jueves, marzo 08, 2007

Tony Randall

Yo por Dentro - Comestible

Me desperté pensando. Llevo mucho tiempo de no darme una vuelta por un establecimiento del tipo “tenedor libre”. No estoy seguro que sea lo que uno deba pensar al levantarse (lo más sano, no es), pero para leer otro tipo de cosas más serias e interesantes ya tienen ustedes muchos lugares.

Por si alguno de mis lectores extranjeros desconoce el término, aclararé que un tenedor libre es un lugar en el que por una determinada cantidad de dinero, uno come todo lo que quiere, autoabasteciéndose. En mi caso, uno come "todo lo que puede". Las parrillas libres le permiten a uno desquitarse con un asado variado, las pizzerías libres hacen lo suyo cobrando las bebidas a precios exorbitantes, y los tenedores libres ofrecen toda clase de platillos simples, incluyendo elementos de las parrillas y pizzerías y pasando por las pastas, los fiambres, acompañamientos y ensaladas. Se ha hecho costumbre que éstos últimos sean de origen chino, y mezclen algo de cada cultura gastronómica. Algunos incluyen la bebida y/o el postre o café. Hasta donde yo sé, los chinos incluyen también la adrenalina de saber que uno está poniendo a prueba la ductilidad y resistencia de su propio colon, exponiéndose a tomar, envuelto entre sudores fríos, ese tren fugitivo conocido como el “Expreso de las heces acuosas”. (¡Mira mami, estoy jugando a que tengo cólera!)

La cuestión es que, conmigo, el tenedor libre no gana. Siempre regreso a casa habiendo comido más que suficiente para desquitar el dinero abonado. Y podría decirse que mis victorias se deben a que lo veo casi como a un desafío. Tomaremos por ejemplo al más caro (y cercano a casa) de los que anduve frecuentando algunas veces. Ellos cobran 30 o 35 pesos (dependiendo de si es día, noche, viernes, víspera de feriado, sábado, domingo) porque creen que eso les da ganancia, que nadie va a comer 35 pesos. Incluyen una bebida y postre libre. Es lo mismo que decirme: “¡Miren a la nenita, que linda nenita, ay mírenla, pero si es Betty Boop, que no puede comer diez dólares en una sola comida! ¡Cuidado Betty, no te vayas a tropezar con el hilo de tu tampón!

Y yo no soy ninguna maldita Betty Boop. Créanme: puedo ingerir peligrosas cantidades de bondiola de cerdo, y no asustarme si en determinado momento me falta el aire. Cabe decir que sigo además, ciertas reglas cuando me arrojo a tales aventuras (me siento en una mesa cercana a los fuegos, no como pan ni ensaladas, trato de acompañar con escasa agua mineral, como rápido, mastico poco, no utilizo condimentos picantes y apunto a los cortes caros y ricos recién después de haberme sometido a un “calentamiento” consistente en jamón crudo y quesos suaves). Algunos podrán decir que comer de más te hace sentir mal, pero comer de menos en ese tipo de situaciones me hace poner peor. Voy a serles honesto: no hay forma de que pueda pensar en dormir esa noche, o siquiera formar una familia en un futuro, si me vuelvo a casa creyendo que consumí menos de 28 pesos en un restaurante de 30 pesos el cubierto. No voy a dejar que eso suceda. Porque (el día de mañana) me gustaría poder mirar a mis hijos a la cara.

Creo incluso que me sentiría bien si el lugar quebrara a la semana siguiente, sabiendo que mis excesos fueron parte y tuvieron que ver en el asunto. Es complicado.

Etiquetas: ,

16 Comments:

Anonymous eli dijo:

Gracias, Mantis, por recordarme que el viernes habré comido no más de $15 en un tenedor libre de $20 el cubierto, bebidas aparte. Qué mal me siento. Ahora explique cómo puede comer así y no volver a engordar, siendo que una va y viene por los mismos 5 kilos de acuerdo a la conducta o el desorden.
Qué bueno que pueda seguir posteando.

jueves, marzo 08, 2007 9:28:00 a. m.  
Blogger Negro dijo:

Totalmente de acuerdo. Yo soy igual, como mucho, rápido y mastico poco...

...y lo de "..me gustaría poder mirar a mis hijos a la cara."..jeje

jueves, marzo 08, 2007 9:46:00 a. m.  
Blogger El Turi dijo:

Sisi, yo empiezo, liviano, comiendo despacio, y voy comiendo despacito, pastas, fritos, parrilla, gelatina, flan, ensalada de frutas etc. Así, he llegado a estar, en mis mejores tiempos, hasta 4 horas morfando en un TL chino en palermo, de hecho, los mismos chinos del TL, se sentaron a comer con nosotros (Mi sra y yo).
Y no, NO es negocio ir a un TL y comer solo una porcion de tortilla.

Saludis!!!!!

vgumyeg!!!

jueves, marzo 08, 2007 9:55:00 a. m.  
Blogger Renegado dijo:

Una vez en mi adoescencia allá en mi pueblo (hace mucho), al pizzero se le ocurrió hacerse el moderno y se mandó un "pizza libre" pensando que la ganancia la haría con la bebida, la cual cobraba a un precio exhorbitante.
Fuimos con mis amigos (seríamos 6 o 7) y empezamos a comer. Pedimos una cerveza 3/4 para beber. UNA. Para todos. Calcula que sería medio vaso para cada uno. Seguimos comiendo. Las pizzas venían cada vez mas saladas o picantes. Pero seguíamos con nuestros medios vasitos de cerveza, mojándonos los labios cada tanto. El pizzero nos miraba con odio y sin entender (y con un dejo de tristeza por la guita que estaba perdiendo).
Comimos hasta que no dimos mas, pagamos y nos fuimos.
El secreto es que habíamos llevado un vasito de esos telescópicos escondido, y a cada rato y por turnos nos íbamos a tomar agua al baño.
El pizzero nunca mas se hizo el moderno.

jueves, marzo 08, 2007 10:46:00 a. m.  
Blogger Sylvie dijo:

Gracias por la explicación mantis, aunque con ese nombre y mi superinteligencia
post-siesta, imaginaba que se trataba de lo que aquí denominamos "buffet libre" (afrancesamiento puro).

Si todos los clientes fueran como yo, este tipo de franquicias, se forrarían...que yo solo con ver tanta comida, ya estoy que reviento.
Para más inri, soy vegetariana, por lo que si alguna vez he ido, me he tenido que hinchar a ensaladas (o sea, que más ganancias todavía para la casa).
Mi parte para usted.

Besitos.

jueves, marzo 08, 2007 11:57:00 a. m.  
Anonymous natalia dijo:

totalmente de acuerdo, aunque yo no lo pienso tanto por la cantidad sino tambien por comer cosas que en un restaurant comun no comeria ya sea por el precio o porque no gastaria plata en algo que quizas no me guste.
lo que nunca nunca hago es probar el helado, en todos es un poco de crema con colorante y sin sabor

jueves, marzo 08, 2007 12:17:00 p. m.  
Blogger Cronida dijo:

Es que mirá:

http://www.infobae.com/contenidos/305354-100439-0-El-insecto-m%E1s-salvaje

Tenés una voracidad impresionante, lo dice el infobae :P

Totalmente de acuerdo... Yo como hasta, generalmente, sentirme mal. Sino no vale la pena ir...

jueves, marzo 08, 2007 12:34:00 p. m.  
Blogger gen71 dijo:

Me saco el sombrero Mantis, ud. es todo un profesional en esto.
Tiembla Homero.

jueves, marzo 08, 2007 12:48:00 p. m.  
Blogger Caliope dijo:

Sr Mantis, lo único libre que puedo aprovechar yo, es el desayuno, de ahi en más, soy una pérdida de dinero. Por eso me casé con alguien que come el triple que yo,de esa forma NUNCA desperdicio y no me siento mal.

que quiere, yo me entretengo con el pan y las ensaladas, soy una vergüenza

Besos

jueves, marzo 08, 2007 12:51:00 p. m.  
Anonymous yampier noer dijo:

Me copa llegar a mundos incomprensibles...
El tipo que se jacta de comer mil pizzas y tener una sola birra...y se levantaba con vaso telescopico para ir al baño...y despues contento que el otro dio marcha atras..o que piense que se quiso hacer el moderno...aca todos comen para amortizar la guita?
Flan ,panchos,gelatina,milanesa,asado...poca agua por que sale mucho..y un vino en esos lugares?Cuanto sale?
Y la de arriba tiene verguenza por que disfruta el pan y la ensalada...de dond esaliron?De lost?
Yampier Noer

jueves, marzo 08, 2007 5:18:00 p. m.  
Blogger Rambo dijo:

me encanta comer en tragaderos. lo he hecho pocas veces en mi vida, unas 5 como mucho. pero la experiencia es de lo m{as surreal

jueves, marzo 08, 2007 8:16:00 p. m.  
Blogger EsLoQ`HaY dijo:

Vamos Compañero !!!
No nos venceran !!!
Asumo mi completa adiccion a los restaurantes con tenedor libre.. claro, yo no soy tan elavorado en lo que respecta a planificacion comensal, pero hago lo mio...
total, como bien lo dijiste, lo importante es saber que no perdiste dinero y que podras, el dia de mañana, ver a tu desendencia a la cara.

Slqhay.

viernes, marzo 09, 2007 12:18:00 p. m.  
Blogger Chester J. Lampwick dijo:

en mi casa la regla es muy clara: si se paga, se come.

viernes, marzo 09, 2007 7:25:00 p. m.  
Anonymous Pablo dijo:

Ah... con que así era la cosa?
Yo sólo iba a esos lugares porque no tengo que esperar por la comida...

Usualmente jamas como mucho, en ningún lugar... y todo el mundo me dice lo mismo: "Pablo, Pablo. Mirá lo que estas pagando... terminate el plato queres?"

Aquellos que me conocen, ya no me dicen nada, saben que soy un caso perdido.

viernes, marzo 09, 2007 11:12:00 p. m.  
Blogger yerbanohay dijo:

yo no como mucho pero como caro. Nada de estar comiendo papa arroz o fideos en el chino, me consumo todo lo caro, algas, carne, pulpos, rabas, hongos.. todo lo que en casa no puedo cocinar porque es caro y es dificultoso como por ejemplo pescado que despues el departamento huele a muelle en feriado por dos semanas.Miro a esa pobre gente que va a comer tallarines o milanesas o pizza(!!) y les tengo como lástima.. soy una porquería no?

sábado, marzo 10, 2007 11:58:00 a. m.  
Blogger Jorge Mux dijo:

Una vez fui con mi hermano a un tenedor libre y él se sirvió, primero, un plato enorme de ensalada de pepinos, y después un plato enorme de ñoquis blancos. Se llenó tanto que no comió postre siquiera. Debiera haber gente a la entrada de estos tenedor libre que te pregunten: ¿qué piensa comer?. Si les decís sopita o lechuga, te mandan a tu casa para que no gastes al pedo. Y si les decís "me voy a comer hasta las sillas", te mandan a tu casa porque es arriesgado dejar entrar sólo gente que come más de lo que paga. En definitiva, no deberían dejarte entrar por ningún motivo.

lunes, marzo 12, 2007 2:47:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home