogger cualquier boludo dijo:

Yo vengo evitando el dentista desde hace unos meses porque me suena que voy a necesitar hacerme uno de esos.
Me parece que antes de ir me clavo una botella de malbec.

jueves, octubre 19, 2006 12:14:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Hola, estoy leyendo porque comence con un tratamiento de conducto y lo avandone por la mitad, el dolor era insoportable, aclaro que la dentista en cuestion es mi madre, con mas de 25 años de experiencia y bla..bla...
La cuestion es que me esta empezando a doler de nuevo y NO quiero volver a padecer el sufrimiento. Alguien sabe si existe
otra tecnica de anestesia ( mi madre dice que no, pero no puedo creer que en el siglo 20 sigamos sufriendo por la dentadura. Saludos

lunes, agosto 13, 2007 1:22:00 p. m.  
Anonymous Cicadax (last days on earth) dijo:

Yo creo que una vez pasada la epoca de la caida de dientes de leche y apenas los dientes definitivos esten asentados, los humanos deberiamos someternos a una operacion donde nos extirpen todas nuestras piezas dentales y nos implanten piezas pequeñas y metalicas dentro de las cavidades oseas respectivas y con un saliente roscado, donde se podrian enroscar nuevos dientes artificiales totalmente invulnerables a las caries y a los golpes. Deberian ser antiadherentes para no ensuciarse y no requerir mas que un cepillado muy por arriba (lo que tambien impediria esa incomoda sensación de un pequeño trozo de comida trabado entre dientes ni la clasica hoja verde pegada en alguno de los dientes frontales luego de una comida fuera de casa). La boca se mantendría solamente con buches de algun antiseptico, no habria hilo dental ni palillos o ningun otro tipo de tortura estandarizada. Cuando la mandibula haya creicido tanto como para que empiecen a existir separaciones entre estos dientes artificiales, es el sistema roscado el que nos permitiria reemplazar las viejas piezas por otras de mayor tamaño y asi cuantas veces sea necesario.
Pero claro todo esto dejaria de ser negocio, para dentistas, fabricantes de cepillos, de pastas, de hilo dental, de palillos, y para ortodoncistas entre otros. Y como la salud siempre sera un negocio en este mundo capitalista, esta idea tan conveniente para el humano promedio, es muy probable que quede en el terreno de la imaginación.
Por mi parte, habria que buscarle la vuelta. Que estas operaciones sean impagables (como las casas hoy en dia en mi pais), no importa, que uno saque un credito y lo pague el resto de su vida, pero se asegura que nunca sufrira ni el minimo dolor de muela, mucho menos escuchar el sonido del maldito torno, (elemento siniestro si los hay) y seria impensado tener que someterse a un tratamiento de conducto!

martes, octubre 16, 2007 3:57:00 p. m.  
Blogger David dijo:

QUE MOLESTIA TAN ·"$"$%"·$"·$"·$ ME ACABAN DE HACER CONDUCTOS Y FASTIDIA COMO PLUMA EN EL C--------

martes, noviembre 27, 2007 11:18:00 a. m.  
Blogger Andrés Figueroa Flores. dijo:

La verdad sé que a priori difícilmente alguien leerá esto, pero el dolor es más real que este comentario, hasta llegué a pensar en ese sillón inquisidor, que solamente se estaba ahorrando la anestesia y así poder comprar un kilo de paltas a la salida de su consulta, en fin como alguien dijo por ahí, William Wallace es lo menos que te puedes imaginar en un momento así, supongo no será lo más terrible que me pase en la vida, pero de una cosa estoy seguro: La dentista debe ser soltera!

lunes, marzo 28, 2011 8:52:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home