martes, julio 11, 2006

Y no hicieron falta pollos chinos.

Vida Diaria

Usted… ¿Alguna vez sintió que estaba cometiendo un error y desencadenando algo medianamente malo pero evitable e inevitable a la vez? Quiero decir… ¿Alguna vez se dijo a si mismo: “no tengo que hacer esto, porque me voy a arrepentir"?

Seguro que sí… a menos que usted mienta o la falta de conciencia sea su riguroso estandarte. Y no me refiero a esos semiarrepentimientos a cuenta que hacen en algunas películas, todos ellos referidos a meterle (o no) los cuernos a un marido, o a robarle (o no) unos cuantos pesos al jefe de la mafia, sino a esos arrepentimientos chiquititos a los que nos lleva –cual pelota sin asidero- la vida diaria. Como prestarle 25 centavos al compañero de laburo que no devuelve nada, nunca, jamás.

Yo sabía que si salía este sábado a la noche, la lluvia me iba a mojar. Y sabía que por más que me abrigase iba a tomar frío. Sabía también que soy propenso a las enfermedades de invierno. No era ajeno a mi conocimiento el hecho de que los cambios bruscos de clima me dejan de cama sin necesidad de que intervengan las gripes y los resfríos. Sabía que lo correcto era quedarme en casa. En mi cabeza era todo tan simple: 2 + 2 = 4.


Sin embargo, salí. Obviaré la parte de los pantalones mojados y el viento frío porque es a mis articulaciones demasiado molesto incluso tener que recordarlo. Ella ordenó un matambrito a la pizza con papas rejilla. Yo me decidí por los canelones a la parisienne. Como siempre, tuve que pedir que nos trajeran otra canastita de pan.

Hoy, a largas horas de que mi jornada finalice y sintiendo que el cerebro se licúa de a poquito y rebota dentro de mi mollera dispuesto a irse en mocos, puedo reconocer que me arrepiento de haber haber venido a laburar, de haber pedido canelones, de haber salido en un día de esos en los que no hay remises precisamente porque llueve y hace mucho frío, de tener novia pero no auto, de no haberme hecho arreglar esta nueva caries que me salió, de no haber puesto la resolución del monitor en un tamaño mayor para no tener que estar forzando la vista, de no haberme quedado a ver “El resplandor” con Jack Nicholson, de haber vendido mi Playstation 2, de haber comprado bizcochitos “light” en vez de alfajores, de no haber comprado tapas para horno en vez de para freir, de haber hecho trampa mirando las respuestas a las adivinanzas de un Billiken en el que Mc Gyver aparecía en la tapa en Octubre del '87, y de todo, absolutamente todo lo que hice desde el momento en que nací, cuando mi pedorrísima existencia fue definida y esta gripe, cobrada en efectivo.


La existencia del destino me tiene sin cuidado. Si tuviera que volver a hacerlo, de seguro surgirían las razones que a ello me condujeron y la historia se repetiría. Pero hoy, ahora, aquí, febril frente al monitor, me siento tan mal, tan pero tan mal, que me arrepiento incluso de mucho de lo que en este post estoy escribiendo.

A fin de cuentas… ¿De qué me sirve a mí toda esta conciencia junta si cuando ella me grite yo le voy a hacer tan poco caso?

16 Comments:

Blogger Jes dijo:

Que raro que te arrepientas de todo cuando te sentís mal. Bah, raro no, curioso.
Yo me arrepiento siempre de gastar en boludeces los billetes chicos y después cuando quiero comprar cigarrillos voy con un billete de $10 y no tienen cambio... FUCK!!!!! se que siempre me pasa lo mismo y lo sigo haciendo...
Y de cosas más serias seguro también, pero para qué recordar?

martes, julio 11, 2006 12:00:00 p. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

NO! cuando me siento mal, yo no me arrepiento de nada porque TODA la culpa la tiene el cosmos, Dios, el universo o los espíritus burlones que me pusieron vaya a saber qué cosa para enfermarme. Así que me dedico a putear.
También pienso en Nacha Guevara y me paro frente al espejo a repetir "yo me siento bien, yo me siento bien, yo me siento bien", así que cómo nunca funciona, también Nacha Guevara se liga sus buenas puteadas.

Y que te mejores nene.

martes, julio 11, 2006 12:34:00 p. m.  
Blogger Cronida dijo:

Ah! Maldita voz de la conciencia... Día a día me trabo en una salvaje lucha con ella. Yo se que muchas veces sus consejos rebozan de sabiduría pero, por desgracia, casi siempre encuentro una manera de ganarle. El problema es que no me siento orgulloso de mi victoria... Y después vienen los remordimientos. Generalmente me pasa esto con las cosas que DEBO pero NO QUIERO hacer (tambien en viceversa: NO DEBO pero QUIERO).
Mis ahorros desaparecen de manera rapidísima... Los gasto en vaya a saber que cosa. Por mas que diga "esta vez guardo la plata" siempre la termino usando.
Tendría que estudiar un poco más, pero siempre encuentro algo para hacer. A los finales llego con el tiempo justo.. "Ah... si con lo poco que estudié me fue bien, si estudio mas me va a ir de 10"... Pero siempre termino llegando con el tiempo justo.

Yo soy la excepción a "el hombre aprende de sus propios errores". Bah, por ahi aprendo... Pero no me hago caso je.

martes, julio 11, 2006 1:47:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Compota: Hay que recordar, creo que es la clave de la evolución favorable. Poco más que nuestra memoria, los hombres somos.

Cronida: Pepe Grillo debe estar revolcándose en su tumba.

Cosmo: He dejado los insultos e improperios para actividades que los necesitan indefectiblementes, como penales que pegan en los palos y extravíos de dinero. Para lo demás mucha fuerza insultante no me queda.

Y creo que a Nacha Guevara mucho no le importa que la insulten... siendo inmortal y todo eso.

martes, julio 11, 2006 2:11:00 p. m.  
Anonymous deapoco dijo:

me encantó, y es cierto todos estuvimos ahí, y quedan varias anécdotas del "destino"

martes, julio 11, 2006 2:23:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Posteeme alguna. Pero deapoquito...

martes, julio 11, 2006 2:54:00 p. m.  
Blogger Marina dijo:

Jaja te entiendo, me pasa principalmente después de una noche en la que tomo y empiezo "nunca mas, nunca mas" como buen cuento de Poe...
Pero como diría el dicho popular, "¿Quién te quita lo bailado?"
Cuando te mejores vas a pensarlo con mas calma
Hablando de eso, que te mejores! Tomá mucho ibuprofeno que es tu amigo!

martes, julio 11, 2006 3:30:00 p. m.  
Blogger Goyitrina dijo:

Arrepentirse es una especie de perdida de tiempo, pero casi todos lo hacemos. En mi caso lo que de verdad me pone la conciencia a pincharme el cerebro es mi bocota. Sufro de decir cosas que se que no debo, peero, solo me acuerdo luego de que salen. Lo peor es que usualmente las digo en voz alta T_T...

martes, julio 11, 2006 4:29:00 p. m.  
Anonymous rist dijo:

Yo pase por algo asi cuando conoci a mi 2° ex... en ese momento pense: "Que estoy haciendo aqui?" "En que me meto?" en fin.. le di para adelante y me fue para el culo!!! Pero en ese momento estaba seguro que hacia algo que no me convenia, pero que lo queria hacer igual. Saludos. Leo tu blog aunque nunca di mi opinion... esta vez si porque me paso!!! jaja

martes, julio 11, 2006 4:49:00 p. m.  
Blogger Cruella De Vil dijo:

Mantirula:
Ayy!
No sabe cómo lo entiendo!
Toy con tos, feíta feíta.
Lo bueno...




hoy y mañana me quedo en casita.
Wiiiiiiii!
=P

martes, julio 11, 2006 5:44:00 p. m.  
Blogger Pvncho dijo:

jajaj, muy bueno, me hace acordar mucho a un amigo, que le decís "che venite a comer" y contesta "no, porque hace frío" y no es que es una excusa, el tipo después se enferma de verdad. Yo le digo que es la cabeza, encima pobre cada vez que sale sale con culpa. A mi tb me pasa pero en menor medida que mi amigo, por eso lo cargo a él, porque me siento identificado. Bueno... te entiendo....

martes, julio 11, 2006 10:00:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Marina: el alcohol es una muerte lenta. No tome, a menos que no tenga apuro, ya ve usted como es la cosa...

Goyitrina: Usted debe ser de esas personas que agradecen el chat. Como yo, aunque lo he dejado de utilizar.

Rist: Bienvenido oficialmente, entonces. Gracias por opinar, y que se repita.

Cruella: Como la envidio.

P@ncho: Lo suyo es cruel. Con amigos como usted, ¿quien necesita remordimientos?

miércoles, julio 12, 2006 8:08:00 a. m.  
Anonymous malena dijo:

yo siempre tenia arrepentimientos en las primeras citas.. un cincuenta por ciento de las primeras citas se llevaba un arrepentimiento mio a los veinte minutos.que hago aca, si daban algo buenisimo en la tele, como no la llame a fulanita que hace anhos que no veo.. porque no me quede a ayudarle con las tablas a mi nene, cosas asi..
despues me arrepiento con la ropa.. generalmente me arrepiento con una bikini grandota que tengo.. que despues me la tengo que estar enrrollando para tomar sol y digo p.. como no he traido la bikini brasilera de tiritas..
o me arrepiento cuando me corto el pelo, encima me suenho con el pelo largo un par de dias, y casi lloro cuando me despierto.pero esa es fija asi que no me lo corto mas desde un par de anhos.
y me arrepiento cuando escucho musica que me recomienda una persona que quiero mucho pero que no tiene nada que ver conmigo en el tema musical.. y yo le hago caso y bajo lo que me recomienda.. y asi me clavo.
por lo demas, intento no arrepentirme de nada mas..
por ejemplo, de haber cometido este comment.

miércoles, julio 12, 2006 4:35:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Entiendo lo de arrepentirse tras un corte de eplo. Por lo general cuando veo a un actor que tenía el pelito semi largo, al estilo Yoni Dep o Keanu Ribs, me deprimo. Y me sueño con pelo largo.

Cambie de actitud: Las primeras citas no son para arrepentirse. Las últimas, por otro lado...

jueves, julio 13, 2006 8:26:00 a. m.  
Blogger Nikka dijo:

La pasó bien Mantis? Con su novia, digo. Si la respuesta es sí, pues cada vez que estornude o se suene los mocos, recuerde alguno de esos momentos. No se va a curar, pero va a sentir que valió la pena :o)

No se arrepienta tanto amigo, que con su última frase dio en el clavo.

Chauchas y palitos...

domingo, julio 16, 2006 6:57:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

No se preocupe, Doña... ya se me pasó

lunes, julio 17, 2006 8:16:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home