jueves, noviembre 16, 2006

Mas allá de la legendaria "precisa"

Yo por Dentro - Vida Diaria - Cine, tele y así

Reconozco que me reí a carcajadas cuando me enteré (leo el diario con un mínimo de diez días de atraso, siempre) de que el equipo argentino de rally (Tango Rally Team) había sido sancionado debido a alteraciones o anomalías detectadas en los automóviles fabricados por los nipones de Mitsubishi. Aparentemente, en las “bridas” se habría llevado a cabo un trabajo artesanal que permitía el ingreso de más flujo de aire, y una mejor oxigenación del motor. No tengo ni idea de lo que querrá significar todo eso, pero en mi idioma es lo mismo que decir “el deporte argentino finalmente consiguió que a un coche le diese positivo el antidoping.”

Los pilotos dicen estar defraudados, sorprendidos en su buena fe. Lo que es lo mismo que decir: la culpa es de los mecánicos. Y yo les creo, ya que la costumbre argentina es la de pichicatear al fulano, y no a los elementos que le permiten desempeñarse en la actividad deportiva. Pregúntenle a Guillermo Cañas: resulta mucho más efectivo inyectarse medio litro de nitrógeno líquido, que mandar a fabricar raquetas un poco más grandes. Además, se nota menos a simple vista y no le complica la vida al camarógrafo.

Pero lo sugerente de la cuestión (si es que vale el calificativo) es que no me sorprendió en absoluto la noticia. Y en ningún momento dudé de la culpabilidad de los cargos. Porque era posible. Y me viene pasando con prácticamente todo lo relacionado al truchaje, falsificación, escándalo, ilegalidad (pequeña o grande) o vergüenza patria. Si alguien dice que estamos traficando droga dentro de chocolates en una colonia de vacaciones, le creo. Si dice que un argentino fue detenido en España tratando de falsificar medicamentos para oncológicos, le creo. Si me dicen que el hermano de un intendente tiene un restaurant y no paga el consumo eléctrico del mismo sino que se "cuelga" y provoca bajones de tensión en toda la cuadra, le creo. Porque creo que los argentinos, por extraño que parezca, somos capaces de todo.

Funcionamos de un modo similar al de los japoneses, sólo que en lugar de diseñar robots y descubrir formas nuevas de pelar verduras o doblar remeras, le encontramos la vuelta a eso de convertirnos en un quilombo cada vez más sofisticado y colorido. Mañana, los diarios podrían publicar en primera plana fotografías de nuestro presidente nombrando Ministro de Economía a Luis Barrionuevo, declarándole la guerra a Corea del Norte y agarrándose a trompadas con el embajador de Francia (acusándolo de haber desaparecido a Julio López en una campaña de desprestigio), y no llamar mi atención.

Porque es posible. Porque en una de esas, pasa. Me pregunto si no será peligroso que yo todavía no tenga 30 años, y ya esté tan (pero tan) curado de espanto.

Etiquetas:

19 Comments:

Anonymous Mane dijo:

Lamentablemente la del enfermero q se roba los medicamentos oncologicos para revenderlos por las suyas la conozco... tristisima la "chantada" argentina...a mi tampoco me sorprende nada.

jueves, noviembre 16, 2006 9:50:00 a. m.  
Anonymous natalia dijo:

creo que ya todos lo tomamos para la risa para no llorar, porque creo que ya nada nos sorprende.
bastante triste es que nos maravillemos cuando alguien hace lo correcto, como por ejemplo encontrar una billetera con plata y devolverla!!

jueves, noviembre 16, 2006 10:02:00 a. m.  
Blogger Gustavo dijo:

Lamentablemente, ese comportamiento no es típicamente argentino. También lo sufrimos acá. Posiblemente sea rioplatense.
De este lado del Plata le dicen viveza criolla pero debe llevar otro nombre.
Podría ser el arte de ventajear al prójimo.

jueves, noviembre 16, 2006 10:05:00 a. m.  
Anonymous natalia dijo:

igual creo que no solo se aplica a la gente conocida como cañas o algun intendente, sino a la gente corriente que en algun momento trata de hacer las cosas por izquierda por que es maas facil mas barato o mas rapido.
creo que hasta que no cambiemos esa forma de pensar nada va a cambiar

jueves, noviembre 16, 2006 10:05:00 a. m.  
Blogger Pesimista Necesario dijo:

No tengo los conocimientos sociológicos adecuados como para opinar con un fundamento sostenible.

Pero, usando el sentido común, es fácil afirmar que nuestra sociedad está enferma, sí, entiéndase con el concepto propio de enfermedad: Alteración que afecta al funcionamiento de una colectividad, en este caso.
La cura... ¿quién sabe? o mejor dicho, todos la conocemos pero nadie se anima a actuar porque la frustración últimamente, en un mundo individualista y nihilista como en el que logramos, puede ser contraproducente al estatus personal.

Me extendí, pero valió la pena.
Muy bueno el artículo, Mantis.

Saludos

jueves, noviembre 16, 2006 11:19:00 a. m.  
Blogger Maurus dijo:

Si Don Mantis... ya nadie se sorprende de nada. Pero no es solo aquí... te puedo asegurar que se da en todo el mundo.
Pero truchadas hay en TODO el planeta. La plata falsificada no es un invento Argentino... los remedios adulterados no es un invento Argentino... Cualquier tipo de tráfico (armas, drogas, órganos, blancas) no son inventos Argentinos. El Dopping positivo... tampoco.
Si vos te referís a que nosotros nos especializamos más aun en dichas "artes"... no creo que sea así tampoco... ya que somos TAN boludos que siempre nos descubren las tramoyas...

Lo que si creo que es un invento Argentino es la CONSTANTE FALTA DE RESPETO y CONSIDERACIÓN hacia los demás... eso se ve y se sufre todos los días en la calle, en el trabajo... en donde sea. Hasta creo que se festeja con sonrisas cómplices el ser un HdP en ejercicio...

Creo que no somos lo peor... pero tampoco lo mejor... (si es que eso existe en este planeta, ¿no?)

jueves, noviembre 16, 2006 11:49:00 a. m.  
Anonymous eli dijo:

Bienvenido al desencanto, Mantis. Póngase cómodo que pasará aquí una larga temporada.

jueves, noviembre 16, 2006 12:00:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

excelente radiografia argentina don mantis y preparese porque somos capaces de muchas mas cosas (y casi nunca buenas)

sin saludo (hasta el final del plebiscito)

jueves, noviembre 16, 2006 12:41:00 p. m.  
Blogger Carolina dijo:

Qué sé yo, quizás sea peligroso que uno deje de sorprenderse por estas cosas, pero mientras no se acostumbre a hacerlas uno.. creo que vamos medianamente bien. Después de todo, ¿se puede sobrevivir en Argentina sorprendiéndose e indignándose todos los días por estas cosas? Creo que el "acostumbramiento" es un mecanismo de autodefensa legítimo =/ Lo importante es no perder de vista que está mal, y en caso de tener niños a mano, ayudarlos a entender la diferencia entre hacer las cosas mal y hacerlas bien, y el beneficio de hacerlas bien. Después de todo, hacer las cosas mal como las hacemos acá no es sacar ventaja, es trasladar el costo a otro lado. El tema es que somos medio pelotudos y todavía creemos en la generación espontánea.

dptpjks
De pedo te pesqué juntando kriptonita sulfatada.

jueves, noviembre 16, 2006 1:42:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Adhiero completamente al comentario de Carolina, hay que saber que existe la línea divisoria entre lo que está bien y lo que está mal (por más de que la vayamos torciendo según nuestra conveniencia). Hacer las cosas mal no es una opción, eventualmente hay un costo que tenemos que pagar. De ahí en más, uno puede acostumbrarse o no, sorprenderse o no, indignarse o no, ignorar...

Un beso a la persona detrás de la virtualidad. O será una mantis?

jueves, noviembre 16, 2006 2:39:00 p. m.  
Blogger Paulas dijo:

"lo peor para un argentino es otro argentino"

jueves, noviembre 16, 2006 2:48:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Gracias. No comento ni respondo de más extenso modo porque ando corriendo.

Saludos.

jueves, noviembre 16, 2006 2:51:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Usted no está curado de espanto, Mantis; usted no es hipócrita, eso es todo.

Yo no puedo creer que cada tanto se destapan ollas podridas que venimos oliendo desde hace años, y salta gente que dice sorprendida: "¡pero cómo, acá también había corrupción!".

Le cuento un caso específico que a usted no le va a sorprender:
-los docentes de la universidades sólo sobrevivimos a costa de publicaciones truchas en revistas truchas que publican congresos truchos. Pero esas publicaciones dan puntaje, y si usted no tiene puntaje, lo pasan por encima y otro (que tiene más puntaje que usted) le quita el cargo. Así fue desde siempre. Lo mismo pasa con la enseñanza en polimodal y en EGB; las maestras pagan cursos truchos que ya vienen con las respuestas, y lo único que hacen es tener la cuota al día. Eso les da puntaje. No saben escribir "parapléjico", pero llegan a directoras con ese sistema.

Cuando cada tanto se destapan esas ollas, todos se muestran sorprendidos: ¡las maestras haciendo eso! ¡los profesores universitarios!...

Le dejo un párrafo aparte a los consejos directivos de las universidades: están formados por los profesionales más importantes y con más trayectoria de cada universidad. Esos profesionales deciden el destino del dinero universitario pensando en una sola cosa: en ellos mismos y sus allegados políticos. ¡Tanta sofisticación, tanto doctorado, tanta experiencia, para terminar haciendo lo que siempre hacen los que hacen las cosas mal! ¿Eso pasa en las universidades? ¿En los templos del saber y de la ética? ¡Qué horror, es nuevo para mí, estoy tan sorprendido!

jueves, noviembre 16, 2006 3:26:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Ya tiene un link en mi blog. Saludos.

jueves, noviembre 16, 2006 3:32:00 p. m.  
Blogger Pitoti2 dijo:

No tiene desperdicio ni el post ni los comentarios. Particularmente el de Maurus, que quizás porque tenemos la misma edad, coincidimos en muchas cosas, gracias a haber coexistido en épocas bravas. Creo que uno no puede perder la capacidad de asombrarse, ya no de la ilegalidad en el mundo, sino que acá sea completamente impune. Si bien en todos lados ocurre, en paises civilizados, a esos tipos los enjaulan de por vida... Acá los votamos para senadores de la nacion (y nótese que lo escribí a propósito en minúscula), léase, Manzano, Menem, Alfonsin, etc. Eso es lo más increible

jueves, noviembre 16, 2006 4:55:00 p. m.  
Anonymous godsize dijo:

Mire, si el embajador de Francia se la busca, es su culpa. Aparte siempre es mejor que fajen a un francés (que por una cuestión natalicia es afrancesado) que a un ruso o un yankee. Eso es viveza criolla.

jueves, noviembre 16, 2006 7:10:00 p. m.  
Blogger Amperio dijo:

Si el compañero K. le declara la guerra a Corea del Norte, ya me lo imagino al gordo D´Elia abrazado a Kim Yong Il en un cabarute de Pyongyang diciéndole: -Se vienen los gorilas, hermano. ¡No pasarán!

jueves, noviembre 16, 2006 7:52:00 p. m.  
Anonymous el pepino peronista dijo:

Sos un gorila que lo único que quiere es torpedear la administración del compañero Kirchner. Nuestro movimiento Power Ranger propugna la eliminación llana de todos los enemigos de l pueblo. Y estás a punto de convertirte en un enemigo del pueblo, amparado en el vendepatrismo, el eje del mal, el extranjerismo, y la sinarquía internacional.

jueves, noviembre 16, 2006 9:23:00 p. m.  
Blogger Mantis dijo:

Jorge Mux: Lo del puntaje me parece abominable, sí. Haciendo tres cursos privados le pintás la cara a cualquiera que se mate aprendiendo o enseñando en serio. Y no es problema que las directoras no sepan escribir parapléjico, ya que las maestras a veces tampoco saben, los padres de los niños menos y de los tales, ni hablar.

Y sí, creo que cuando sea grande, voy a manejar una universidad, que tanto... aunque primero voy a probar volverme lider piqueteroo sindicalista, ya que te dan más plata y fierros. Y gracias por honrarme en su berenjenal personal, le será devuelto el gesto.

Pitoti2: No se haga, que Maurus tiene como veinticinco años menos que usted. por cierto, ¿donde está Manzano? ¿Sigue por ahí?

Godsize: No joda, que los franceses son los más mejores después de los ingleses, los japoneses y los espartanos. Lo quiero ver a usted cocinando como ellos...

Amperio: Me parece que a D´Elia ya no lo abraza nadie, compañero... se lo ganó a pulso. Veremos quien lo termina reclutando, porque andamos cortos de mafiosos en ciertas lides.

El Pepino peronista: A mí no me tratés de gorila porque te busco, te meto en un tacho de aceite lleno de cal, te entierro y te van a tener que buscar con una medium...

Saludos a todos.

viernes, noviembre 17, 2006 9:44:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home