martes, septiembre 26, 2006

A la eterna defensiva

Yo por Dentro - Vida Diaria

Antes de salir a tomar el tren para ir a trabajar todos los días, (mejor dicho, antes de iniciar la caminata hasta la estación) reviso que esté todo en orden. Con esto quiero decir que me aseguro de que mis pantalones y mis pertenencias se encuentran en perfecta armonía. O sea:

-Bolsillo trasero derecho: Billetera y llaves. (Colgando éstas últimas de una celdilla pasa-cinturón del pantalón)
-Bolsillo trasero izquierdo: Pañuelo de tela. (No confío en los de papel)
-Bolsillo delantero derecho: Tarjeta magnética para entrar al laburo.
-Bolsillo delantero izquierdo: Teléfono celular

A ustedes tal vez les parezca gracioso, pero a través del tiempo me he acostumbrado tanto a funcionar bajo este organizado régimen de conducta, que la más mínima alteración del mismo me abre las puertas a un mundo de desesperación. Porque si mi mano no encuentra la billetera, automáticamente se me hace un nudo en el estómago y comienzo a sudar helado, porque seguro que ME LA ROBARON EN UN DESCUIDO, y si mi mano no toca la hebilla de la funda del telefonito, es porque ME LO ROBARON O SE ME CAYÓ AL PISO PORQUE NO PRESTO ATENCIÓN, y si me falta la tarjeta, de seguro SE ME ENGANCHÓ EN ALGÚN LADO Y ALGUIEN LA VA A ENCONTRAR PERO NO ME LA VA A DEVOLVER CREYENDO QUE LE VA A SERVIR PARA ALGO, y si no están las llaves, es fija que ALGUIEN VIÓ CUANDO SE ME CAYERON Y AHORA ME VA A SEGUIR PARA ENTRAR A MI CASA, y si falta el pañuelo, es porque NO LO GUARDÉ BIEN EN EL BOLSILLO, SE ME CAYÓ, Y AHORA SEGURO EMPIEZO A ESTORNUDAR Y ME VAN A ECHAR DEL LABURO POR ANDAR COMO UN INFELIZ CON LOS MOCOS COLGANDO, y así.

Pero si la tarjeta no está, es porque me la olvidé en casa, ya que no la llevo en la billetera por miedo a que me roben todo junto. Si me falta la billetera, es porque “subió” y está en el bolsillo derecho de la campera o en el delantero derecho del mismo pantalón, junto al desobediente pañuelo. A veces se hace rogar un poco más, y es porque la metí en la mochila, donde ocasionalmente se alojan también las llaves. Y el celular suele ser izado al bolsillo izquierdo de la campera, donde no se siente su peso.

Lo peor es que (sacando la tarjeta) no puedo dejar de perseguirme ni durante los domingos. No consigo poner en “stand by” la paranoia, ni siquiera por un día. Y me gustaría saber de quien es la culpa, en estos pagos en los que uno no puede descuidarse y se halla toqueteándose a si mismo todo el tiempo cuando sale a la calle, buscando que no falte nada, y a sabiendas de que en cualquier momento, la falsa alarma va a dejar de ser falsa para convertirse en mala sangre, o algo peor.


Para peor, mi mochila tiene como cuatro bolsillos. Pero que van todos vacíos, por supuesto. Por si acaso...

24 Comments:

Blogger Amperio dijo:

Sepa, Mamboretá, que hay solución para su problema. En Chile están operando a los obsesivos a través de microexplosiones en el cerebro y el 80% de los operados reacciona favorablemente al tratamiento. El pasaje en oferta por Lan está a U$165 y puede aprovechar para comerse unos ricos mariscos. En el mundo globalizado no se cura el que no quiere...

martes, septiembre 26, 2006 9:06:00 a. m.  
Anonymous El Turi dijo:

Yo tengo la misma compulsion, y no se me hace ese nudo en el cuello sino que se me suben los H hasta el cuello y ahí se me hace el nudo. lo + graciosos de eso es que siempre(por lo menos hasta ahora),estaban en la mesa de casa o abajo de la cama. etc. otra que me sucede es que me desaparecen las cosas cuando estoy a punto de salir a laburar grrr.
Saludos!

martes, septiembre 26, 2006 9:29:00 a. m.  
Anonymous Animal dijo:

Bueno yo guardo los papeles que irán a la basura en mi bolsillo izquierdo del pantalón, de los que están a la altura de las rodillas (en un pantalón cargo)... los papeles que sirven en el derecho, y en el resto no llevo nada, me parece incómodo y siento que todo se me va a caer de ahí.

martes, septiembre 26, 2006 9:37:00 a. m.  
Blogger DEG dijo:

Yo tengo exactamente el mismo esquema completamente enfermo, sólo que agrego los puchos en el bolsillo de la camisa (y, cuando no estoy con camisa con bolsillos, nunca se dónde los dejé), y la Palm en algún bolsillo aleatorio del saco o campera, lo cual alimenta más mi paranoia de punguéo...

martes, septiembre 26, 2006 9:48:00 a. m.  
Blogger Señorita Cosmo dijo:

Yo en general trato de NO llevar cartera, cosa que es más posible en invierno (por tener bolsillos extras de sobretodo) que en verano.
Suelo llevar las llaves en la mano mientras camino por la calle.
Si no tengo donde enganchar el celular, lo llevo también en la mano (enganchado de la correita, no sea cosa que abra sin querer la mano y se me caiga).
Y a menos que tenga CERO bolsillo, jamás llevo la plata ni los documentos en la cartera (si es que la llevo), por que supongo que es lo primero que me van a robar.
Al salir de casa, mi versito irremplazable es: "llaves, documentos, plata, cosméticos, chicles, celu". EL celular está último sólo por que es un versito muy viejo y fue agregado hace unos años.

martes, septiembre 26, 2006 9:48:00 a. m.  
Anonymous celess dijo:

pff..yo perdi el otro dia mi billetera, y podria comparar esa sensacion con la de entrar en la dimension desconocida..con la musiquita y todo..yo creo que lo mas sano para no perder esas cosas tan necesarias s ser un obsesivo, lamentablemnte es asi. Si uno es
distraido como yo puede ser robado, perdido, etc.
Y cuantas probabilidades hay de que 2 veces le devuelva a uno la billetera un cartonero?????

martes, septiembre 26, 2006 9:50:00 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo:

Paradójicamente, yo tengo un ritual similiar pero por despistada, no por obsesiva.
Cuando los pantalones de mujer, no tienen bolsillos se me complica la vida, porque en general la plata no suelo llevarla en la billetera, sino suelta en los bolsillos de la ropa, mochila o cartera.
De manera muy poco inteligente, tengo en la billetera toda mi vida, documentos, tarjetas del banco, teléfonos importantísimos anotados en boletos de subte, etc.
Para las llaves, mi hermano me regaló un aparatito que hace ruido para localizarlas, pero al segundo día perdí el dispositivo localizador, asi que ahora puedo llegar a tardar 40 minutos para salir de casa, buscando un pantalón con bolsillos, las llaves, el celuar (si me acuerdo de agarrarlo) y los anteojos, que más de una vez, luego de 15 minutos de frenética búsqueda, estaban cómodamente dispuestos delante de mis ojos.
Y el último detalle, es que muchas veces, cuando ya estoy en la plata baja, vuelvo a subir al departamento para ver si cerré o no, la puerta con llave (ese sí creo que es un rasgo un poquín obsesivo).

martes, septiembre 26, 2006 10:29:00 a. m.  
Blogger Paréntesis dijo:

Es que la paranoia es algo así como el "bonus track" de los objetos, me parece.
En mi caso, viene más por el lado de perder u olvidar que por el del robo. De hecho, nunca me robaron nada y sí perdí miles de cosas...excepto que me las hayan robado y hasta hayan logrado convencerme de que las había perdido...mmmm
jaja. Besos

martes, septiembre 26, 2006 10:29:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Amperio: ¿Y usted cree que voy a sobrevivir a la paranoia de caminar en un país donde los punguistas pueden conocer otros modos de operación diferentes, tal vez mucho, mucho mas complejos e inesperados?

Nah. Me da un aneurisma en el Free Shop. Además, lo de las microexplosiones no me lo creo. Es como cuando te dicen "cirugía menor". Un tatajo es un tajo y un reviente es un reviente.

El Turi: A mi no se me desaparece nada, precisamente porque no les doy tiempo ni espacio.

Animal: Bueno, ya se entonces que si quiero afanarte, debo ir directamente a por tu mochila, donde se encuentran todas las riquezas.

Porque llevás mochila o algo, digo. ¿O viajas a dedo?

Deg: Menos mal que no fumo, entonces. Y no podría soportar viajar en el tren de las siete de la mañana llevando una palm en un bolsillo.

Supongo que por eso Dios me hizo asmático y de escaso poder adquisitivo.

Cosmo: Bueno, en algún momento va a tener que hacer implantar mas manos, porque en una el celular y en otra las llaves, pero la vida es mucho más que eso.

Celess: Supongo que depende del cartonero y de la billetera. Hágase un esquema, como algunos de nosotros. Ponga todo en lugares fijos, y desespérese nomás a la menor variante.

Lu: Eso de llevar la vida en la billetera es arriesgadísimo. Yo tengo todas las tarjetas y cosas importantes en casa, y salen solo en ocasiones especiales. Ni la tarjeta del Club La Nacion, tengo encima, por si las moscas...

Parentesis: Sabrá usted que acaba de desafiar descaradamente a las fuerzas del equilibrio cósmico con eso de que no la han robado nunca, ¿no?

Ande con cuidado.

martes, septiembre 26, 2006 10:42:00 a. m.  
Blogger Flor dijo:

Perdon que sea metidita, pero ando viendo blogs y este me gusto mucho, Mantis.
Comparto locuras parecidas, antes de salir me toqueteo bastante. Es un tac-tac-tac: los dos costados y atras. Celular, billetera (documentos adentro), cigarrilos (encendedor junto), llaves. Lo unico que me hace falta para ser feliz. Y cuando cambio de lugar alguna de las cosas y no me acuerdo, inevitablemente (antes de buscarlas bien) me largo a llorar. Generalmente por el celular.

Saludos.

martes, septiembre 26, 2006 10:54:00 a. m.  
Blogger Chancho Piluqui dijo:

Adhiero con usted en casi todo, pero sobre todo en una cosa: los pañuelos de papel NO SON CONFIABLES. Yo también tengo de tela, cosa que genera la risa de Osita, quien afirma que me compra los mismos en "tiendas para viejos"

A mí no me importa, yo soy un fundamentalista de los pañuelos de tela.

martes, septiembre 26, 2006 11:00:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Flor: Bueno... tampoco es para tanto. No llore. Y siéntase bienvenida e incitada a comentar cuantas veces le haga falta a fin de ser feliz.

Por cierto, déjese de joder y sáquele una fotocopia al DNI. Sirve los mismo y no va a tener que andar haciendo todo el trámite de vuelta en caso de afano.

Chancho Piluqui: Si, en tiendas para viejos que jamás van a andar buscando servilletitas de papel en caso de "quedarse sin".

Viejos de sabiduría diabólica que jamás van a tener que andar rogando que alguien pueda salir a secarle los mocos.

Porque un pañuelo de tela es una victorinox plegable; un zippo que jamás abandona a un alérgico al cambio de clima.

martes, septiembre 26, 2006 11:07:00 a. m.  
Blogger Animal dijo:

Si, por lo general en mi mochila están tanto mi billetera, llaves, traje para entrenar, cuchillos, sogas... en fin, lo que se usa para intimidar a la gente que roba.

Si no voy a entrenar, lo llevo en la campera que tiene bolsillos internos con cierre. Y en verano llevaré una mochila un poco más liviana.

martes, septiembre 26, 2006 11:14:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

De curiosa nomás: por qué no confía en los pañuelos de papel? Saludos!

martes, septiembre 26, 2006 11:17:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Animal: Lo que más intimida a la gente que roba, es aparentar tener menos que ellos mismos encima. Aparentando ser un indigente uno se convierte en blanco menos interesante, supongo. Así dice un conocido que se va a la cancha hecho un linyera.

Una vez nos quisieron afanar (a un amigo y a mí) cuando volvíamos de entrenar y cargábamos con todo el "equipment" samurai de exhibición. Y porque Dios es grande es que no estamos ahora ambos presos. Pero le diré que fue de película.

Magic: Le doy dos motivos:

1- Mis mocos, por lo general poseen una tenacidad estructural, cantidad y entusiasmo muy superior a la de un pañuelo de papel.

Superior a la de cualquier paquete de diez, veinte o lo que sea.

2- Los mocos salen mejor y la tela limpia sin resbalarse.

¿Me explico?

martes, septiembre 26, 2006 11:38:00 a. m.  
Blogger Magic dijo:

jaja, muy bueno lo suyo Mantis. Pero después debe ser difícil desalojar semejante montaña mucolítica de ese trozo de tela... bah, pienso en lavarlo, y se me complicaría.

martes, septiembre 26, 2006 2:58:00 p. m.  
Anonymous celess dijo:

al aguita de mi nariz le sobra con las mangas de la campera o sweter ,
ups creo que este comentario no me favorece.
igual adhiero a los fundamentalistas de los pañuelos de tela..yo tb odio los de papel..solo sirven para limpiar los anteojos

martes, septiembre 26, 2006 3:02:00 p. m.  
Blogger Araña dijo:

Yo tengo todo controladito hasta que compro bolso nuevo.
Ahí si se me arma el despelote porque nunca un bolso nuevo tiene los mismos bolsillos/cierres que el anterior.
En mi billetera no tengo nada importante.. solo es un rejunte de papeles..
La plata va desparramada en los bolsillos por si las moscas.
Pañuelo jamás: más de una vez me ha sangrado la nariz y me han prestado pañuelo.

martes, septiembre 26, 2006 3:49:00 p. m.  
Blogger Flor dijo:

Te linkeo

martes, septiembre 26, 2006 4:49:00 p. m.  
Blogger vic dijo:

no se me ponga a la defensiva por lo que le voy a decir, eh.
me si cuenta, hoy, de que me encantan los títulos que elige.
saludo!

martes, septiembre 26, 2006 5:12:00 p. m.  
Blogger Maurus dijo:

Todos tenemos un poco de esas obsesiones... Por suerte... sino hace rato que hubiese perdido la mitad o mas de mis bienes (tanto de los muebles como de los inmuebles) (donde dejé mi casa???)

martes, septiembre 26, 2006 5:34:00 p. m.  
Blogger Jaime dijo:

Hola,

sólo escribo para solidarizar con tu obsesión. Como buen virgo que soy, tengo que andar palpando mis bolsillos constantemente, además de sufrir ante la posibilidad de haber dejado la puerta abierta o haber apagado mal un cigarrillo...

Lamentablemente creo que no hay cura (aunque tampoco puertas abiertas ni incendios a gran escala).

Saludos,

J.-

martes, septiembre 26, 2006 11:58:00 p. m.  
Blogger Luciano dijo:

Yo tambien tengo mi rutina, es mas mi viejo me aconsejo tener una rutina para no andar perdiendo cosas y cuando las pierdo ando desesperado.
Somos bichos de costumbres y obsesivos.

miércoles, septiembre 27, 2006 4:34:00 a. m.  
Blogger Mantis dijo:

Magic: No, porque rara vez son mocos verdes. Casi siempre son aguitas que se quedan a vivir dentro del bolsillo donde estaba el pañuelo. Una suerte de almidón natural bacteriológico.

Celess: Para los anteojos, lo mejor es el cif y el rolli-sec.

Araña: Digamos que si un punguista la elige, en cualquier bolsillo que meta mano, encuentra dinero. Eso es casi como tentador.

Flor: Bueno, dele. Yo ando atrasado con el tema de los linkeos, tengo unos diez o doce que agregar, pero me da una fiaaacaaa... téngame paciencia.

Vic: ¡Gracias! Les dedico casi tanto tiempo como al post mismo. A veces más, aunque no se note.

Maurus: Me dicen que dejó su casa en un piringundín al que se fue una vez terminado el último encuentro de bloggers...

Jaime: Bueno, compañero, no se ponga mal. Peor sería que hubiese cura, y éste resultase ser pedófilo. Saludos, y siga con su blog, altamente recomendable para los curiosos del cine contemporáneo.

Luciano: Sep. Dicen que las cosas se pierden menos si tienen un lugar determinado y recontra pre-pre-establecido.

Tienen razón, pero lo que no avisan es que uno se hace mala sangre a cuenta y los niveles de estrés se van al carajo gratuitamente, como si ya no estuviera peluda la cosa...


Saludos a todos. A todos, todos.

miércoles, septiembre 27, 2006 8:37:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home