miércoles, julio 12, 2006

Nos olemos luego

Yo por Dentro

De vez en cuando siento olor a saquitos de té. Así nomás, del aire circundante. No a té preparado, sino al saquito cuando está en la caja, que por cierto tiene un tufillo más agradable. Podría ser un tumor en el cerebro, pero prefiero creer que es otra cosa, como por ejemplo: un duendecito que trafica té en hebras y vive en una casita dentro un tumor en el cerebro de otro. Porque la idea de un duende traficante viviendo dentro de un tumor me parece graciosa. Los duendes o los tumores por separado, no.

Sin embargo, el mejor olor de todos es el olor de mi campera de cuero. Gracias a la generosidad de una de mis tías y a unas pequeñas reservas económicas mías, pude adquirirla a mediados del año pasado, tras desearla durante toda mi vida. Me encanta saber que la hicieron a medida, me hace sentir importante. No la uso seguido, porque para ir a trabajar es mucho y para hacer empanadas en casa es demasiado. Pero me la pongo para salir si me lo permiten el clima y los horarios (esa campera no se arriesga esperando colectivos). Un afluente de este aroma es el de mi billetera, suerte de camperita que abriga mis miserables monedas y tickets restaurant.

También hay un pseudo-olor que no debería gustarme pero lo hace, y es el que dejan todas las marcas y clases de cigarrillos cuando se mezclan. No me refiero al humo, que me da asco, sino a ese espectro que se impregnaba en cierto tipo de establecimientos a los cuales yo solía asistir con toda la frecuencia que me fuese posible: los viejos salones de videojuegos. Si les parece, diremos que tiene olor a niñez de metas claras y definidas: llegar al final de situaciones como el “Captain Commando” o el “Final Fight”. Es olor a “¡Hadooken!” (abajo, diagonal abajo-adelante, adelante y cualquier botón de puñetazo).


El segundo es el de la Navidad. Para mí, la combinación del olor a pirotecnia, el asado y los jazmines hacen de la Navidad lo que es. O lo que fue, para mi pesar. Algunos lo llamarán olor a verano, pero las navidades de cuando era niñito (léase gordo, exitoso, pobre en stress, abundante en familiares directos y muy feliz) tienen ese olor salpicado del tabaco con chocolate que fumaba mi vecino.

El tercer mejor olor es el de una ojota nueva. Supongo que es por lo característico de ese aroma, inconfundiblemente gomoso, azulado y rectilíneo. Bueno, así lo dibujaría yo. Algunos hablan del olor a auto nuevo, pero si lo he olido, no lo recuerdo. Mis chances de tener ojotas nuevas son siempre mayores a las de tener un auto nuevo considerando que no poseo auto viejo, pero sí ojotas viejas, y creo prudente el aferrarme a lo más cercano. Aunque en este caso lo más cercano es el teclado de mi pc, logicamente, y si me aferrase a él, este post se vería contaminado con incoherencias como las que uno tipea involuntariamente cuando abraza el teclado. Por ejemplo:

ic{fjperogjin-wp{r9tjwrht645684r6t48grtyhhhhhhhhhhhh.

Confieso que hay un aroma que me reservo, porque es muy especial y me recuerda a un momento en particular que puedo compartir con una sola persona. Pero supongo que a ustedes les sucederá algo parecido…

33 Comments:

Anonymous deapoco dijo:

morí con el olor a ojota nueva.
a algunos nos pasa que relacionamos recuerdos de personas o de lugares y hasta de momentos con olores.
Y a veces recordar a alguien viene acompañado por ese perfume propio que hace que la sensación pegue en el cuerpo, casi mágico.
me encantó el post.

miércoles, julio 12, 2006 10:18:00 a. m.  
Blogger Marina dijo:

wow, ayer a la noche mientras miraba por la ventana y sentia el olor a lluvia pensé: "mañana me levanto y escribo un post sobre los olores"
jajaajaja casualidades! o quizas no, ayer habia mucho olor lindo en el ambiente, quizás te paso como a mi y por eso se te vino a la mente.
Pero como no me ofendo si otro opina sobre lo mismo, en breve postearé lo que pensaba postear. Asi que me guardo los comentarios para mi post.
Saludos!

miércoles, julio 12, 2006 10:24:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Deapoco: Me encanta que le encante. A fin de informar, agregaré que se ha comprobado que la memoria olfativa es una de las más confiables en el hombre.

Marina: Este post está escrito y guardado desde hace más de una semana. Lo posteé hoy porque mi lucidez mental no es la mejor, debido al dolor de cabeza y el resto de los síntomas gripales. Llámelo responsabilidad bloggera, si se quiere.

Pdque yo ayed estaba desfdiado, y no sentía olod a nada.

miércoles, julio 12, 2006 11:21:00 a. m.  
Blogger ^Lena^ dijo:

Me hiciste piantar un lagrimon =)olor a ojotas nuevas! ese olor es de cuando era chiquita, y empezaban los preparativos para irme con mis viejos a santa teresita.. que lindo =)

miércoles, julio 12, 2006 11:43:00 a. m.  
Blogger Jes dijo:

De todos los que nombraste mi preferido es el olor a navidad. Eso que a vos te pasa con el olor a té a mi me pasa con el olor a fideos con manteca. Cada tanto siento ese olor pero tan concentrado que es feo. Coincide con las veces que usan lavandina o algun limpiador en mi casa, por ahi son parecidos o por ahi estoy demente.
Ayer cuando salí del laburo había olor a pasto mojado porque había llovido, creo y acá hay mucho pasto... que rico!

miércoles, julio 12, 2006 11:58:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Lena: No llore, que bastante afortunada era, recibiendo ojotas nuevas ante cada vacación. Yo tengo unas pantuflas que creo nos costaron doce mil australes.

Compota: Alguien alguna vez me había explicado que ciertos limpiadores con amoníaco generan un efecto parecido al de la manteca fundida, tal vez sea eso. Podría usted probar baldeando la cocina con manteca noissette, para ver si siente olor a lavandina.

Pero recuerde, podría ser un tumor.

miércoles, julio 12, 2006 12:08:00 p. m.  
Blogger Pequeña y Perdida dijo:

El olor a pucho mezclado con perfume de hombre me hace acordar mucho a mi abuelo.


Pero mi olor preferido es el olor a rúcula. Pruebe cortar una hojita de rúcula y sienta ese perfume amargo e hipnotizante. Y sí, es probable que se deba a un tumor.

miércoles, julio 12, 2006 12:55:00 p. m.  
Anonymous Lala dijo:

Las ojotas nuevas: un 8. El olor a ropa de cuero: espectacular.
Es verdad eso de la memoria de los olores.. el arroz con pollo me hace acordar mucho a mi abuelita, aunque el que yo hago no le llega ni a los talones.
El mejor olor, el mas gratificante y el que espero nunca olvide: el olor de mis tres hijos segundos después de haber nacido cuando los pusieron sobre mi pecho. Snif!

miércoles, julio 12, 2006 1:34:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Pequeña y perdida: El olor a rúcula es muy interesante. Lamentablemente, yo creo que es casi idéntico al olor de la radicheta, y ninguna de las dos cae simpática a mi paladar.

Me pregunto si el olor de su abuelo será parecido al olor de otros abuelos. Porque el abuelo que llegué a conocer no fumaba, y de seguro olía a asado, mucho no me acuerdo.

Lala: No se imagina usted cuanto extrañaré los olores de los guisos de mi madre cuando ella ya no esté(hoy cumple años, salúdenla), todos ellos saturados de laurel a más no poder.

BTW, el olor a hijo nuevo debe ser impresionante.

Consideremos, eso sí, que el olor a campera de cuero es el olor a hijo viejo que sienten las vacas... ¿o no?

miércoles, julio 12, 2006 1:54:00 p. m.  
Anonymous Lala dijo:

No, no, no, no y no... jajajaja.. Todos son olores ricos y agradables: la goma, el cuero, hay quien muere por el olor a nafta, también me gusta mucho el olor a "bronceador" (así se decía cuando era una teen). Pero no mezclemos los olores de las comidas que hacen nuestros seres queridos y los olores "personales" que esos si, son dificiles de olvidar.
FELIZ CUMPLE A LA MADRE TUYA y dale un asueto hoy .. que no cocine guiso, comprale una pizza!!

miércoles, julio 12, 2006 3:36:00 p. m.  
Blogger Marina dijo:

Feliz cumple a tu madre.

Y me mató lo de las vacas y el olor a hijo viejo!!!! supongo que el olor a cuero las hará sentir mal... lo voy a recordar la próxima vez que vea una vaca, no llevaré cosas de cuero.

Y bueno, igual sigue siendo una casualidad que lo haya posteado hoy =P y una lástima que estuviera resfriado, fue un día de olores lindos ayer.

miércoles, julio 12, 2006 4:01:00 p. m.  
Blogger Zoimanzanita dijo:

Primero como es debido: feliz cumpleaños madre de Mantis!!!
Ahora sí.

Justamente hace un mes o mes y medio que hablaba de la memoria olfativa; como es posible que ciertos aromas nos transporten a lugares, a contextos, a épocas o nos inunden de imágenes.
Hay olores que me hacen llorar a gritos, internamente hoy en día, porque hace un tiempo era literal, y no es el de las pescaderías como cita Neftalí en Walking Around, ese más bien me revuelve las entrañas. Ahora puedo usar cierto perfume que antes usaba una persona que falleció, pero hubo un tiempo en el que no podía olerlo, y simplemente hacerlo me llevaba a un estado depresivo, peligroso fue cuando iba por la calle, y el viento me lo trajo a la nariz. Ahora la parte de la depresión ante ese olor está erradicada.
Hay otros olores, como el olor a cebolla que me encanta, porque es el olor a cebolla nítido al comienzo pero luego mezclado con lo salado de las lágrimas, el olor a café de la mañana, a veces quemado, el olor a libro nuevo y a libro viejo, ambos tienen algo de particular y me remiten a las ediciones que leí de cual o tal libro o a las bibliotecas, o librerias.
Me gusta el olor a fósforo recién encendido más que a fósforo apagado, a mandarina, a nafta, al cigarrillo apagado, a masa cociendose en el horno, a vino.
Particularmente el olor a navidad ya no es el mismo en mi vida, pero estaba signado en primer lugar por el olor a humedad de una casa antigua con los aromas de toda la comida.
Un beso grande, la pasé bomba con los deja vù olfativos, tendría que haber ido al médico para que me saque la pituitaria así no escribía tanto
Besote

miércoles, julio 12, 2006 4:05:00 p. m.  
Anonymous malena dijo:

te falto el olor a pan en la madrugada, cuando volves de un recital o de bailar y pasas por la panaderia ..ese mata..
y el de la navidad, para mí es el de la heladera del día siguiente, con el clericó medio fermentado, el chancho supercondimentado y los sanguchitos , todo hecho para no cocinar hasta las visperas del anho nuevo. No hay una manzana o un yogur esos días en la heladera..todo comida de navidad.
el olor a bebé , tambien, vas a visitar a amigos y desde la puerta ya sabés que tienen un bebé por esa mezcla de colonia gessell con aceite johnson, leche de madre, panhales y esa transpiracion de bebé parecida a la pascualina la saltenha.
olor feo? no hay cosa peor que el olor de bigote de viejo.. me acuerdo de una clienta que me contó que lo dejó al marido por eso..

miércoles, julio 12, 2006 4:28:00 p. m.  
Blogger cualquier boludo dijo:

El título me hizo acordar a una sátira que vi en SomethingAwful.com

5th sense... "I smell dead people"

miércoles, julio 12, 2006 5:12:00 p. m.  
Blogger El Dandy dijo:

A mi me gusta el olor del napalm por las mañanas.

Ehh, no, eso lo escuche en una película.

A mi me gusta el olor a nuevo o viejo de un libro.

miércoles, julio 12, 2006 7:38:00 p. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

A mi, más que el olor a "navidad", me gusta el "olor a primavera" que lo asocio con días medio húmedos, cálidos y a árbol de Paraíso.
El del café en paquete, que hace que me den ganas de comérmelo a cucharitas.
Y el olor a bosta de caballo, juro por Dios que para mí es olor vacaciones y lo asocio indefectiblemente con el mar y mi adolescencia.
El que siento a menudo es el olor a tuco. Se ve que alguna vecina maltrecha se la pasa cocinando tucos y por culpa de ella nunca puedo hacer dieta.

miércoles, julio 12, 2006 8:02:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Justamente hace un par de dias, me paso de tener un subito "recuerdo olfativo". Iba caminando por la calle y senti ese olor a cafe recien hecho, pero medio quemado, tipico de los hoteles con desayuno (medio berretas, obvio) y juro q me dieron ganas de llorar. Sera por q me recuerda a vacaciones familiares, o escapadas romanticas a la costa... Sera por q estoy muy lejos de mis seres queridos (salvo uno) y especialmente emotiva...Sera q aca no son tan familiares los olores, q a ciudad nueva con olores nuevos lleva tiempo acostumbrarse hasta asociarlos con recuerdos...

jueves, julio 13, 2006 2:46:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Lala: A la vieja le cociné costeletitas de cerdo con ensalada de papas y una salsa de mostaza, mayonesa y provenzal. Quedó de rechupete.

Marina: Todos los dias son de olores lindos, no sea prejuiciosa...

Manzanita: La entiendo absolutamente. No he llorado a gritos pero sí he sentido que se me aflojaban las piernas. Déjese la pituitaria donde está, el cuerpo del hombre es el templo de Dios.

Malena: Olor de bigote de viejo... supongo que sería un viejo sucio y baboso, de hediondo mostacho. Porque de lo contrario... no sé. Igualmente le digo que me provocó arcadas lo suyo.

Cualquier Boludo: Usted es un muchacho muy perturbado. Primero remodela el blog ay ahora esto...

El Dandy: Un gusto verlo pasar. Su comentario ha sido el que más me ha gustado, tal vez por lo simpático que me cae Robert Duvall...


Cosmo: Es cierto. El olor del café da ganas de comerlo a cucharadas, así como el de la manteca de cacao incita al tarascón o la chupadita.

Anónimo: Dejá un nombre si vas a comentar, que aquí somos todos gente sana. Visítenos seguido y se va a acostumbrar a nuestros olores, que son más agradables que el olor a Lavadero de ropa nuevo.

jueves, julio 13, 2006 8:20:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Gracias a todos por los saludos a la vieja. Se los daré, aún cuando ella no pueda terminar de entender lo que es un blog.

jueves, julio 13, 2006 8:21:00 a. m.  
Blogger Jes dijo:

Estuve pensando en este post y en los olores y sé que hay un olor "del aire" que no puedo definir. Es como el del día tormentoso que dije antes con navidad y pasto mojado, mezclado con olor a sol y a día de invierno soleado (como el domingo pasado) pero no te puedo deci exactamente a qué es porque no se.
Es un olor que me transmite una paz increible, como estar acostada a la sombra de muchos árboles pensando en nada...

jueves, julio 13, 2006 10:19:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

La próxima vez que lo sientas, mandame un mail, así saco la cabeza por la ventana y te ayudo a identificarlo...

jueves, julio 13, 2006 11:03:00 a. m.  
Anonymous Lala dijo:

Por lo que veo.. nadie habló del "olorcito a asado", ese que se olfatea por las calles y que sale impertinentemente y para hacernos dar muuuuuuuucho hambre, de las obras en construcción: asadito de falda, que hacen en dos patadas los albañiles con una chapa y se come de parado, con un cacho de pan.. ahhhh... que delicia!!!And by the way y aunque esto sea comentario de otro post culinario: lindo el olor de entraña a la plancha con papas fritas...
Gordaaaaaaaaaaaa!!!!!! (pero limpita, ea, eaaaaa pepé)

jueves, julio 13, 2006 11:55:00 a. m.  
Blogger Marina dijo:

ayer intenté abrazar a mi teclado. Pero no salieron letras, se abrian cosas producto de tocar ctrl y otra tecla al mismo tiempo. Toda una frustracion, yo quería leer que salía producto de aferrarse a las cosas mas cercanas a uno.

jueves, julio 13, 2006 12:08:00 p. m.  
Blogger Cronida dijo:

De chico dormía todos los sabados en la casa de mi Bis Abuela Yeye. A partir de las 10:00Hs del Domingo ya podía oler al tuco recién hecho! Seguía durmiendo hasta las 12:30hs, hora en la que empezab a llegar toda mi familia... Esto es una costumbre que ya se perdió hace rato (gracias a los clásico quilombos familiares)... Pero cada vez que la Yeye hace su ESPECTACULAR tuco me hace acordar a esos momentos.
Muy de vez en cuanto siento olor a Capilla del Monte... Pero este olor es mas raro, porque por un instante siento que estoy en Capilla del Monte, lo que me hace pensar si en realidad no me teletrasnporté por unas milesimas de segundo jeje.

Abrazar al teclado!? Prefiero abrazar la almohada mientras duermo!

jueves, julio 13, 2006 2:05:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Bueno, que quiere... peor sería tener que abrazar el tuco en Capilla del Monte.

jueves, julio 13, 2006 2:51:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Marina: No se frustre. Con la práctica y la experiencia se aprende tanto a abrazar como a soltar.

Especialmente teclados.

jueves, julio 13, 2006 2:52:00 p. m.  
Blogger Pvncho dijo:

che es loco pero al igual que Marina hoy estuve por escribir un post sobre los olores (los tres mejores olores de mi vida). Que loco...

jueves, julio 13, 2006 5:09:00 p. m.  
Anonymous Mane dijo:

Queria pedir perdon por firmar "anonymous" anteriormente, no es q me haga la interesante ni nada por el estilo, es q basicamente no entiendo casi nada de blogs y me parecio la opcion mas simple...

jueves, julio 13, 2006 11:26:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

P@ncho: Lo suyo es grave. Vamos a terminar escribiendo todos el mismo post, lo que nos va a evitar el trabajoso deber de visitar los blogs ajenos...

Mane: Ahora me gustó más, gracias por la onda. Y huélame,. huélame... ¿vió que ricura? Es Higher de Cristian Dior.

viernes, julio 14, 2006 8:11:00 a. m.  
Blogger Nikka dijo:

mmmmm....para mí, té en hebras por favor.

mmmmm....olor a plástico nuevo.

Tendré que internarme en una granja?

Chauchas y palitos...

domingo, julio 16, 2006 6:51:00 p. m.  
Blogger Nikka dijo:

Aaaa! y a marcador indeleble....

domingo, julio 16, 2006 6:52:00 p. m.  
Blogger Carolina dijo:

Nooooo, el Captain Commando! Qué groso!

La memoria olfativa es lo más.

lunes, julio 17, 2006 12:35:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Nikka: No creo que existan granjas para eso. Igualmente, hay lugares mejores, yo si fuera usted intentaría...

Caro: Lo más son los videojuegos. La memoria olfativa viene después de ellos, este blog y la entraña a la plancha con ensalada de papa y huevo.

lunes, julio 17, 2006 8:18:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home